Autor:

Son casi 700 páginas donde el periodista y biógrafo Walter Isaacson sintetiza la obra del genio de la tecnología computacional Steven Paul Jobs Hagopian. Con la maestría de haber investigado y escrito biografías como Einstein: su vida y su universo o Benjamín Franklin and american life y otras más, Walter Isaacson recreó la hazaña intelectual de Steve Jobs en un libro seductor. Parece una novela, pero es una crónica sobre la vida y obra de este estadunidense universal que llevó la computación a la máxima realización de una revolución técnico-científica. Fue un inventor que hizo de la teoría y la práctica vasos comunicantes de lo que ahora es un moderno Frankestein en manos de usuarios que deben conocer a este genio que mordió la manzana-símbolo de todo ese mundo Apple…

Para Fausto Cepeda González

“La personalidad de Jobs se veía reflejada en los productos que creaba. En el núcleo mismo de la filosofía de Apple, desde la primera [computadora] Macintosh de 1984 hasta el iPad, una generación después se encontraba la integración completa del hardware y el software, y lo mismo ocurría con el propio Steve Jobs: su personalidad, sus pasiones, su perfeccionismo, sus demonios y deseos, su arte, su difícil carácter y su obsesión por el control se enlazaban con su visión para los negocios y con los innovadores productos que surgían de ellos […]. En otras ocasiones podía resultar terrorífico, como cundo despotricaba acerca de cómo Google o Microsoft habían copiado a Apple.”

Traducido por David González-Iglesias con una claridad que parece haber sido escrito originalmente en el idioma de Cervantes, nos muestra cómo, en un garaje, Jobs y uno o dos amigos crearon las más innovadoras máquinas que sustituirían al primer ordenador personal dirigido a los aficionados a la electrónica: el Macintosh. La animación digital. Las tiendas Apple. El iPod, para el consumo musical. El iPhone. La App Store. El iPad que dio lugar a las tabletas informáticas y ofreció la plataforma digital para periódicos, revistas, libros y videos. El iCloud, para permitir al ordenador la sincronización integral con todos los aparatos. Y la propia Apple, que Jobs consideraba su mayor creación. Todas esas creaciones aparecen en un listado al inicio del libro. Steve Jobs era hombre de bien, amante de la música, la poesía y las humanidades; la tecnología fue su factor común. Aún con su malhumor, sus sarcasmos, regaños e ironías, pasaba de inmediato a la alegría.

Era Jobs la computadora viviente a quien el cáncer “programó” para su final biológico, pero su obra perdurará en esta biografía que recorre (1955-2011) lo que ha sido Apple como empresa. Innovador en la tecnología de la computación, Jobs fue también un hombre con las contradicciones de la naturaleza humana. Sus odios y maldiciones, su entusiasmo por Bob Dylan, su dieta vegetariana, su cercanía-lejanía con Bill Gates y mucho más está en esta biografía de quien confesó: “Y muchos de nosotros queremos contribuir con algo para devolverle el favor a nuestra especie y para añadir algo nuevo al flujo de la humanidad… Esto es lo que me ha motivado”.

Ficha bibliográfica:

Autor: Walter Isaacson

Título: Steve Jobs

Editorial: Debate, 2011

*Periodista

 

  

 
Contralínea 355 / 7 de octubre 2013 

 

 

 

Comments

comments