Autor:

Los precios del frijol, el maíz y el sorgo se desploman para los pequeños productores, al tiempo que el consumidor paga más por los alimentos, denunciaron representantes del sector agropecuario. De diferentes latitudes del país, llegaron a la Ciudad de México para exigir sus derechos, hacer un llamado a la sociedad y, una vez más, pedir ser atendidos y vistos por las autoridades federales. Llegaron con la urgencia de establecer un contacto con el ciudadano para mostrarle las condiciones de vida y de trabajo del “otro” mexicano, para llevarlo al México que poco a poco fallece.

La movilización fue organizada por el Barzón Nacional, asociación civil presente en la mayoría de los estados de la República.

El llamado que hicieron a las autoridades federales fue claro: ordenar de manera urgente el mercado agroalimentario y procurar un pago justo por las cosechas.

La caravana se integró por labriegos de Chihuahua, Durango, Zacatecas, Guanajuato, Morelos, Hidalgo, Jalisco, Oaxaca, Puebla, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala, Veracruz y el Estado de México.

Paseo de la Reforma se vio saturada por los productores que, a caballo, protestaban ante la injusticia que los está matando. Fue una manifestación llena de energía: el sector que le da fuerza al país se expresó, bailó, exigió e intentó sensibilizar a una ciudad que vive día a día sin reflexionar esta problemática que es de vital importancia para el desarrollo económico y social del país.

 

 

 

 

 

  Fuente: Contralínea 361 / 17 de noviembre de 2013

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

Comments

comments