Autor:

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social, que encabezó el actual senador panista Javier Lozano Alarcón, incumplió con las disposiciones normativas relacionadas con la inspección y verificación en materia de seguridad en minas subterráneas de carbón, indica el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2011, presentado hoy por el titular de la Auditoría Superior de la Federación.

 
 
 
En 2006, 65 mineros quedaron atrapados en la mina 8 Unidad Pasta de Conchos de Grupo México. Luego de 84 meses, los restos de 63  de ellos siguen entre los escombros. El 15 de febrero pasado, la Familia Pasta de Cochos denunció que la minería del carbón sigue siendo una de las actividades económicas más riesgosas de  la industria del país.
 
La Familia Pasta de Conchos indica que al menos van 94 mineros fallecidos en pocitos, tajos y minas subterráneas de carbón, plantas de beneficio y transporte del carbón, posteriores a los 65 de 2006. Ese mismo año fallecieron 77 mineros más; otros 3 en 2007, 2008, 1; 2009, 8 trabajadores; 2010; 13; 2011, 30 y 27 mineros más en 2012, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha emitido cuatro recomendaciones en los últimos siete años.
 
El Informe revela que la dependencia cuyo titular era el actual senador panista, Javier Lozano Alarcón, “no contó con un programa anual para la inspección y verificación de las minas subterráneas de carbón”.
 
Además, “los inspectores no cuentan con la capacitación necesaria para certificar el cumplimiento de la NOM-032-STyPS-2008, por lo que la inspección y verificación que realizan no asegura el cumplimiento de las condiciones y requisitos en la materia, en las instalaciones y en el funcionamiento de las minas, situación que no garantiza la seguridad de los trabajadores que laboran en ellas”, dictaminó el equipo encabezado por Juan Manuel Portal Martínez, en la Cuenta Pública 2011.