Autor:

Beneficios por más de 2 mil 900 millones de pesos se entregan al sector empresarial a través de estímulos a la “innovación tecnológica”, mediante programas del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Los “apoyos líquidos” son a “fondo perdido”, asignados a distintos sectores, como el automotriz y el farmacéutico. Las 10 trasnacionales más beneficiadas son Katcon, Continental Automotive, Volkswagen, HUF, Cummins Filtración, Rubio Pharma, Landsteiner Scientific, Goimar, Corrosión y Protección, y Mabe

La administración de Enrique Peña Nieto subsidia “a fondo perdido” a empresarios mexicanos y extranjeros con casi 3 mil millones de pesos por concepto de innovación tecnológica.     

De acuerdo con el listado de Propuestas Aprobadas para Apoyo del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación –del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)– este año se destinarán 2 mil 929 millones 238 mil 894 pesos en subsidios a la innovación tecnológica para 603 empresas mediante 704 proyectos.

Los recursos serán canalizados a través de tres modalidades: Programa de Estímulos a la Innovación (Proinnova), Programa de Innovación Tecnológica para la Competitividad (Innovatec) y Programa de Innovación Tecnológica de Alto Valor Agregado (Innovapyme).

El monto total representa el 151 por ciento de los recursos programados para el renglón de investigación científica, de la Secretaría de Salud, el cual asciende a 1 mil 928 millones 88 mil 24 pesos, según indica el Presupuesto de Egresos de la Federación 2013.

Estos son apoyos a “fondo perdido”, apoyos líquidos: un subsidio a la innovación, complementario al esfuerzo empresarial, explica en entrevista con Contralínea Miguel Chávez Lomelí, director de Innovación del Conacyt.

En ningún caso el Conacyt apoya el ciento por ciento de los proyectos, dice, sólo del 22 al 70 por ciento. Los subsidios están condicionados a que las empresas hagan lo que dijeron que iban a hacer y se gasten el dinero en lo que presupuestaron y se les autorizó.

Innovación en duda

Los beneficios a trasnacionales superan en 227 millones 238 mil 894 pesos el presupuesto para el combate a la pobreza en Michoacán, donde la Cruzada Nacional contra el Hambre –estrategia federal para combatir la desigualdad, la pobreza extrema y la carencia alimentaria– suministró 2 mil 702 millones de pesos.

Pese a los millonarios recursos, la Evaluación del programa de estímulos fiscales al gasto en investigación y desarrollo de tecnología de las empresas privadas en México, elaborado por Ángel Calderón Madrid, investigador de El Colegio de México, indica que en el país el desempeño de las empresas privadas, así como su productividad, han crecido relativamente poco en comparación con otros países emergentes, así como con países desarrollados.

 “Este estancamiento es atribuible a que las empresas en México no suelen innovar en productos y servicios que les permitan mantener y ampliar sus mercados. Esta actitud, a su vez, se relaciona con lo poco que invierten las empresas en investigación y desarrollo tecnológico”, indica el análisis.

Aunado a ello, la Auditoría Superior de la Federación determinó que, debido a una falta de control y transparencia en la justificación de este tipo de gastos, podría haber un daño patrimonial por más de 42 millones de pesos al Consejo.

En entrevista, el funcionario del Conacyt asegura que los Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación sí cuentan con criterios de asignación y evaluación confiables; ningún proyecto que incumpla con la calidad puede ser objeto de un apoyo.

Agrega que este programa está diversificado. Tiene una clara orientación a las pequeñas y medianas empresas (Pymes), lo que ha permitido la participación de Pymes haya pasado de un 31 por ciento al 70 por ciento en las últimas convocatorias.

No obstante, son las trasnacionales las principales beneficiarias.

Las 10 más beneficiadas

El sector automotriz encabeza la lista de las empresas con más beneficios. De acuerdo con el listado del Conacyt, en primer lugar se encuentra el fabricante de convertidores catalíticos y dispositivos diésel, Katcon, SA de CV, que obtuvo 41 millones 105 mil 209 pesos mediante las modalidades Innovatec y Proinnova.

Le siguen otras cuatro empresas del mismo ramo: la alemana Continental Automotive, a cuya planta en Guadalajara, Jalisco, le fueron otorgados 36 millones de pesos; Volkswagen de México, SA de CV, beneficiada con 35 millones 983 mil 200 pesos; HUF México, S de RL de CV, con 24 millones 941 mil 80 pesos; y Cummins Filtración, S de RL de CV, con 24 millones 103 mil 157 pesos.

Dos firmas del sector farmacéutico se cuentan entre las principales subsidiadas: Rubio Pharma y Asociados, SA de CV –distribuidora de medicamentos del Grupo Ergo-Pharm Alemania Heel, y dedicada a la investigación en medicina homotoxicológica, ozonoterapia, mesoterapia estética, biopuntura–, que obtuvo 26 millones 881 mil 900 pesos; y Landsteiner Scientific, SA de CV, con 21 millones 437 mil 668 pesos.

