Autor:

Para las autoridades de la Canaco en Matamoros, las alertas del gobierno norteamericano sobre la inseguridad que existe en algunas poblaciones fronterizas forman parte de una estrategia para evitar que los compradores acudan a México. Sin embargo lo que también es una realidad es que a la fecha son mucho menos los agentes policiacos que cuidan la ciudad.

Nadia Irene González Guzmán / Matamoros, Tamaulipas
 
La Cámara de Comercio de Matamoros aseguró que son “exageraciones” las distintas alertas emitidas por el gobierno de Estados Unidos para que sus ciudadanos eviten visitar ciertas áreas de México, principalmente algunas ciudades de la frontera tamaulipeca.
Representantes del organismo sospechan que estas alertas son parte de una estrategia norteamericana para evitar que sus ciudadanos acudan de compras a México.
El presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo en Matamoros, Enrique Mena Sáenz, precisó que coincidentemente muchas de estas alertas están emitidas en época de mayor oferta y demanda, incluyendo la temporada decembrina.
“Nos damos cuenta que estas alertas se dan cerca del arribo de los paisanos que vienen a México por placer o a visitar a sus familiares desde Estados Unidos y que traen consigo dinero para gastar.
“Llama la atención que es en esta temporado cuando se hace enfásis en la inseguridad, incluso en algunas ciudades que gozan de importantes lapsos de tiempo sin que se haya presentado algún incidente”, detalló.
Agregó que el comercio local confía en que en esta época del año se note un importante repunte en las ventas locales.
“Realmente nos inconformamos con esa actitud que alarma, no alerta, porque en estos momentos no hay eventos que desalienten el comercio por el tema de seguridad, y si se da la adecuada imagen de Matamoros, los comercios pueden tener incrementos de sus ventas de entre el 40 y 50 por ciento”, sentenció.
Mena Saenz precisó que las condiciones que persisten en el comercio local son preocupantes.
“Realmente al hacer una balance con nuestros socios de cómo les fue el año que concluye, la mayoría asegura que entre los pagos de servicios, las rentas y los impuestos, se tuvieron grandes pérdidas”, explicó.
Indicó que de no haber sido por diversas estrategias locales y el llamado “Buen Fin”, las cosas hubieran sido muy malas para el comercio matamorense.
 
INCREMENTAN SEGURIDAD
 
A la par de la condena, la Canaco Matamoros demandó a las autoridades locales que refuercen la vigilancia en vispera a las fiestas navideñas para salvaguardar la seguridad de las familias que tienen más dinero por la entrega de aguinaldo y bonos
“El llamado de la cámara es para que se cuiden las áreas cercanas a comercios y bancos, además de que se requiere una puntual vigilancia en los cajeros automáticos”, expresó.
Sin embargo, los operativos de vigilancia en la ciudad corren el riesgo de no ser tan efectivos, pues alrededor de 530 elementos de la Policía Preventiva serán cesados de su puesto.
El alcalde de Matamoros, Alfonso Sánchez Garza, expresó que estos agentes ya no estarán al servicio del municipio a partir del año 2013.
Reconoció que para esta temporada se había considerado que la policía preventiva iba a poder participar en el operativo especial que será ejecutado por 300 agentes de la Policía Estatal, Secretaría de la Armada de México y Policía Federal.
Sin embargo ahora sólo se podrá contar con 70 agentes municipales que ya desempeñaban, desarmados, recorridos en el primer cuadro de la ciudad.
El secretario del Ayuntamiento, Israel de León Médina, dijo que se ordenó el acuartelamiento de los elementos municipales que habían sido autorizados para reanudar tareas de patrullaje mientras se terminaban con el proceso de certificación de los policías.
De León Médina admitió que debido al incremento de robos y asaltos en el primer cuadro de la ciudad y al fuerte llamado de los comerciantes en la zona, es por lo que se solicitó a la Secretaría de Seguridad Pública del Estado que permitieran la autorización para que algunos elementos se reincorporaran a las tareas de vigilancia y prevención del delito.
El presidente de la Canaco aseguró que la solicitud de que la Policía Municipal realizara rondines de vigilancia en el primer cuadro de la ciudad, es porque vivieron en “carne propia” los efectos de la falta de vigilancia que los colocaba en riesgo, no sólo a ellos, también a la clientela.
“Negocios y clientes por igual sufrimos los embates de la inseguridad por robos y asaltos, y esto nos dejaba pérdidas económicas y nos causaba una notable sensación de vulnerabilidad”, dijo.
Aún y cuando la petición fue verbal, se dió autorización para que 70 elementos inhibieran el gran número de robos y asaltos que azotaron principlamente el primer cuadro de la cíudad.
 
