Autor:

Ocho ciudadanos estadunidenses, entre ellos estudiantes, fueron deportados de México en las vísperas de la visita del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a este país. De acuerdo con un comunicado del Grupo Tan Cerca de la Frontera, los ciudadanos de Estados Unidos realizaban labores educativas cuando fueron detenidos el pasado 27 de abril en Ciudad Acuña, Coahuila, por agentes del Instituto Nacional de Migración.

 
 
A decir de los deportados, fueron sometidos a un interrogatorio por 9 horas sin que se les explicaran los motivos de la detención. Finalmente, en los primeros minutos del martes 28 fueron deportados.
 
“Hemos organizado estos viajes por 14 años y nunca habíamos experimentado algo de este tipo. Estamos estupefactos e indignados,” dijo Judith Rosenberg, presidente en la mesa directiva de Austin Tan Cerca de la Frontera, una organización civil sin fines de lucro. Los ciudadanos deportados se encontraban en una visita a las oficinas del Comité Fronterizo de Obreros, una organización comunitaria que defiende los derechos de la mujer y el trabajador del lado mexicano de la frontera.
 
“Nunca se nos ofreció una explicación de cuáles eran los cargos y las penas que se nos imponían. No se nos proveyó de un traductor y nos presionaron a firmar documentos bajo la amenaza de ser detenidos en Saltillo hasta por 90 días”, señaló uno de los deportados, estudiante en la Universidad de Texas en Austin.
 
Otra deportada, la reverenda Kate Rhode, de la Iglesía Wildflower de Austin, considera que “si el gobierno mexicano presiona a señoras mayores de alguna congregación y a estudiantes de Estados Unidos sólo por haber escuchado a los trabajadores, es obvio que los trabajadores mexicanos reciben un trato mucho peor de su gobierno cuando exigen condiciones humanas y salarios justos”.
 
El grupo ha mandado una carta al Secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, y el presidente Obama pidiendo su asistencia en este asunto.
 
Barack Obama se encuentra en México, en visita oficial de dos días. Formalmente se ha dicho que el presidente estadunidense tratará con el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, asuntos económicos y de seguridad que incumben a los dos países.
 
 
 
 

 

Comments

comments