Autor:

 
Jorge Mario González García, detenido el pasado 2 de octubre, cumple 47 días en huelga de hambre. Desde entonces ha bajado más de 14 kilos y sufre constantes mareos y dolores de estómago.
 
"Su hígado y riñones están trabajando a la mínima capacidad", comentan sus doctores, quienes le proporcionan únicamente suero, agua y miel.
 
El viernes 22 de noviembre Mario González fue trasladado del Reclusorio Oriente —donde se encuentra recluido— al hospital de Tepepan, exclusivo para presos del Distrito Federal. Un día antes Mario firmó un documento de no intervención, con el que confirmaba su negativa a ser trasladado a algún hospital.
 
Cruz Arteaga funcionaria de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal me dijo que supuestamente el traslado de Mario fue voluntario, pero no lo creo por que el ayer me firmó un documento en el cual rechazaba la hospitalización?, explica, preocupada, Nuria Ramírez, compañera de Mario.
 
Cruz Arteaga señaló a Contralínea que no puede proporcionar información sobre el caso.
 
Al joven de 21 años se le practicaron estudios de orina, sangre y rayos x; sin embargo, se negó a recibir alimento, por lo cual, hoy se cumplen 47 días de la huelga de hambre que inició el 8 de octubre pasado.
 
No obstante, Nuria Ramírez, teme que en algún descuido, Mario sea alimentado por vía intravenosa. "Él aceptó únicamente el suero, pero no el alimento. Si el líquido que le inyectan es de color blanco significa que lo estarían alimentando contra su voluntad y rompiendo su huelga".
 
Mario fue detenido el pasado 2 de octubre cuando se dirigía con otros jóvenes a la marcha que conmemoró los 45 años de la matanza de Tlatelolco.
 
Los policías capitalinos le aplicaron descargas eléctricas en la vía pública para someterlo, a pesar de que no opuso resistencia. Tardo más de cuatro horas en ser presentado en la agencia 4 del Ministerio Público de Iztapalapa. Los jóvenes acusan que durante ese tiempo fueron golpeados y amenazados en varias ocasiones por los uniformados.
 
Es acusado de ultrajes a la autoridad y ataques a la paz pública, por, supuestamente, arrojar petardos y piedras desde el camión que se trasladaba a varios locales y personas.
 
Lizbeth Lugo, abogada de Mario, señala que en un peritaje realizado por agentes ministeriales no se encontró nada. Además, explica, el Gobierno del Distrito Federal se ha negado a entregar los videos dónde supuestamente Mario y sus compañeros causaron destrozos.
 
El 8 de octubre, a pesar de que la juez Marcela Arrieta ordenó la liberación de sus compañeros recluidos, a Mario se la negó por considerarlo persona con peligrosidad social.
 
"La peligrosidad social se tiene que asentar en estudios sicológicos y pruebas criminalísticas, no en lo que dice un Ministerio Público o una juez", explica su abogada.
 
Antes de ser trasladado, en entrevista con Contralínea, Mario comentó: "Hago un llamado urgente a la sociedad: no dejemos que el Estado me deje morir aquí. Al Estado no le importa que yo muera aquí dentro. Les pido que hagamos todo lo posible y lo imposible para cambiar esta situación.
 
Le expreso a la gente que no se preocupe tanto. Todavía no me muero, espero no hacerlo. Todavía tengo tiempo para seguir resistiendo y para conseguir que pueda salir bajo su debido proceso. Agradezco a todos".
 
En un video subido a You Tube el sábado 23 de noviembre, titulado #MARIOLIBRE-¡Súmate a la exigencia!, 139 personas se pronuncian por la libertad de Jorge Mario.
 
"Nosotras, nosotros, exigimos la libertad de Mario González, quien fue detenido de manera arbitraria en el transporte público el #2octMX. Lleva más de 43 días en huelga de hambre y está a punto de morir. Sumémonos a esta exigencia #MARIOLIBRE!!"(sic), señala la descripción del video.
 
Entre las 139 personas que aparecen en el video se encuentran estudiantes, niños, académicos, músicos, médicos y  actores, como Damián Alcázar, Jorge Zárate y Ana Colchero.
 
El próximo martes 26 de noviembre se llevará a cabo una audiencia sobre el caso. Compañeros y familiares de Mario que esperan una decisión favorable para que pueda salir libre.

 

Comments

comments