Nuestros lectores

Autor:

Denuncian prisión por razones políticas

El 2 de octubre pasado, Mario González García fue detenido junto con 10 compañeros más en el transporte público. Cuando éste llegó al Centro Histórico (exactamente en la calle 5 de Mayo esquina con Isabel la Católica) fue interceptado por varias patrullas; la policía bajó a todos los pasajeros (hombres y mujeres) y se llevó detenidas a 11 personas en un acto de completa arbitrariedad.

Mario y otros compañeros detenidos mantenían un plantón afuera de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México [para exigir su reincorporación como estudiantes de esa casa de estudios]. Días antes de su detención, habían sido amenazados por el rector José Narro, quien les pidió abandonar el plantón que aún se mantiene afuera de la Rectoría y desistirse de todo aquello que demandan (amenazándolos con que su situación jurídica agravaría de no atender a ello). Hay que aclarar que todos los compañeros que participan en ese plantón han sido víctimas de una constante campaña de desprestigio, criminalización y persecución política. Por ello se puede suponer que los compañeros fueron seguidos desde que salieron de Ciudad Universitaria.

Hacemos saber que por más de 4 horas, a partir de su detención arbitraria, las autoridades mantuvieron desaparecidos a los compañeros: tiempo en el que fueron torturados, no sólo por medio de golpes sino con toques eléctricos. Fue a partir de esta tortura que Mario resultó lesionado, principalmente en el brazo derecho y en la pierna izquierda, y hasta el momento no se ha recuperado ni ha recibido atención médica adecuada. Denunciamos que en el Misterio Público le fue retirado el vendaje argumentando únicamente que no podía tenerlo; después de eso lo esposaron, lo cual incrementa la lesión por la postura incorrecta del brazo.

Por otro lado, Mario González García ya había sido ilegal e injustamente privado de su libertad bajo cargos fabricados el pasado abril. En realidad el castigo que se buscaba era por sus actividades en contra de la reforma estudiantil en el CCH (Colegio de Ciencias y Humanidades); asimismo por ser activistas, él y otros compañeros de este grupo de presos han sido expulsados del CCH Naucalpan y fuertemente criminalizados por los medios de comunicación, quienes se empeñan en hacerlos ver como vándalos.

Este 2 de octubre, tan sólo nos ha mostrado nuevamente la forma de actuar del Estado ante la inconformidad del pueblo. Nos ha mostrado que estamos bajo un Estado represor que es capaz de manipular los procesos de los detenidos; los “delitos” de nueve personas que se encontraron en la agencia 44 del Ministerio Público en Iztapalapa (y los de los otros compañeros) fueron fabricados y manipulados, y como ya todos sabemos, Mario, junto con seis compañeros, fue trasladado al Reclusorio Oriente el 4 de octubre, donde no dejaron de ser torturados física y sicológicamente.

La jueza 19 de Delitos No Graves determinó la fianza de cada uno en 130 mil pesos. A partir de ese momento no sólo el Ministerio Público pidió que a Mario no se le concediera libertad bajo fianza, también los medios de comunicación se dieron a la tarea de desprestigiar al compañero, al sacar a relucir su “reincidencia”, además de acusarlo de robo y de la toma de Rectoría (situación que carece de sentido, porque Mario estaba en prisión en ese momento). A pesar de todos estos impedimentos, al compañero se le concedió la libertad bajo fianza, la cual trató de pagarse el fin de semana, pero al no haber guardia en los juzgados correspondientes se pagó el lunes 7 de octubre junto con la de los otros ocho compañeros. Ésta fue aceptada sin inconveniente por la juez. La cual en ningún momento expresó a los familiares la existencia de algún problema, a pesar de que existía.

