Autor:

Vigente todavía por sus alcances político-electorales está el ensayo memorable de Paul Félix Lazarsfeld intitulado “La campaña electoral ha terminado”, publicado en el libro Sociología de la comunicación de masas (editorial Gustavo Gili, SA), donde el autor fundamenta su hipótesis de que “las modernas campañas presidenciales concluyen antes de empezar”. No cita el texto de Quinto Tulio Cicerón (hermano menor del célebre Marco Tulio Cicerón) Breviario de campaña electoral, por cuyas páginas corren los consejos, recomendaciones y sugerencias de Quinto a Marco, ya que este último aspiraba a un Consulado en el 64 antes de Cristo, el cual logró en competida elección en aquella Roma republicana. Está escrito como una carta, y fue traducido al español por Alejandra de Riquer en no más de 86 páginas.

Sólo hay de Quinto Tulio cuatro cartas y este Breviario “donde he juzgado conveniente explicarte por escrito lo que, día y noche, acudía a mi mente cuando pensaba en tu candidatura”, le decía a su hermano.

Por otra parte orador, abogado, senador (cónsul, pues) y erudito seguidor de Platón, Marco Tulio Cicerón debió leer el envío de su hermano menor –que los aspirantes a políticos de nuestro tiempo, dispuestos a lograr cargos de representación, deberían leer y estudiar–, porque es un tratado donde su autor no se anda por las ramas y va directo a las raíces y al tronco del árbol que, como frutos, da votos si se cultiva cuidadosamente, como “eran las contiendas electorales hace 20 siglos, sujetas a toda clase de recursos (los medios) para (los fines) ganar el voto de los electores”, escribe la traductora en su brevísima nota preliminar.

“Una candidatura a un cargo público debe centrarse en el logro de dos objetivos: obtener la adhesión de los amigos y el favor popular. […] Por último, procura que toda tu campaña se lleve a cabo con un gran séquito, que sea brillante, espléndida, popular, que se caracterice por su grandeza y dignidad y, si de alguna manera fuera posible, que se levanten contra tus rivales los rumores de crímenes, desenfrenos y sobornos, algo que no desentonaría con sus costumbres […].” Ésta sigue siendo una guía electoral tan moderna como antigua; un catálogo de fines y medios donde, como ha sido en la política, más importan los fines.

Hay dos breves notas biográficas de Marco Tulio Cicerón en la Enciclopedia de las instituciones políticas y en la Enciclopedia del pensamiento político, ambos de Alianza Editorial. Su obra más mencionada es De la República, que está incompleta y cuyas partes se publican sin el celebradísimo final. El sueño de Escipión, que se publica por separado, es mucho muy inferior al “sueño” de Maquiavelo… Es fácil encontrar el resto de las obras de Marco Tulio Cicerón en editorial Porrúa, colección Sepan Cuántos… Y en la calidad política de la carta de Quinto Tulio Cicerón, encontramos lo viejo, moderno y actual sobre el manejo electoral, de cuyas orientaciones se sirvió Cicerón para entrar al Consulado, después al Senado (donde participó en la conspiración para el homicidio de Julio César), pero nunca en la Asamblea de los poderes en Roma.

 

 

Ficha bibliográfica:

Autor: Quinto Tulio Cicerón

Título: Breviario de campaña electoral

Editorial: Cuadernos del Acantilado, 2011

*Periodista

  

 —————————————————————————–

 

 Fuente: Contralínea 349  / agosto 2013

 

 

 

Comments

comments