Autor:

A 10 días del asesinato del ambientalista veracruzano Noé Vázquez Ortiz, el Colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre se pronunció para que las autoridades correspondientes esclarezcan el asesinato del joven de 27 años y denuncian los actos de intimidación a los que se han visto expuestos.

 

Los hechos ocurrieron el 2 de agosto pasado, cuando se encontraba recogiendo hierbas para la inauguración del “X Encuentro Nacional del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder)”, llevado a cabo del 2 al 4 de agosto. Noé fue asesinado a pedradas.
 
El Colectivo hizo énfasis en la inseguridad que se vive en la región Centro de Veracruz y llamó a las autoridades a “que cumplan con su deber y atiendan las amenazas e intimidaciones que hemos recibido de forma directa en el contexto de nuestras acciones de resistencia”.
 
Además, ratificó su rechazo definitivo al proyecto hidroeléctrico El Naranjal. La obra, encabezada por el empresario Guillermo González Guajardo (hijo de Claudio X González), podría afectar a 30 mil campesinos e indígenas en Veracruz, además de trastocar el hábitat de 56 especies animales y vegetales protegidas.
 
La organización integrada por opositores, campesinos e indígenas, informó que “la empresa que promueve la instalación del proyecto hidroeléctrico El Naranjal ha realizado acciones que vulneran los derechos de las comunidades, de los propietarios y ejidatarios de cinco municipios de la región con el objetivo de comprar sus tierras, sin mediar información veraz alguna ni consultas públicas. Para ello han hecho uso de la coacción, el chantaje, la información engañosa y la intimidación hacia la población en general, creando un clima de tensión en la región. Es importante destacar que ante esas acciones el Estado ha sido omiso en su acción, lo que resulta también violatorio de los derechos humanos”.
 
Por considerarlo de interés de nuestros lectores, publicamos el comunicado íntegro del Colectivo Defensa Verde, Naturaleza para Siempre:
 
Colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre está integrado principalmente, por hombres y mujeres mestizos y nahuas, cuya forma de vida se encuentra ligada al campo
 
• Se hace un llamado a investigar los hechos en los que perdió la vida nuestro compañero Noé Vázquez.
 
• También llamamos a las autoridades a que cumplan con su deber y atiendan las amenazas e intimidaciones que hemos recibido de forma directa en el contexto de nuestras acciones de resistencia.
 
El Colectivo Defensa Verde Naturaleza para Siempre hace un enérgico llamado a las autoridades correspondientes a que se investiguen los hechos en los que perdió la vida nuestro compañero Noé Vázquez. Al mismo tiempo, hacemos un llamado a los distintos niveles y órdenes de gobierno para evitar que se repitan actos tan terribles y lamentables como el ocurrido a nuestro hermano Noé. A la sociedad civil la invitamos a apoyarnos en este difícil momento difundiendo la frase: “Todos somos Amatlán, todos somos Defensa Verde”, como una forma de solidaridad.
 
De la misma forma queremos llamar la atención para que en el contexto de inseguridad general que se vive en la región Centro del estado de Veracruz, las autoridades cumplan con su deber y atiendan las amenazas e intimidaciones que hemos recibido de forma directa en el contexto de nuestras acciones de resistencia. Ratificamos nuestro rechazo definitivo a la construcción del proyecto hidroeléctrico El Naranjal, por lo que exigimos que las autoridades federales y estatales, de acuerdo a sus responsabilidades y atribuciones, cancelen este proyecto.
 
Desde hace 2 años, la empresa que promueve la instalación del proyecto hidroeléctrico El Naranjal ha realizado acciones que vulneran los derechos de las comunidades, de los propietarios y ejidatarios de cinco municipios de la región con el objetivo de comprar sus tierras, sin mediar información veraz alguna ni consultas públicas. Para ello han hecho uso de la coacción, el chantaje, la información engañosa y la intimidación hacia la población en general, creando un clima de tensión en la región. Es importante destacar que ante esas acciones el Estado ha sido omiso en su acción, lo que resulta también violatorio de los derechos humanos.
 
