Autor:

 
Armando Pérez Aragón, titular de la Notaría Pública 103 de la Ciudad de México, asesinado ayer en las calles de la colonia Polanco, estuvo involucrado en las investigaciones relacionadas con un supuesto fraude en la colección Gelman, de arte mexicano –compuesta por más de 90 obras, realizadas por artistas como Diego Rivera, Frida Kahlo, David Alfaro Siqueiros, Rufino Tamayo, Juan Soriano y Francisco Toledo, entre otros–.
 
 
Las obras pertenecieron a Jacques y Natasha Gelman; el primero, productor y amigo del fallecido actor Mario Moreno, Cantinflas. Su hijo, Mario Moreno Ivanova demandó la propiedad de esta colección y de otra, integrada por obras de artistas europeos.
 
En el proceso, el notario público fue acusado del supuesto delito de “administración fraudulenta”, llevado en la Unidad de Investigación número 4 de la Fiscalía de Procesos de lo Civil.
 
Contralínea presenta los textos que documentó, durante 2008, mientras se llevaba a cabo la causa en la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal, entonces encabezada por el ahora jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera.
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Comments

comments