Autor:

 

En su comunicado más reciente, el Partido Democrático Popular Revolucionario-Comandancia General de Ejército Popular Revolucionario (EPR) señala que el nuevo gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto debe responder por las desapariciones forzadas en México.
 
El EPR demanda la presentación con vida de sus militantes Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, detenidos desaparecidos en la ciudad de Oaxaca el 25 de mayo de 2007.
 
En las vísperas del sexto aniversario de los hechos, el EPR señala que el responsable es el Estado mexicano y no sólo el gobierno en turno. Por ello aunque las desapariciones ocurrieron durante el sexenio de Felipe Calderón, la actual administración de Peña Nieto debe presentar con vida a los militantes eperristas y a los demás desaparecidos del país.
 
Por considerarlo de interés, Contralínea reproduce el comunicado de manera íntegra.
 
 

Comisión de Prensa del PDPR-EPR

 
Al pueblo de México
A los pueblos del mundo
A los organismos no gubernamentales defensores de los derechos humanos
A las organizaciones populares y revolucionarias
Alos familiares y amigos de todos los detenidos desaparecidos del país
 
¡Hermanas, hermanos, camaradas!
 
La detención-desaparición forzada ya sea por motivos políticos o sociales es un crimen de lesa humanidad cometido por el Estado mexicano. Independientemente de los funcionarios en turno, de los ejecutores materiales y autores intelectuales, sin importar jurisdicción y territorio donde se cometa, la responsabilidad recae única y exclusivamente sobre el Estado mexicano, sus representantes y administradores en turno. Es una política de Estado que va más allá de los tiempos sexenales y del color que tome el partido político electoral burgués en la junta administrativa en turno.
 
A seis años de la detención-desaparición de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, crimen de lesa humanidad al igual que los más de 60 mil que existen en el país permanecen impunes y bajo el silencio ominoso del gobierno mexicano. El gobierno encabezado por Enrique Peña Nieto es corresponsable directo al representar al estado mexicano actualmente.
 
Peña Nieto, todas las instituciones y sus funcionarios, también son responsables al desarrollar una política criminal premeditada donde la indolencia, la manipulación de la información y los sentimientos de los familiares de las víctimas; la perversidad para mantener la impunidad e inmunidad de autores intelectuales y materiales; el burocratismo, el hostigamiento y la revictimización constante de amigos y familiares son  política de gobierno cuyo objetivo que persigue es el desgaste, cansancio y el olvido de quienes luchamos por la presentación de los detenidos-desaparecidos.
 
¡El actual gobierno pretende eludir su responsabilidad jurídica y política; por tanto histórica! El gobierno de Peña Nieto al igual que el genocida de Calderón recurre al terrorismo de estado como forma específica de opresión al pueblo, para inhibir conciencias y la protesta popular, con el propósito de paralizar la movilización de amigos, familiares, compañeros y sectores del pueblo que reclaman la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos de ayer y hoy.
 
Los detenidos-desaparecidos son parte del pueblo sin distinción de banderas y trincheras políticas, de su origen y condición social, crimen de Estado que constituye un agravio permanente hacia el pueblo, herida que no cicatrizará hasta verlos con vida y en libertad. La exigencia de su presentación con vida, con nombre y apellido, es un deber de todos aquellos quienes nos asumimos como mujeres y hombres progresistas, luchadores sociales y/o revolucionarios. En esta noble lucha no hay lugar al miedo, al cansancio, mucho menos la renuncia y abandono de esta exigencia popular.
 
Nefasto papel juegan los que se dicen de izquierda, comunistas y revolucionarios al guardar silencio cómplice, doblar banderas para negar la solidaridad por la militancia política del detenido-desaparecido y hacer eco de la criminalización que se hace desde el estado contribuyendo por comisión u omisión a los mismos objetivos de éste: desacreditar, deslegitimar para aislar, asesinar y olvidar.
 
En la lucha por la presentación con vida de los detenidos-desaparecidos toda forma de lucha es válida y legítima para que no se sigan cometiendo estos deleznables crímenes de lesa humanidad, se juzgue a los responsables y se presente a todos los detenidos-desaparecidos por motivos políticos y sociales del país.
 
Un saludo revolucionario y un sincero reconocimiento a quienes han roto todo tipo de barreras al sumar esfuerzos para exigir la presentación con vida de todos los detenidos-desaparecidos de ayer y hoy; de manera específica a los que nos han dado su valioso apoyo al exigir la presentación con vida de nuestros compañeros Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, que a pesar del hostigamiento del aparato de inteligencia y represivo no han dudado ni se han detenido en brindar su solidaridad.
 
¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!
 
¡Por la presentación de todos los detenidos desaparecidos de ayer y hoy!
 
¡Por la revolución socialista!
 
¡Vencer o morir!
 
¡Por nuestros camaradas proletarios!
 
¡Resueltos a vencer!
 
¡Con la guerra popular¡
 
¡El EPR triunfará!
 
Comité Central
 
del
 
Partido Democrático Popular Revolucionario
 
PDPR
 
Comandancia general
 
del
 
Ejército Popular Revolucionario
 
CG-EPR
 
 
 

 

Comments

comments