El Colectivo por su parte ha intentado siempre el diálogo, y la interacción propositiva con las autoridades estatales, municipales y comunitarias, desde el punto de vista de la defensa de nuestros derechos humanos y la dignidad de nuestra lucha; es esta la manera en la que hemos querido hacer valer nuestra palabra. Las estrategias de lucha desarrolladas por el Colectivo se amparan en los derechos que marca la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos e instrumentos internacionales de derechos humanos, como el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo.
 
Previo al asesinato de nuestro hermano Noé Vázquez Ortiz, algunos miembros del Colectivo habíamos percibido y vivido ya un clima de cada vez mayor tensión e inseguridad, presente en torno a las acciones de lucha que realizamos por la defensa de nuestro territorio. El antecedente más fuerte de acoso e intimidación sufrido por miembros del Colectivo ocurrió el 22 de julio 2011. En esa fecha, integrantes del Colectivo estaban acompañados de personal de la presidencia municipal de Cuichapa. Acudimos a un sitio llamado el Sótano, perteneciente a la comunidad Barrio de Guadalupe, para cancelar trabajos de exploración de suelos que la empresa realizaba sin los permisos correspondientes. Mientras se realizaba esta actividad, en la zona se detonaron una serie de disparos al aire y se encontraron más de 60 casquillos. Ese mismo día se hizo la denuncia correspondiente ante el Ministerio Público.
 
Pero lo más fuerte y doloroso que hemos vivido como Colectivo es, sin duda, la muerte de nuestro hermano Noé, ocurrida el día en que iniciaba el X Encuentro Movimiento Mexicano de Afectadas y Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (Mapder), en la cabecera municipal de Amatlán de los Reyes, Veracruz. La muerte de Noé nos duele profundamente porque fue un ser humano maravilloso, pleno de sueños y proyectos, que vivió una vida intensa luchando por cumplirlos día a día; como Colectivo nos duele su muerte porque fue un compañero solidario dispuesto a apoyar con lo que él mejor sabía hacer, como lo demuestra el entusiasmo con el que se encontraba preparando el ritual de bienvenida al encuentro Mapder. Como Colectivo nos duele profundamente la muerte de Noé porque el sentido de nuestra lucha es la vida.
 
Por lo anteriormente expresado exigimos a las autoridades correspondientes una investigación transparente, rigurosa y exhaustiva, que permita justicia para la esposa, madre y familia de Noé, cuya vida no podrá ser igual nunca más luego de este terrible acontecimiento.
 
Las autoridades encargadas de impartir justicia deben mostrar la vigencia de nuestras leyes y no abrir el mínimo espacio a la impunidad ante actos tan terribles y lamentables. Consideramos que tener un proceso de justicia transparente y cuidadoso en el caso de la muerte de Noé, favorecerá para poder continuar nuestra digna lucha en un contexto de menor vulnerabilidad, porque vivimos un clima palpable de inseguridad.
 
Ahora los integrantes del Colectivo vivimos una situación de mayor indefensión, por lo que resulta necesario tomar medidas de seguridad provenientes de las instituciones responsables tanto del gobierno estatal y federal, a fin de garantizar a la familia de Noé y a todos los miembros del Colectivo su integridad y la de nuestros familiares. En este sentido hablamos de diversos compañeros asentados no sólo en la cabecera municipal ni las personas más visibles, sino de todos los compañeros que apoyan al Colectivo desde las comunidades y en otros municipios aledaños y que viven este clima de tensión e inseguridad.
 
Para el Colectivo, este acto de violencia ocurrido en torno a la organización anfitriona del X aniversario del Mapder representa un mensaje de intimidación. Sin embargo, tanto las comunidades amatecas como de los otros municipios que serán afectados con el proyecto de la hidroeléctrica El Naranjal, hemos mostrado ya un claro rechazo a su instalación a lo largo de este proceso de lucha que se ha sostenido ya por más de 2 años. Esto se muestra en todas las acciones que como Colectivo hemos realizado desde que nos enteramos de la existencia de este proyecto, algunas pruebas son las actas de asamblea que los ejidos han hecho negándose a la venta de tierras, y las más de 14 mil firmas que como Colectivo enviamos al gobernador del estado de Veracruz rechazando este proyecto.
 
Textos relacionados:
 
 
 
 
 

 

Comments

comments