Autor:

 

 

Elba Esther Gordillo Morales, presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue detenida este martes 26 de febrero por elementos de la Policía Federal en el aeropuerto de Toluca, acusada de cometer supuestamente el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita. El procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, informó lo anterior en conferencia de prensa y agregó que el sábado 23 de febrero se ejerció la acción penal contra Gordillo Morales; la orden de aprehensión se obtuvo el domingo 24, y fue ejecutada el día de hoy.

“Se concluyó la participación de la señora Elba Esther Gordillo Morales en operaciones con recursos de procedencia ilícita”, dijo el titular de la PGR. Abundó: “declaró ingresos de 2009 a 2012 por 1.1 millones de pesos, cantidad muy inferior a los depósitos investigados”.
 
La investigación se habría derivado de una denuncia que interpuso la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), luego de detectarse “movimientos irregulares” en cuentas relacionadas con el SNTE.
 
Los montos investigados ascienden a 2 mil 600 millones de pesos. La triangulación supuestamente se hacía a través de empresas y personas, incluidos familiares de Elba Esther Gordillo.
 
La Procuraduría ejemplificó algunas de las irregularidades: encontró que 2 millones de dólares en transferencias bancarias a Suiza y Liechtenstein estaban a nombre de una firma, cuya accionista mayoritaria es la madre de Gordillo Morales. Otro de los casos es desvío de recursos que terminaban en pagos de tarjetas a nombre de la propia Elba Esther.
 
Jesús Murillo Karam no aceptó preguntas y, antes de finalizar la conferencia, declaró que los recursos “debieron entrar al Sindicato, entre otras cosas, por retenciones de los propios trabajadores”.
 
Información del diario La Jornada señala que Elba Esther Gordillo Morales será trasladada en las próximas horas al Juzgado 6 de Procesos Penales Federales, con sede en el Reclusorio Norte de la Ciudad de México.
 
La columna Oficio de papel dio cuenta, en julio de 2011, de las acusaciones  cruzadas entre Elba Esther Gordillo y Miguel Ángel Yunes por desvío de recursos. Gordillo había acusado a su antiguo operador de desviar 50 mil millones de pesos del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado. Yunes señaló que Elba Esther desviaba, cada mes, 20 millones de pesos del SNTE al Partido Nueva Alianza (Panal).
 
En la misma columna, se informaba de la preocupación de Elba Esther Gordillo para blindar sus cuentas. De acuerdo con Oficio de papel del 10 de julio de 2010, Gordillo habría encargado a su colaborador Tomás Ruiz revisar sus cuentas y movimientos financieros para ordenarlos y evitar que al terminar el sexenio de Felipe Calderón fuera acusada penalmente.
 
 
 
 

 

Comments

comments