Autor:

 

 

La paraestatal Petróleos Mexicanos amplío su red de negocios “privados” en el extranjero. El llamado Grupo PMI abrió tres sucursales en los paraísos fiscales de Panamá y Singapur. También se asoció con dos empresas texanas, para construir en forma “independiente” gasoductos en la frontera de México con Estados Unidos

 
El proceso de consolidación del Grupo PMI también ha incluido la creación de sucursales y la sociedad con empresas privadas para crear nuevas compañías. Tales son los casos de la agencia de PMI Trading, Ltd, en Panamá; la de PMI Services North America, Inc, en México, y la oficina de representación de PMI Holdings North America, Inc, en Singapur.
 
Según el Libro blanco de PMI, la sucursal en Panamá se estableció por el incremento en la disponibilidad de combustóleo de exportación. Los excedentes se derivaron por la disminución de la demanda de la Comisión Federal de Electricidad, al sustituirlo por gas natural; y la producción constante de 320 mil barriles diarios.
 
Ante este escenario, justifica el Libro blanco, “PMI Trading definió una nueva línea estratégica que le permitiría contribuir a maximizar el valor del combustóleo mexicano en el mercado internacional, consistente en el establecimiento de una sucursal de dicha empresa en Panamá, para lo cual se hicieron diversas evaluaciones sobre su viabilidad económica y de factibilidad. La nueva estrategia contemplaba la renta de tanques de almacenamiento para realizar mezclas y comercializar el combustóleo tipo búnker a los distribuidores ya existentes y a las termoeléctricas de la región. Asimismo, esta estrategia permitiría disponer del volumen excedente de Pemex Refinación sin saturar el mercado de la Costa del Golfo de Estados Unidos, evitando una afectación al precio del crudo Maya”.
 
El 2 de febrero de 2007 se protocolizaron los documentos relacionados con la habilitación de la sociedad anónima denominada PMI Trading, Ltd, para abrir oficinas y hacer negocios dentro de la República de Panamá.
 
Por su parte, la sucursal en la México de PMI Services North America, Inc, se estableció el 3 de diciembre de 2008. Ese día la Secretaría de Economía autorizó a la sociedad constituida de conformidad con las leyes de Delaware, Estados Unidos, la inscripción de sus estatutos sociales y demás documentos constitutivos en el Registro Público de Comercio, para establecer la sucursal mexicana, cuya actividad es la prestación de servicios de transporte de hidrocarburos importados o de origen extranjero, a través de un ducto de su propiedad, en el territorio nacional, refiere el documento.
 
“Dicha sucursal se formalizó con la escritura 23737 del 11 de diciembre de 2008, expedida por el titular de la notaria número 174, del Distrito Federal, Víctor Rafael Aguilar Molina, en la que se hace constar el establecimiento de una oficina de la persona moral extranjera denominada PMI Services North America, Inc, representada en ese acto por su apoderado legal, Mario López Escalera Prado”, indica el Libro blanco.
 
En el caso de la oficina de representación de PMI Holdings North America, Inc, en Singapur, ésta se instaló con el objetivo de mejorar el posicionamiento del Grupo PMI en esa región. La oficina le “ha permitido incrementar su participación en el principal centro de comercialización de combustóleo y en el futuro se traducirá en un mayor valor de las exportaciones globales del producto mexicano”. Esta sucursal ofrece al Grupo PMI servicios de inteligencia de mercado, enlace con contrapartes, así como asistencia operativa y comercial en el Continente Asiático.
 

Sociedades privadas

 
Las empresas Texas Frontera, Llc, y Frontera Brownsville, Llc, son las más recientes inversiones accionarias de Petróleos Mexicanos (Pemex). La primera se estableció el 27 de junio de 2010, cuando se formalizó un contrato para establecer una sociedad de responsabilidad limitada con residencia en Delaware, Estados Unidos, entre PMI Services North America, Inc, y Magellan OLP, LP, con una participación conjunta del 50 por ciento.
 
Esta empresa tiene por objeto asegurar el acceso a largo plazo a un sistema que conecta a Houston con El Paso, Texas, Estados Unidos, para el transporte de petrolíferos y para el suministro incremental de combustibles provenientes de la refinería Deer Park (propiedad de Pemex y de la trasnacional Royal Dutch Shell).
 
La segunda compañía se creó también en Delaware, el 15 de abril de 2011, tras formalizarse un contrato entre TransMontaigne Operating Company, LP, y la propia PMI Services North America, Inc. Frontera Brownsville, Llc, tiene como fin operar instalaciones para el almacenamiento de productos terminados y derivados del petróleo propiedad de la primera empresa, con sede en Brownsville, Texas, Estados Unidos, con una participación conjunta del 50 por ciento.
 
PMI Comercio Internacional, una empresa sin transparencia
 
Por primera vez, el 15 de febrero de 2012 se solicitó la desaparición de la filial PMI Comercio Internacional en el Consejo de Administración de Pemex.
 
Fue el doctor Héctor Moreira Rodríguez, en su calidad de consejero profesional, quien expuso como un “factor de preocupación” la posible desconexión estratégica y operativa entre los organismos subsidiarios y sus filiales, consta en el acta de la 32 sesión ordinaria del Consejo de Administración, de la cual Contralínea tiene una copia.
 
El consejero propuso que el Comité de Auditoría y Evaluación del Desempeño de Pemex “analice la posibilidad de generar una propuesta para que el Consejo de Administración envíe al Ejecutivo un planteamiento donde se liquide a PMI Comercio Internacional, con la finalidad de que opere de manera transparente y alineada con la dirección estratégica de Pemex, fortaleciendo el control del Consejo de Administración, aumentando la presencia de Pemex en los mercados extranjeros y optimizando las operaciones internacionales”.
 
Contrario a esto, la gestión de Emilio Lozoya Austin, director de Pemex, ahora evalúa una propuesta para desaparecer la figura de consejeros profesionales o independientes, como parte de su estrategia para reestructurar a la paraestatal y sus subsidiarias.
 
Para la elaboración de este trabajo, se solicitó conocer la opinión de Petróleos Mexicanos. Hasta el cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta.
 
 
 Infografía:

 
 
 
 
 
Textos relacionados:
 
 
 
 

Fuente: Contralínea 326 / marzo 2013 

 

 

 
 

 

Comments

comments