EL COSTO DE LA ESPERA
 
Con salarios que van de los 4 mil 200 a los 9 mil pesos, el municipio de Matamoros destinaba unos 3 millones de pesos mensuales por concepto de salarios a los policías acuartelados, aseguró el presidente de la Comisión de Seguridad Pública del Municipio, David Morales Velez.
Desde el pasado 9 de mayo del 2010, el Ejercito arribó a las instalaciones del Seguridad Pública y desarmó a 700 agentes, a quienes ordernó mantenerse en las instalaciones en espera de los resultados de los exámenes de confiabilidad que iniciaron ese mismo día con la inspección del arsenal de la corporación.
En ese momento el descontento de los elementos fue notable, y alguno de ellos señalaron que se les daba el trato de “autenticos delincuentes”, pero la mayoría obedeció las indicaciones y se mantuvo haciendo acto de presencia y obedeciendo al protocolo del pase de listas en cada uno de los turnos.
Los policías de Matamoros se mantuvieron acuartelados en los patios de la corporación, en donde “mataban” el tiempo con ingenio jugando beisbol, futbol y hasta jugando al poker.
Muchos de ellos dijeron que estaban desalentado por la decisión del gobierno Federal y Estatal, pero también dieron muestra de paciencia cuando se les ordenó quedarse acuartelados mientras se investigaba la participación de algunos “malos elementos” en actos delictivos, abusos contra la ciudadanía y violaciones a los derechos humanos.
El Teniente Coronel, Gabriel López Ordaz, explicó que Matamoros requiere por lo menos de mil 200 agentes en activo, pero se dijo confiado que los 600 elementos de la Policía Estatal que actualmente operan mientras los agentes prevetivos aprueban los exámenes de Control y Confianza.
En promedio, Matamoros registra 28 mil llamados de auxilio por mes, de los cuales el 60 por ciento son falsas.
 
ROGANDO POR UNA BLANCA NAVIDAD
 
“Se estaban presentando muchos robos, tanto a comercios como a los clientes que acudían al Centro Histórico, por ello se pidió que algunos policias entraran a cuidar esta zona, pero si bien se logró inhibir  la delincuencia el comercio ahí ya estaba muy castigado para entonces” admitió Mena Saenz.
Durante el 2013, la vigilancia seguirá a cargo de la Policía Estatal y el Ejército, conforme a los lineamientos del convenio de seguridad firmado por la Federación y el Gobierno de Tamaulipas.
“Los 300 agentes de la Policía Estatal seguirán con la vigilancia y la seguridad en el Municipio como lo vienen haciendo desde hace ya un año y medio”, precisó Israel de León Medina, secretario del Ayuntamiento.
El sábado primero de Diciembre inció el operativo de seguridad ante la derrama económica que genera el pago de aguinaldos y otras prestaciones a fín de enfrentar al inseguridad detectada en 140 puntos de la localidad.
Para el presidente de la Canaco, es necesario que finalice el acuertelamiento de los policías preventivos en esta temporada por el aumento de los robos y asaltos.
“Consideramos que en estas fechas donde la gente tiene la oportunidad de destinar una mayor parte de su dinero para adquirir cosas que a veces les toma un año de ahorro costear.
“Es precisamente por este incremento del circulante por lo que no estamos de acuerdo conque quiten la vigilancia que ya se tenía en el centro de Matamoros”, finalizó.
 
 
 

Comments

comments