En la lista se incluye una proveedora de Petróleos Mexicanos en Campeche: Goimar, SA de CV, que recibió 26 millones 246 mil 916 pesos. Así como la compañía Corrosión y Protección, SA de CV, a la que se le asignaron 18 millones 651 mil 513 pesos.

En tanto, la multinacional Mabe, SA de CV, destinada a la producción de electrodomésticos, se benefició con 26 millones 72 mil 660 pesos. Este subsidio lo obtuvo mediante 13 proyectos distribuidos en Querétaro, San Luis Potosí, Guanajuato y el Distrito Federal.

  

Las innovaciones

De acuerdo con el listado del Conacyt, fue por medio de la modalidad Proinnova que se otorgaron la mayoría de los recursos. Este esquema indica que para que sea aprobada la solicitud del subsidio, el monto destinado a ese rubro deberá ser igual o mayor al 10 por ciento del costo total del proyecto. Bajo este modelo, el organismo otorgó 1 mil 726 millones 88 mil 788 pesos.

Con esta característica se encuentra la principal beneficiaria de la lista, Katcon, que obtuvo recursos por 23 millones 222 mil 738 pesos mediante Proinnova; así como 17 millones 882 mil 471 pesos a través de Innovatec.

Del total subsidiado, Innovatec ejerció el 21.34 por ciento: 625 millones 108 mil 171 pesos. Este esquema de subsidio involucra a las grandes empresas que llevan a cabo desarrollo de nuevas tecnologías, cuyas propuestas pueden ser presentadas de manera individual o en vinculación.

Ford Motor Company, SA de CV, es una de las que entraron en este esquema y se le otorgaron 1 millón 616 mil 272 pesos. También Kimberly Clark de México, SA de CV, con 3 millones 494 mil 809 pesos. Así como los Laboratorios Senosiain, a los que se benefició con 6 millones 99 mil 590 pesos, sólo por mencionar algunas.

Cabe destacar que el subsidio a Senosiain es equivalente al presupuesto que se asignó al renglón de Tecnificación e Innovación de las Actividades del Sector, que ejerce la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, por 6 millones 245 mil 525 pesos.

Finalmente está la modalidad de Innovapyme, destinada a empresas micro, pequeñas y medianas que presenten propuestas de manera individual o en vinculación. A través de ésta se entregaron 578 millones 41 mil 935 pesos.

Bernardo Olmedo Carranza, del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dice que este último sector es el que menos atención y apoyo recibe por parte de las autoridades.

 “Uno de los grandes problemas del sector empresarial en México lo constituyen las más pequeñas, y de ellas las micro, particularmente. Representan algo así como el 97 por ciento de todas las unidades económicas del país y, de alguna manera, son las que sostienen la economía nacional, el mercado interno y buena parte de la generación de empleo. Sin embargo, se encuentran hasta cierto punto al margen de los apoyos”, dice el investigador.

Los estados con mayor retribución por estos programas

Miguel Chávez Lomelí, director de Innovación del Conacyt comenta que los proyectos vinculados tienen una calificación mayor y, en esta convocatoria, el 91 por ciento de empresas hizo alianza con algún centro de investigación o alguna institución de investigación superior.

Además, expone, los diseños tienen que ver con la circunstancia geográfica: los programas no están centralizados, tan es así que el total de los recursos son federales; con ello se tiene una bolsa garantizada y a partir de ahí se pueden promover la innovación.

Del listado del Conacyt se desprende que las empresas instaladas en Nuevo León fueron las que más recursos obtuvieron. Mediante 63 proyectos, se asignaron 304 millones 811 mil 426 pesos. En esa entidad se ubican Katcon; la estadunidense Nutec Bickley, SA de CV, cuyo subsidio fue de 9 millones 181 mil 310 pesos; y Química Pumex, SA de CV, dedicada a la producción de poliuretano, a la que se le asignaron 9 millones 74 mil 263 pesos.

Jalisco fue la segunda entidad a donde llegaron más subsidios, con 53 proyectos a los que fueron suministrados 272 millones 732 mil 780 pesos. En el estado se instalan empresas como Continental Automotive Guadalajara México, SA de CV; Servicios y Suministros en Informática, SA de CV, con 15 millones 500 mil pesos; y Tecnología Ambiental Biomex, SA de CV, con 12 millones 709 mil 813 pesos, ésta dedicada al mercado de los residuos industriales peligrosos.

El Estado de México está en el tercer lugar en la distribución de los subsidios. A esta demarcación llegaron 54 proyectos subsidiados con 238 millones 636 mil 753 pesos. La empresa Landsteiner Scientific, SA de CV, encabeza la lista con 13 millones 836 mil 474 pesos. Le sigue Laboratorios Tornel, SA de CV, con 13 millones 710 mil 485 pesos, y Resortes y Partes, SA de CV, con 12 millones 977 mil 500 pesos.