En la madrugada del martes 8 de octubre se esperaba la salida de los siete compañeros aprisionados en el Reclusorio Oriente (en ese momento las compañeras recluidas en Santa Martha también estaban siendo liberadas). Aproximadamente a las 3 de la mañana sacaron a los compañeros al patio que da a la salida. Cabe aclarar que en todo momento Mario fue llevado por dos custodios arrastrado, agachado, esposado y con la cara cubierta. Mario en ningún momento fue liberado. Lo sacaron por una puerta dentro del mismo reclusorio para inmediatamente ingresarlo a otra. Esto es obviamente un daño sicológico muy fuerte para nuestro compañero a quien en ningún momento se le dio explicación alguna de lo que estaba sucediendo, no se le dijo jamás por qué estaba siendo retenido y tratado de esa forma. Mientras todo esto sucedía, toda reja del reclusorio se encontraba custodiada por granaderos. Fue después de un buen rato de presionar a las autoridades del reclusorio para que proporcionaran la información que se acercaron dos personas, que dijeron ser del Área Jurídica del Reclusorio. Éstas expresaron que se cumplió la orden de la jueza de “aparentemente dejar a Mario en libertad”, esto entre comillas, ya que una persona no puede ser puesta en libertad bajo las condiciones anteriormente descritas; también dijeron que se había retenido a Mario por existir una orden de aprehensión en su contra. Esta reaprehensión se giró por parte de la misma jueza por la acusación del Ministerio Público, que argumentó una supuesta sustracción de la justicia y le revocó la libertad bajo fianza. Lo cual no fue notificado en ningún momento a la defensa del compañero a pesar de encontrarse en el juzgado en el momento de la notificación misma.

Aclaramos que nunca hubo sustracción, puesto que él sí estuvo preso, pero fue liberado legalmente. La actitud de la jueza y del Ministerio Público son una clara muestra de la ola represiva que cada vez viene con más fuerza tratando de apaciguar la lucha social.

Denunciamos que hasta este momento a Mario no se le ha dado información con respecto a su situación; lo único que se le ha dicho es que se le revocó su libertad bajo fianza. Tampoco le habían permitido hacer ninguna llamada y han estado intentando intimidarlo con falsa información respecto a su situación jurídica.

De igual manera queremos comunicar que él manifiesta que los custodios fueron muy agresivos en su “reingreso”.

El compañero está en huelga de hambre desde el 9 de octubre por la mañana y piensa permanecer así hasta conseguir su libertad. Desde aquí afuera mostremos nuestra solidaridad con el compañero. Hay que recordar y tener siempre presente que luchar es la única respuesta digna frente a la degradación y la miseria que este sistema engendra cada día.

El precio de tener los ideales firmes nunca resulta barato, pero tenemos que organizarnos para proponer una lucha duradera, para destruir la opresión, porque llegó el tiempo de hacer factible la revolución por la anarquía. Porque siempre miraremos el mismo cielo nosotros aquí, y los presos detrás del alambre de púas.

¡Libertad a los presos políticos! ¡Que caigan los muros de las prisiones!

Combativamente: compañeros, amigos y familiares de Mario González García.

 

Cruz Negra México

 

 

Cárceles: instituciones para seguir delinquiendo

Motiva la reflexión el artículo “¿Es posible la readaptación de los presos?” Efectivamente tenemos un sistema penitenciario mal estructurado, en el cual, como siempre, los delincuentes de cuello blanco tienen el control, y dejan sin posibilidad de readaptación a las personas que casi se les obliga a seguir delinquiendo.

Felicidades por hacer público este tipo de artículos desde la óptica de quien lo vive.

Sofía López

 

 

Solidaridad con los maestros

Felicito por el artículo “Los maestros democráticos nos enseñan a resistir”. Gratitud a los maestros que siguen enseñando fuera de las aulas a costa de su propia comodidad y vida. Eso es vocación… Aprendamos las lecciones que ellos nos ofrecen. Soy habitante del Distrito Federal y pago el precio, con gusto, de la lucha de los maestros.

María del Consuelo Villalba Hernández

 

 

Se solidarizan con estudiantes que mantienen plantón en Rectoría

Señor Miguel Badillo, director de Contralínea

De la manera más atenta solicitamos la publicación del siguiente comunicado:

Manifestamos nuestra solidaridad con los estudiantes y profesores que mantienen un plantón en la explanada de la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), los cuales están demandando el desistimiento, por parte de las autoridades universitarias, de las denuncias que interpusieron ante la Procuraduría General de la República contra algunos de ellos, la reinstalación de los expulsados del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) plantel Naucalpan, el fin del hostigamiento contra la profesora Isabel Varela y el esclarecimiento del asesinato por motivos políticos de Carlos Sinuhé Cuevas Mejía, tesista de la Facultad de Filosofía y Letras.

