Autor:

⇒ Parte III: ¿Hacia la unión de las dos facciones palestinas?

 

 

Salam Fayad, ahora exprimer ministro de Palestina, renunció el pasado 13 de abril. El anuncio abre nuevas posibilidades para la unión, señalan facciones políticas palestinas. Además, el reconocimiento como de Palestina como Estado observador en la ONU ofrece una opción para la solución del conflicto en Oriente Medio. Sin embargo, “mientras la derecha gobierne en Israel, no habrá una salida en el corto plazo”, comenta especialista

 
Después de 6 años en el cargo, Salam Fayyad, ahora exprimer ministro de la Autoridad Nacional Palestina, renunció al cargo el pasado 13 de abril por tensiones con el presidente palestino Mahmud Abbas, quien aceptó la renuncia. Por ello se espera que en breve el presidente nombre a un nuevo primer ministro.
 
El nuevo primer ministro contará con un plazo de 3 semanas para formar un nuevo gabinete. El movimiento Al Fatah (que controla Cisjordania) aseguró que el presidente convocará a comicios electorales en próximas fechas. Sin embargo, el Movimiento de Resistencia Islámico Hamas (cuya zona de influencia es la Franja de Gaza) ha comentado que no existe interés de Mahmud Abbas para formar un gobierno de coalición, toda vez que no han sido convocados para ello.
 
Jaled Al Batch, líder de la Yihad Islámica Palestina, considera la dimisión de Salam Fayyad como una oportunidad de reconciliación entre las distintas organizaciones palestinas. “Si la dimisión de Fayyad lleva a desarrollar la reconciliación, será un signo positivo; de lo contrario, la división crecerá y será muy difícil encontrar una solución”.
 
La dimisión del primer ministro se da a escasos 5 meses de que la ONU reconociera a Palestina como Estado observador no miembro. El pasado 29 de noviembre, 138 países integrantes del organismo, entre éstos México, votaron a favor de la inclusión de Palestina como Estado observador. Hubo 41 abstenciones y nueve votaron en contra, entre los que destacan Estados Unidos e Israel.
 
El embajador de Palestina en México comenta que la votación de esta nación es un rasgo positivo para estrechar relaciones entre ambos países. “A pesar de que la votación de México se dio 2 días antes de que Enrique Peña Nieto fuera investido como presidente, estamos convencidos de que él tuvo mucho que ver para que el voto fuera favorable para nosotros”.
 
Munjed Saleh menciona que lamentablemente 1 año atrás, México se abstuvo en la votación para incluir a Palestina como miembro pleno en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, a pesar de no ser éste un organismo político.
 
“Yo agradezco en nombre del presidente Mahmud Abbas, del pueblo de Palestina y personalmente a Enrique Peña Nieto por la votación. El nuevo gobierno de México se percibe sensato, patriota y con una política bien asentada y bien fijada, en la cual habrá una apertura muy grande al exterior y estamos seguros de que Palestina tendrá un lugar preferencial en el trato entre ambos países para el desarrollo de éstos.”
 
A pesar de la unidad entre los palestinos provocada por el reconocimiento en la ONU, las facciones políticas siguen sin reconciliarse, observa Érika Aguilar Silva, maestra en estudios de Asia y África por el Colegio de México.
 
La especialista indica que “en mayo de 2012 hubo un acuerdo de reconciliación, el cual no ha podido llevarse a la práctica y evidencia una división al interior. Mientras esto no cambie, o si los gobiernos de derecha siguen gobernando Israel, se ve difícil una salida pronta al conflicto”.
 
De acuerdo con Aguilar Silva, se tienen que resarcir las heridas provocadas por las incursiones militares de Israel, sobre todo reconstruir la infraestructura de Gaza, destrozada en la Operación Pilar Defensivo. Aunado a esto, es necesario repuntar la economía de la región mediante el cese del bloqueo marítimo y terrestre que ha impuesto Israel desde que Hamas ganó las elecciones en 2006.
 
“Gaza es la prisión al aire libre más grande del mundo y la densidad de población es alarmante. Tenemos que empezar por sanar las heridas que aún siguen abiertas”.
 
Al respecto, el activista Scott Campbell señala que a pesar de haber transcurrido 64 años del inicio formal de la ocupación, el pueblo palestino se niega a abandonar la lucha.
 
“La gente digna nunca se rinde. Debemos de apoyar cualquier lucha justa con la que nos encontremos.”
 
Para la elaboración de este trabajo se solicitó entrevista con la Embajada de Israel en México, a través Dolores Purón, del Departamento de Prensa. Luego de 1 mes de gestiones y hasta el cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta.
 
 

Infografía:

 
 
 
⇒ Parte III: ¿Hacia la unión de las dos facciones palestinas?

 

 
 
 
TEXTOS RELACIONADOS:
 
 
 
Fuente: Contralínea 335 / mayo 2013