Autor:

Mediante un comunicado, emitido este 12 de febrero de 2013, el Municipio Autónomo de San Juan Copala se solidariza con el pueblo indígena de Santos Reyes Nopala, Oaxaca, que decidió constituir su propia Policía Comunitaria.
 
 
 
En su escrito, los indígenas triquis también demandan la liberación de Mario Antonio García Luna y Marcelo Ortiz Soriano, oriundos de Santos Reyes Nopala, presos en Santa Catarina Juquila y Tehuantepec.
 
El comunicado también respalda otras luchas de carácter autonómico, como la de San Dionisio del Mar y la de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria, de Guerrero.
 
También llaman a sumarse a las actividades de conmemoración del asesinato de los defensores de derechos humanos Jiry Jaakola y Beatriz Alberta Cariño, ocurrido el 27 de abril de 2010, cuando al frente de una caravana humanitaria se dirigían al pueblo de San Juan Copala.
 
En 2007, los triquis de la zona baja de la región decidieron constituirse en municipio autónomo. Eligieron, como cabecera, a su centro ceremonial y cultural, San Juan Copala. Entraron en conflicto con las dos organizaciones que hasta ese momento de manera antagónica controlaban la región: el Movimiento de Unificación y Lucha Triqui y la Unión de Bienestar Social de la Región Triqui.
 
En septiembre de 2010 fueron expulsados de la zona por grupos paramilitares. Por ello, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitió las medidas cautelares MC197/10 a favor de 135 personas.
 
A continuación, el comunicado íntegro.
 
Comunicado del Municipio Autónomo de San Juan Copala
 
Las autoridades del municipio Autónomo de San Juan Copala se dirigen al pueblo de Oaxaca, al pueblo de México, así como a nuestros amigos y personas solidarias a nivel internacional para solicitar el apoyo inmediato a nuestros hermanos indígenas de Santos Reyes Nopala quienes han constituido, en ejercicio del derecho a la autonomía y a la libre determinación de los pueblos indígenas, su propia POLICÍA COMUNITARIA ante los abusos del Ejército y elementos de la Policía Estatal, y para enfrentar la inseguridad en sus comunidades ante la incapacidad del Gobierno del Estado de Oaxaca y federal por garantizar la tranquilidad.
 
Aunque la Constitución de México es muy clara al respecto al establecer:
 
“ESTA CONSTITUCION RECONOCE Y GARANTIZA EL DERECHO DE LOS PUEBLOS Y LAS COMUNIDADES INDIGENAS A LA LIBRE DETERMINACION Y, EN CONSECUENCIA, A LA AUTONOMIA PARA: I. DECIDIR SUS FORMAS INTERNAS DE CONVIVENCIA Y ORGANIZACION SOCIAL, ECONOMICA, POLITICA Y CULTURAL. II. APLICAR SUS PROPIOS SISTEMAS NORMATIVOS EN LA REGULACION Y SOLUCION DE SUS CONFLICTOS INTERNOS, SUJETANDOSE A LOS PRINCIPIOS GENERALES DE ESTA CONSTITUCION, RESPETANDO LAS GARANTIAS INDIVIDUALES, LOS DERECHOS HUMANOS Y, DE MANERA RELEVANTE, LA DIGNIDAD E INTEGRIDAD DE LAS MUJERES. LA LEY ESTABLECERA LOS CASOS Y PROCEDIMIENTOS DE VALIDACION POR LOS JUECES O TRIBUNALES CORRESPONDIENTES. III. ELEGIR DE ACUERDO CON SUS NORMAS, PROCEDIMIENTOS Y PRACTICAS TRADICIONALES, A LAS AUTORIDADES O REPRESENTANTES PARA EL EJERCICIO DE SUS FORMAS PROPIAS DE GOBIERNO INTERNO, GARANTIZANDO LA PARTICIPACION DE LAS MUJERES EN CONDICIONES DE EQUIDAD FRENTE A LOS VARONES, EN UN MARCO QUE RESPETE EL PACTO FEDERAL Y LA SOBERANIA DE LOS ESTADOS…”
 
El gobierno del estado de Oaxaca, que permite, tolera, y da su aquiescencia para la libre actuación de los grupos paramilitares que asolan no solo la región triqui de Copala, sino diversos territorios indígenas de nuestro estado de Oaxaca, ha desatado una feroz campaña contra nuestros hermanos de Santos Reyes Nopala.
 
En lugar de proporcionar seguridad, el gobierno de Oaxaca se prepara para una ofensiva represiva contra estos hermanos, como antes lo ha hecho en contra del Municipio Autónomo de San Juan Copala y como en la actualidad lo hace contra nuestros hermanos indígenas de San Dionisio del Mar, quienes se oponen al despojo y usurpación de su territorio –y de su concepción de desarrollo– por parte del Estado aliado a las grandes trasnacionales.
 
Nos sumamos a las exigencias de libertad para los compañeros de Santos Reyes Nopala: Mario Antonio García Luna y Marcelo Ortiz Soriano, presos en Santa Catarina Juquila y Tehuantepec.
 
Pedimos estar alerta frente a la campaña desatada en el estado de Guerrero para cuestionar la legitimidad de la CRAC-Policía Comunitaria y pedimos a todos nuestros hermanos indígenas que están luchando por su autonomía y por ejercer el derecho a la libre determinación a reunirnos en un evento que tenga por fin el recordar el tercer aniversario de la caída de la defensora de derechos humanos Bety Cariño y Jyri Jaakola quienes fueron asesinados por los grupos paramilitares que imperan en Oaxaca el 27 de abril de 2010.
 
Recomendamos al gobernador Gabino Cue, de manera respetuosa, que antes de hacer declaraciones sobre lo legal y lo ilegal de cualquier asunto que se le presente, le dé una estudiada a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y a las propias leyes que rigen al estado de Oaxaca.
 
Municipio Autónomo de San Juan Copala
 
 
 
 

 

Comments

comments