El cuarto lugar lo ocupa el Distrito Federal, al que se destinaron 238 millones 541 mil 960 pesos por 65 proyectos. Las empresas radicadas en la capital del país fueron las que más proyectos presentaron para 2013, según puede verse en la lista del Conacyt. Entre éstas Vitalmex Internacional, SA de CV, con 18 millones 400 mil 611 pesos; Sustentabilidad en Energía y Medio Ambiente, con 14 millones 731 mil 86 pesos; y Procesar, SA de CV, por 14 millones 626 mil 714 pesos.

Le siguen las de Coahuila: Suministros Termo Electromecánicos, SA de CV, con un subsidio de 13 millones 417 mil 784 pesos; Nutec Fibratec, SA de CV, con 7 millones 686 mil 848 y Manufacturas Zapalinamé, SA de CV, con 5millones 986 mil 760 pesos.

El investigador Olmedo Carranza cuestiona la entrega de estos recursos pues, dice, habría que replantear los programas y ver qué tan útiles son los subsidios.

 “No sé en qué áreas, específicamente, se beneficiarán las grandes empresas con esos subsidios para la innovación, pero se justifican con la supuesta difusión y transferencia de las innovaciones, que a través de ellas se van al sector de las [pequeñas y medianas] que las proveen de insumos nacionales. ¿Qué impacto tiene eso sobre el sector manufacturero, por ejemplo, cuando en México no contamos con una industria automotriz propia, nacional, que pudiera verse beneficiada de esta supuesta transferencia tecnológica y de innovaciones?”.

Salvedad en el dictamen de la ASF

De acuerdo con la Auditoría Financiera y de Cumplimiento 11-1-3890X-02-03 54, elaborada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), podría existir un daño patrimonial por 42 millones 505 mil 568 pesos, debido a que los documentos con los que se comprobaron los gastos de los recursos entregados no fueron justificativos.

El máximo órgano de fiscalización del país determinó evaluar el Programa Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación debido a que: “En revisiones anteriores se identificó que el Conacyt emite lineamientos para este tipo de programas que no especifican los requisitos para la selección de los beneficiarios, ni define cómo se acreditarán los méritos de las personas físicas o morales a las que se les otorgan los apoyos y tampoco establece criterios de calidad, pertinencia y relevancia. Por otra parte, los beneficiarios incumplen los plazos de comprobación de los apoyos otorgados establecidos en los convenios de asignación de recursos”.

El dictamen de la ASF, incluido en el Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2011, fue emitido con salvedad en la revisión del programa en este año fiscal.

En éste, el máximo órgano de fiscalización del país recomienda al Conacyt que realice las acciones necesarias para precisar qué gastos son elegibles para los rubros de Prototipos, Modelos a Nivel Piloto, Escalamiento a Nivel Planta Piloto y Evaluación de Prototipos, y evitar la discrecionalidad en la aceptación de los gastos.

Además, le solicitó que fortalezca sus mecanismos de supervisión para que los beneficiarios apliquen los recursos en gastos elegibles del Programa Innovapyme, conforme a los términos de referencia de la convocatoria y los convenios de asignación de recursos. Asimismo, que fortalezca los mecanismos de supervisión.

Lo anterior, después de presumir un probable daño o perjuicio por 5 millones 203 mil 164 pesos, ya que los beneficiarios de los proyectos 155244, 157769, 155857, 150666, 156417 y 158888 presentaron documentación comprobatoria en conceptos que no son considerados como gastos elegibles para el Innovapyme.

También podría existir un daño o perjuicio por 23 millones 955 mil pesos, ya que el beneficiario del proyecto 150958 presentó documentación comprobatoria que no es considerada como gasto elegible para el Innovatec.

El mismo caso se da en otros dos proyectos (a los que se les asignaron 13 millones 347 mil 403.18 pesos) pues no presentaron los documentos justificativos de la aplicación de los recursos que se les otorgaron.

El director de innovación del Conacyt asegura que todo “va en orden”, pues las empresas están obligadas a presentar un informe y una evaluación de un despacho externo a la empresa, además de que se hace una evaluación del ciento por ciento de los recursos que entregó el Conacyt. Esto está supervisado por todas las instancias de control, asegura.

 “Si tomas en cuenta que tenemos un promedio de 500 a 700 proyectos cada año, claramente vamos a tener, aunque sea en porcentajes muy bajos, proyectos que tienen alguna desviación, que son imputables al contexto económico en el que se desarrollan”, finaliza Chávez Lomelí.

 

Infografía:

 

TEXTOS RELACIONADOS:

 

 

 

 Contralínea 354 / lunes 30 de septiembre al domingo 6 de octubre de 2013

 

 

 

Comments

comments