Autor:

Al menos 53 militares han sido enviados por el gobierno de México, durante los últimos 26 años, a adiestrarse con las Fuerzas Especiales Kaibil del Ejército de Guatemala. De ellos, 39 regresaron con la boina púrpura y el parche negro-amarillo que los acredita como kaibiles. Los restantes no superaron el rudo adiestramiento. Uno murió por paro cardiaco mientras recibía la instrucción. Durante el sexenio de Felipe Calderón, sólo fueron considerados para el curso los efectivos de la Semar

Parte I: Kaibiles mexicanos al servicio de… ¿la patria?
[contextly_auto_sidebar]
De 1987 a la fecha, 39 militares mexicanos han egresado del Curso Internacional de Adiestramiento y Operaciones Especiales Kaibil, que imparte el Ministerio de la Defensa Nacional de Guatemala. De ellos, 29 fueron enviados por el Ejército Mexicano y 10 por la Armada de México; ninguno por la Fuerza Aérea Mexicana.
De acuerdo con el coronel de infantería diplomado de Estado Mayor Érik Escobedo, jefe del Departamento de Prensa y vocero del Ejército de Guatemala, han sido 39 los mexicanos egresados del curso kaibil, “tanto del Ejército [Mexicano] como de las unidades de infantería de marina de la Armada [de México]”.
En entrevista con Contralínea, Escobedo –kaibil 490 e instructor en los cursos kaibil que el Ministerio ofrece a guatemaltecos y extranjeros– asegura que los mexicanos “han tenido un desempeño formidable, bastante eficiente; incluso, en alguno de los cursos internacionales, hasta dos oficiales de la hermana República de México estuvieron entre los tres primeros lugares”.
Sin embargo, información oficial de las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar) de México –entregada a Contralínea por medio de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental (LFTAIPG)– da cuenta de que alrededor del 20 por ciento de los enviados por el Ejército y del 60 por ciento de los enviados por la Armada no superaron el entrenamiento: de los 37 enviados por la Sedena, 29 superaron el curso; de los últimos nueve enviados por la Semar, tres lograron concluir el adiestramiento.
“Es normal –explica el coronel Escobedo–. Casi a todos los cursos ingresan entre 40 y 50 oficiales; y de ésos, se vienen graduando entre el 10 y el 15 por ciento; tal vez el 20 por ciento. Así que esto no ocurre solamente con los oficiales de la hermana República de México; ocurre también con los oficiales guatemaltecos y con oficiales de otros países.”
El vocero del Ejército de Guatemala informa que un militar mexicano murió durante uno de los cursos. Al respecto dice: “Sí lamentamos el caso del oficial de las Fuerzas Armadas Mexicanas que falleció a consecuencia de un paro cordiaco; enviamos a su familia las condolencias del caso. Lo que pasa es que en el curso kaibil se lleva a los oficiales a vivir en los extremos físicos y sicológicos para que estén preparados física y mentalmente para todo tipo de amenazas”.
Entrenamiento militar

