Autor:

Coordinadora Nacional de Estudiantes Normalistas* / Michoacán
 
En estos días de aconteceres diversos, de hambrunas e imposiciones de políticas de exterminio es fundamental estar organizados como especie humana, como integrantes de tal o cual sector, con el objetivo único de defender nuestros derechos; aquellos que costaron sangre, vidas y pérdida de nuestros territorios. El contexto neoliberal en el que nos encontramos, en el que la vida es vista como un servicio que “prestan” los grandes organismos internacionales y las empresas trasnacionales, nos orilla a emprender una jornada incesante de concientización de cada uno de nuestros hermanos, no sólo normalistas, pues todos los sectores hoy en día corremos la misma suerte impuesta con la firma del Tratado de Libre Comercio en sus 2 mil 604 artículos.
 
Por las condiciones que nos tocó vivir y la responsabilidad que los sectores campesinos han descargado sobre nosotros de manera inmemorable (pues somos nosotros, los estudiantes, quienes tenemos acceso a la información y al análisis de las políticas impuestas), somos quienes debemos alertar y organizar a los sectores que, por su condición, no tienen o no se dan cuenta de esta información.
 
Al adoptar como bandera de lucha toda esta injusticia social caída en el pueblo explotado, y al retomar el papel que el estudiantado posee en el país, se convoca y exhorta a todas las escuelas normales de México a comenzar una nueva lucha organizada, emprendedora, convencida de que el sistema opresor actual da pasos agigantados hacia el cierre de nuestras instituciones, pero sobre todo, tajante en sus actos para la defensa de la educación pública y los derechos del pueblo. La Coordinadora Nacional de Estudiantes Normalistas (CNEN) se constituye por todas las escuelas normales públicas del país, ya sean rurales, indígenas, urbanas, etcétera, es decir, por todos los estudiantes de escuelas normales públicas.
 
Como resultado del Congreso Nacional Reconstituyente de la CNEN vimos consolidarse una organización que será uno de los organismos defensores de las escuelas normales y de los derechos de los sectores populares; para ello, la Coordinadora Nacional de Estudiantes Normalistas declara:
 
I. Que es una organización estudiantil democrática, combativa, revolucionaria y sin tintes partidistas. Sus luchas serán encaminadas y guiadas hacia la reivindicación de los derechos populares para la emancipación y liberación del pueblo.
 
II. Que se pronuncia por el fortalecimiento de la educación popular, científica, integral, pública y gratuita sin discriminación social, al salvaguardar y acrecentar la cultura de cada uno de los contextos educativos, así como la esencia del normalismo. Condena la educación profesionalista, religiosa e imperialista, porque estas corrientes degeneran la conciencia del individuo, su realidad y universo.
 
III. Que se pronuncia enérgicamente contra todas las fuerzas reaccionarias, partidistas y demás agrupaciones que pretenden desviar el proceso revolucionario, al tratar de confundir a la clase desposeída con un lenguaje seudorevolucionario.
 
IV. Que se mantiene alerta en la defensa, mejora y creación del sistema de internados y centros educativos suficientes y adecuados para las personas de escasos recursos económicos, que proporcionen los servicios para satisfacer las necesidades del estudiantado al poner fin a la discriminación social.
 
V. Que se pronuncia por el fortalecimiento de la organización estudiantil, al defender y fomentar la participación en la planificación, aplicación y dirección de las actividades escolares.
 
VI. Que participará en todos los movimientos que tengan como meta la defensa de los legítimos derechos del proletariado en el avance ascendente del sistema socialista. Contribuirá a la lucha contra el imperialismo y la burguesía que tienen en sus manos las riquezas mundiales.
 
VII. Que condena y lucha enérgicamente contra la intensa campaña de corrupción, vicio y fascismo que sobre el pueblo lanzan los medios masivos de comunicación subsidiados y solapados por el sistema actual de nuestro país y que limita, siempre, la liberación ideológica del pueblo.
 
VIII. Que luchará contra la corrupción del Estado burgués, el cual controla y mediatiza a la clase explotada por medio de la ideología capitalista y el soborno.
 
IX. Que condena la discriminación social y que luchará contra los regímenes que tienen en sus cárceles a presos políticos y de conciencia.
 
X. Que se pronuncia enérgicamente contra la intervención militar, paramilitar y de fuerzas públicas, creadas por regímenes antidemocráticos e imperialistas para reprimir las luchas de los pueblos explotados que condenan el neocolonialismo.
 
XI. Que lucha contra el fascismo, corriente reaccionaria que sostiene actualmente al imperialismo.
 
XII. Que se pronuncia por el respeto y apoyo a las soberanías de los pueblos que han conformado gobiernos progresistas, por la libre autodeterminación y autodefensa de los pueblos, y que se solidariza con la lucha del proletariado mundial.
 
XIII. Que se pronuncia en contra de las reformas estructurales neoliberales que provocan la explotación y sumisión del pueblo mexicano.
 
Los estudiantes de las escuelas normales de México comenzamos una nueva lucha organizada, emprendedora, contra el sistema opresor. Si los gobiernos actuales (federal y estatales) avanzan decididamente contra el normalismo, también nosotros estamos ya prestos para la defensa de la educación pública y los derechos del pueblo. Nos organizamos, resistiremos y venceremos.
 
*Agrupación conformada por las escuelas normales públicas de México
 
 
 
 
Textos relacionados:
 
 
 Fuente: Contralínea 321 / febrero 2013
 
 
 
 
 

Comments

comments