La represión que han sufrido es por su oposición a la reforma educativa que pretende imponer el rector José Narro en el bachillerato de la UNAM, la cual busca la mercantilización de la educación pública, subordinándola a los intereses de quienes detentan el poder económico en el mundo, y la formación de estudiantes que sirvan sumisamente al modelo neoliberal.

Asamblea Emergente del Che, Consejo General de Huelga (CGH) Arquitectura-UNAM, Colectivo Telefonistas Zapatistas, Grupo de Acción Revolucionaria, Honorable Casa Nacional del Estudiante, Sector Nacional Obrero y de Trabajadores Adherentes a la Sexta, Unión de Lucha Anticapitalista y 41 firmas más de colectivos estudiantiles yorganizaciones sociales y personas en lo individual

Responsable de la publicación:

Miguel Ángel García Álvarez, profesor titular de tiempo completo en el Departamento de Matemáticas, Facultad de Ciencias, UNAM

 

 

Afores: la desesperanza

Gracias por la investigación “Afores en bonanza, trabajadores en la incertidumbre”. Sólo queda preguntarnos en manos de quiénes estamos, qué autoridad nos protege ante la falta de ética y profesionalismo para administrar los fondos de los trabajadores. Cada cuatrimestre nos informan de las comisiones que nos quitan y de los rendimientos negativos que se perciben. ¿A dónde vamos a parar y qué les vamos a dejar a nuestros hijos?

José Zavaleta Aguilar

 

 

Unadm: contenidos superficiales

Felicito por el artículo “Unadm: el fraude educativo del calderonismo”. Soy estudiante de la institución. Confirmo que existen todos los errores que se señalan en el texto. Pero hay uno más: el material que se proporciona no es tan amplio para poder aprender los temas de las materias; es muy escueto y superficial. En ocasiones, en una sola página, supuestamente se ve todo un tema y quedan muchas dudas, las cuales, supuestamente los facilitadores las deben aclarar, pero en lo que mando mi correo y en lo que me contestan, si es que lo hacen –que a mí en lo personal nunca lo han hecho–, se pierde tiempo y se acumulan las tareas. No existe la interactividad alumno-facilitador.

Yo mandé un escrito a la institución en el que señalo estos puntos y respondieron que se tomarían en cuenta, pero sólo en eso quedó. Toda vez que el sistema es a distancia, deberían dar más material para ser entendible, ya que no se tiene un maestro a la mano para que guíe, explique o aclare dudas. De verdad que tengo interés en terminar una carrera, pero todo esto desmotiva y crea un alto grado de deserción. Ojalá puedan dar un vistazo al material para que saquen sus propias conclusiones. Sobre todo en los ejercicios de laboratorios y en los programas de simuladores de física he tenido que repetir varias veces tres materias porque me desanimo, no entiendo, no avanzo, me atraso, no continúo y, obviamente, no termino.

Gracias por la atención. Aunque me identifico plenamente, solicito a Contralínea no revele mi nombre por temor a represalias académicas. Quedo a sus órdenes.

Juan N

 

 

Administrativo, principal problema de la Unadm, considera

Estimado Roberto:

Veo que ha documentado lo suficiente su artículo para parecer un escrito sólido y concreto, sin embargo, como alumno del sistema de la Universidad Abierta y a Distancia de México (Unadm) me veo en la necesidad de aclarar ciertos puntos.

1. Fallas técnicas del aula virtual.

Estoy inscrito en la carrera de matemáticas y actualmente curso materias del cuarto cuatrimestre. Durante este tiempo hemos tenido algunos desfases con las fechas de inicio, pero nada grave. También se han presentado algunos errores durante la aplicación de ciertas actividades, como la visualización de imágenes o videos. No obstante, estas fallas quedan bastante lejos del panorama apocalíptico que describe en su texto. En cuanto a la calidad de la plataforma, he de decir con cierta sorpresa que se trata de un sistema técnicamente solvente.

2. Programas de estudio de nivel básico.

En efecto, las actividades incluyen memoramas, crucigramas y otras actividades que pueden resultar “pueriles” en los términos que usted maneja, sin embargo, falta mencionar el consejo del facilitador (suele recomendar otras fuentes de consulta), el criterio del alumno (sería un error quedarse con esa información y no buscar otras fuentes en libros especializados) y las fuentes de consulta que se recomiendan al final de toda unidad. Cierto, es quizás básico para un maestro en ciencias como usted, pero ¿no es jugando como se aprende?