Soldados mexicanos kaibiles

La Sedena envió por primera vez a soldados mexicanos al entrenamiento kaibil en 1987. La vez más reciente, en 2002. De acuerdo con las respuestas de la Sedena a las solicitudes de información 0000700128011, 0000700026313 y 0000700026413 –presentadas por Contralínea por medio de la LFTAIPG–, el Ejército Mexicano envió a capacitarse como kaibiles a 37 soldados. Ningún elemento de la Fuerza Aérea Mexicana ha sido considerado para cursar el adiestramiento en Guatemala.
La información da cuenta de que entre 1987 y 1997 (que coincide con los gobiernos de Miguel de la Madrid, Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, del Partido Revolucionario Institucional, PRI) siempre hubo efectivos del Ejército Mexicano cursando el adiestramiento internacional kaibil. Entre 1997 y 2001 no envió a ningún otro. Hasta 2002, durante el gobierno de Vicente Fox Quesada, del Partido Acción Nacional (PAN), el Ejército reanudó los envíos, aunque sólo se trató de un efectivo. Y luego, durante el resto del sexenio de Fox y a lo largo de todo el de Felipe Calderón –también del PAN–, no mandó a nadie más.
En 1995, a 1 año del alzamiento indígena del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, el Ejército eligió a seis efectivos para adiestrarse como kaibiles. Se trató del mayor número de soldados enviados por la Sedena sólo en 1 año.
El desglose de la información proporcionada por la Sedena revela que el año que mayor éxito tuvo el Ejército Mexicano en el curso kaibil fue 1991, cuando los cinco efectivos enviados superaron el adiestramiento y se graduaron. El peor año fue 1988, cuando los dos efectivos enviados fueron dados de baja del curso.
Del total de 37 soldados enviados por la Sedena, 29 lograron convertirse en kaibiles y regresaron a México con la boina rojo púrpura (color de la sangre) y el parche kaibil negro-amarillo (colores que en la piel de un ofidio indican la letalidad de su veneno).
Soldados marchando

Marinos mexicanos kaibiles

Con respecto a la Armada de México, 10 marinos mexicanos se han graduado como kaibiles desde 1987 hasta la fecha, de acuerdo con información proporcionada por el coronel Érik Escobedo, vocero del Ejército de Guatemala.
La Semar sólo dio cuenta de tres efectivos graduados de un total de nueve enviados, pues la información proporcionada únicamente contempla el periodo 2006-2012. En respuesta a la solicitud de información 0001300014413, presentada por Contralínea por medio de la LFTAIPG, la Semar argumenta que no cuenta con la información previa a 2006 “por haberse cumplido el tiempo señalado para su conservación”. Por ello no se conoce con exactitud el número total de marinos enviados a cursar el adiestramiento kaibil y que no lo superaron.
La información proporcionada revela que al final del sexenio de Vicente Fox y durante todo el de Felipe Calderón, la Armada de México fue la única fuerza militar mexicana que envió efectivos a la Brigada de Fuerzas Especiales Kaibil.
En octubre de 2006, 2 meses antes de que Vicente Fox entregara el poder a Felipe Calderón, México reanudó los envíos de efectivos al Curso Internacional Kaibil. Desde 2002, ningún militar mexicano había sido enviado. Se reinició entonces la relación, aunque los únicos considerados fueron los de la Semar. Con excepción de 2008, entre 2006 y 2012 la Armada de México mandó, año con año, al menos, un efectivo.
Durante este lapso de tiempo fueron enviados nueve marinos al adiestramiento kaibil. Tres lograron graduarse. El envío más reciente corresponde al 7 de octubre de 2012. Ninguno de los dos enviados pudo concluir el curso.
Respecto del hecho de que durante el sexenio de Felipe Calderón sólo se haya considerado a los marinos para cursar el adiestramiento kaibil, el especialista en Fuerzas Armadas Iñigo Guevara y Moyano observa que el Ejército Mexicano ya habría adquirido el conocimiento que le pueden ofrecer las Fuerzas Especiales Kaibil y habría decidido desarrollar entrenamiento de fuerzas especiales en otros países.
El investigador mexicano, maestro en seguridad nacional por la Universidad de Georgetown, Estados Unidos, e integrante del Colectivo de Análisis para la Seguridad con Democracia (Casede) agrega: “el Curso Kaibil, como muchos otros, ha influido para enriquecer la doctrina de fuerzas especiales [del Ejército Mexicano]. En cuanto a la participación de la Armada, está claro que sus fuerzas especiales se encuentran en una etapa de evolución, por lo que precisamente se encuentran absorbiendo el conocimiento”.
Infografía:
Infografìa Kaibiles
  
 Parte I: Kaibiles mexicanos al servicio de… ¿la patria?
TEXTOS RELACIONADOS:
Fuente: Contralínea 335 / mayo 2013
 Contralínea 335