Autor:

Extraordinario, el más reciente libro del politólogo Jorge Lofredo, La generación Aguas Blancas. Organizaciones clandestinas armadas mexicanas. El adjetivo no alude sólo a la información que se vierte y al análisis agudo de Lofredo. También, a que en sólo un volumen se recoge la palabra de ocho organizaciones revolucionarias político-militares activas en México, aquellas que, aparentemente, cuentan con mayor presencia en la República Mexicana, sólo detrás del Ejército Zapatista de Liberación Nacional: el Ejército Popular Revolucionario (EPR); el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI); las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP); el Comité Clandestino Revolucionario de los Pobres-Comando Justiciero 28 de Junio (CCRP-CJ28J); el Movimiento Revolucionario Lucio Cabañas Barrientos (MRLCB); la Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TDR-EP); la Brigada de Ajusticiamiento 2 de Diciembre (BA-2D), y la Organización Insurgente 1 de Mayo (OI-1M).

 
La obra de Lofredo se inscribe en un aspecto de la historia contemporánea de México, uno de aquellos sobre los que menos luz se arroja: el de las luchas armadas de emancipación. Lejos de otras obras de la misma temática, donde lo que prevalece es la información proporcionada por las agencias policiacas o de seguridad nacional –civiles o militares–, en La generación Aguas Blancas hablan los grupos guerrilleros. A través de esta información obtenida de primera mano, Lofredo busca reconstruir y explicar la historia de toda una pléyade de grupos guerrilleros que en algún momento confluyeron en una sola organización –el EPR– y que son algunas de las expresiones contemporáneas de una opción de cambio político, social y económico de México que inició en 1965 con el ataque al cuartel militar de Madera, Chihuahua.
 
En el libro se da cuenta de las coincidencias pero, sobre todo, de las diferencias ideológicas, estratégicas, tácticas e, incluso, personales que las han separado. También de los intentos que algunas han emprendido para dialogar entre ellas y coordinarse; y asimismo de las luchas fratricidas y las posturas irreconciliables de otras, que cada vez las alejan más y, al parecer, nunca más les permitirán volver a caminar juntas.
 
A través de las entrevistas con los grupos guerrilleros se puede concluir que sí, como bien titula el libro, todos ellos son parte de una generación (la generación Aguas Blancas); pero también que en muchos casos su coincidencia fue frágil y que lo que los unió (a veces sólo la geografía: las sierras y selvas de Guerrero, Oaxaca, Chiapas y Veracruz) fue sustancialmente menor a todo lo que los separaba.
 
El libro también deja en claro la distancia que existe entre el amplio y diverso movimiento guerrillero mexicano y la oposición electoral (por lo menos desde el punto de vista institucional). Los mexicanos que han optado por la insurrección armada como vía de cambio político y social no cuentan con algún tipo de representación en el Congreso mexicano o en las esferas de la lucha política abierta (más allá de algunos casos específicos y esporádicos que no dejan de ser coyunturales).
 
Organizado en siete capítulos, un apéndice, una nota preliminar y un prólogo del antropólogo Gilberto López y Rivas, La generación Aguas Blancas deja ver la resistencia, el arraigo popular, el trabajo persistente y la fuerza moral de las expresiones guerrilleras mexicanas; pero también sus miserias, sus desviaciones, su desorganización y su falta de herramientas para explicar aspectos de la realidad actual. Ya en el prólogo, el doctor López y Rivas se sorprendía de que las organizaciones entrevistadas no tuvieran nada que decir sobre los pueblos indígenas como tales (no enganchados en un sector o una clase social abstracta).
 
El libro, editado por el Centro de Documentación de los Movimiento Armados (Cedema, referente indiscutible para los estudios sobre la guerrilla en América Latina), está disponible en la dirección electrónica www.cedema.org/ver.php?id=5836.
 
La edición virtual –informa Jorge Lofredo– es, por el momento, la única disponible. Lo anterior, con el objetivo de que llegue “a una mayor cantidad de interesados en la materia”.
 
Sobre la presentación de las entrevistas con cada una de las organizaciones armadas, Lofredo apunta: “He optado por [presentarlas] sin edición ni mutilación (como información pura y dura), para que cada lector tome la información contenida y compilada ahí de la forma que más crea necesaria, conveniente y útil. Estoy seguro [de] que su contenido es valioso para quienes se interesen en el tema en forma directa e indirecta”.
 
En efecto, el libro es un valioso documento para estudiosos de las ciencias sociales y antropológicas; pero también para todos aquellos interesados en el devenir histórico –tortuoso y punzante– de uno de los países más desiguales del mundo, donde a diario lacera el contraste entre la opulencia más escandalosa y la miseria más perturbadora.
 
El libro de Lofredo es una ventana hacia el México profundo. Tal vez en él estén las claves que expliquen qué resortes son los que falta presionar para que se genere una masiva insurrección armada. Siempre lejos, siempre cerca, ahí está, real y justificado, el México Bronco.
 
Ficha bibliográfica
 
Jorge Lofredo, La generación Aguas Blancas. Organizaciones clandestinas armadas mexicanas, Cedema, 2013, 307 páginas. Disponible en: www.cedema.org/ver.php?id=5836