No obstante debo agregar que durante mis cursos he tenido dos o tres materias en las que el programa no viene desarrollado en la plataforma y todo se limita a actividades descritas en un PDF. Eso sí se podría mejorar, cómo no.

Por otro lado, es cierta la existencia de páginas para intercambiar tareas, tal como existe el intercambio de tareas en cualquier universidad que usted me diga. El caso es que aquí es virtual y de acceso público.

3. Administración.

Es quizá el punto más débil del sistema. En más de una ocasión hemos tenido noticias de facilitadores que abandonan su grupo por falta de pago, pero (y es un gran pero) también he tenido la experiencia de contar con facilitadores que retoman su curso a sabiendas de la inexistencia de un contrato laboral o de un pago por su trabajo. Recibimos correos invitándonos a retomar la asistencia a la plataforma si hemos estado ausentes por más de 1 o 2 semanas. Nunca he recibido llamadas telefónicas.

Nunca he tenido una calificación reprobatoria que milagrosamente se haya vuelto aprobatoria. Acaso he pedido la revisión de una calificación final porque he creído que no fui evaluado correctamente, pero no ha pasado de ahí.

Aquí le doy la razón, pues para tener un buen sistema se debe comenzar por los cimientos: buenas condiciones laborales para los empleados y estructura institucional sólida. A la fecha seguimos sin tener una credencial que ampare nuestra condición de alumnos del sistema.

4. Universidad para jóvenes.

Es cierto, la mayoría de mis compañeros son personas que han estudiado una licenciatura previa, son mayores de edad, trabajan y tienen familia. En efecto, a la mayoría de los jóvenes no les interesa el sistema, pero eso no es culpa de la Unadm, es culpa de todo un sistema educativo podrido como el mexicano. De hecho, no recomendaría este sistema a un recién egresado de bachillerato, porque su formación requiere del contacto con el maestro, pues debe promoverse el aprendizaje sin omisión del contacto humano, tan importante en la educación. Además es necesaria una gran dosis de autodidactismo, ánimo de aprender y estudiar por cuenta propia.

5. La oferta educativa no tiene por qué cubrir totalmente las áreas sociales (ya incluye administración, mercadotecnia y otras), pues omite mencionar que algunas licenciaturas se encuentran saturadas no sólo en materia educativa, sino en el campo laboral.

Mi conclusión:

Si bien se trata de un sistema susceptible de mejoras, especialmente en las condiciones laborales de los facilitadores, la administración escolar y la estructura institucional, debo reiterar que se trata de un proyecto lejos del fracaso. He sido testigo de las mejoras en el portal, y si bien algunas asignaturas no han sido desarrolladas a fondo, tampoco he tenido el infortunio de ver cancelado algún curso.

Como mencioné previamente, es una alternativa para quienes poseen el gusto, la voluntad y el tiempo de aprender solos, quizás ello explique la edad promedio de la matrícula estudiantil.

La Unadm debería preocuparse por acelerar las mejoras en las condiciones laborales de los facilitadores. Considero que sería un detonante para hacer de este sistema un ejemplo a seguir.

Santos García, Matemáticas, Unadm

 

 

La lucha de los militares retirados

Felicito al general Samuel Lara Villa por su artículo “Es la hora de las Fuerzas Armadas”. No va a faltar alguien que diga que mi general Lara Villa está lleno de rencor y odio. Pues no. Por el contrario, en especial mi general, y muchos otros que se encuentran dando la cara, están llenos de solidaridad, entereza y dignidad, ante la pasividad de miles de militares retirados que nada más están esperando estirar la mano para cobrar y disfrutar de los logros de estos hombres aguerridos. Lo único que les falta son recursos económicos para seguir con esta lucha, pues ellos poseen de sobra lo que a todos los militares les falta, sea en activo o retirados: el valor, el patriotismo, el espíritu de cuerpo, la abnegación y la fortaleza para defender lo justo, lo correcto, y ante eso, lo puedo asegurar, el señor general Lara Villa tiene la calidad moral para opinar y decir lo que quiera, pues a lo largo de su trayectoria se dio cuenta de todo lo mal que están las cosas.

Que no se nos olvide que él fue quien inició este movimiento, y así quedará en la historia de las luchas sociales del país lo queramos o no reconocer. Así es y así será, le duela a quien le duela. Así de fácil, así de sencillo. Es esto honor a quien honor merece, así como a todos los demás militares retirados que se encuentran luchando desde el frente de batalla; mientras otros, ni por enterados de las gestiones y demás acciones que hace la Federación de Militares Retirados a su favor.

Ahora es turno de todos los demás. Estoy consciente que esto no se logra de la noche a la mañana, porque conocemos cómo actúan y piensan los militares, y contra eso hay que luchar, y ésa es la lucha más difícil: hacerlos sensibles a las necesidades de todos los que dieron su vida al servicio de la patria, y al final les dan una patada en el trasero y los dejan morir solos. Y lo peor de todo, de hambre, y con un servicio médico que de médico no tiene nada, pues todo esto está bien documentado por diversos medios de la prensa escrita que han publicado reportajes de militares en situación de indigencia, pues el miserable sueldo que les dan no les alcanza para solventar sus necesidades más elementales para poder vivir dignamente.

Ojalá y esto haga reflexionar a muchos del porqué de esta situación.

Jesús Lorenzo Hernández Pacheco

 

 

“Despierta ya, mexicano”

El artículo “Es la hora de las Fuerzas Armadas” me ha resultado muy interesante. Revela una situación de la que poco se habla. “¿Protestáis desempeñar leal y patrióticamente el cargo, así como guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen?” es el juramento que todo servidor público hace al asumir una responsabilidad. Lastima que sea pisoteado por prácticamente todos los que han decidido tomar las riendas de la administración de nuestro país, así como por aquellos que han encontrado en el Poder Legislativo un coto de riqueza y poder. Lo pisotean doblemente cuando se modifica la Constitución Política con tal de justificar el saqueo.

¿Cuánto tiempo falta para que el pueblo apático y agachón se convierta en uno activo, participativo y valiente? El tiempo se acaba y los políticos corruptos y entreguistas están regalando el país a los grupos políticos y empresariales extranjeros. Nosotros, como pueblo, ¿cuándo dejaremos de lado nuestra apatía y haremos valer la verdadera democracia? ¿Cuándo pondremos un alto al saqueo de las riquezas de nuestro país? Con nuestra actual y pasiva actitud, somos cómplices de estos traidores y entreguistas políticos. Despierta, hermano, y no seas parte de este saqueo.

Samuel Ramírez Soto

 

 

 “Por el honor de México”

¡Enhorabuena por el artículo “Es la hora de las Fuerzas Armadas”! Ya era tiempo de que se manifestara el patriotismo de los hijos de México. Allá estaremos los militares retirados. Basta de gobiernos vendidos y corruptos. ¡Adelante, mi general Lara Villa! Ahora demostraremos nuestro lema del Colegio Militar: “Por el honor de México”. Haremos que siga mereciendo ser heroico.

José Fortunato Cano Carro

“Honor, valor, lealtad y sacrificio”

Sobre el artículo “Militares retirados: un voto de confianza al nuevo alto mando”, deseo comentar: Cuando te inculcan los valores “honor, valor, lealtad y sacrificio”, desde el toque de diana hasta ponerse el sol, nunca cambiarás de bando, siempre leales a la institución y a quien la representa.

Martín Vargas Reyes

 

 

Felicitan por humor de Paso a desnivel

Muy buen cartón el titulado “Máscaras”. Es una magnífica ilustración por lo ambivalente de los más nefastos poderes fácticos. Ambos se apoyan mutuamente. ¡Y hasta redundantes! ¡Las máscaras más-caras del mundo! Ni la máscara funeraria de Tutankamón –hecha de oro– resultó tan cara.

José María Gómez Alvarado

 

 

Felicitan a Contralínea

Cada semana nos informan, documentan y sorprenden. Admiro su persistencia, porque a pesar de todos los problemas de los que han sido objeto, siguen. Felicidades.

Gracias y saludos.

Gabriel Leyva

 

Comments

comments