La “campaña negra” de Texas

Autor:

Más allá de los discursos de hermandad binacional, la realidad es que promotores de inversión y medios de comunicación texanos mantienen una estrategia de desprestigio a México y Tamaulipas que ha provocado el desplome de la actividad turística en la región. Legisladores y autoridades denunciaron los efectos negativos que ha tenido esta práctica.
 
El anuncio, a todo color y escrito en inglés, aparece a página completa en una de las revistas de corte social de mayor circulación en el valle del sur de Texas. Consiste de una imagen que simula ser un archivo y contiene el siguiente encabezado: “Important. Traveling to Mexico?” (Importante ¿Viaja a México?).
La publicidad (escrita en inglés) continúa: “¿Preocupado sobre la violencia de cárteles o invasiones a hogares?
“Arme a sus ejecutivos, su familia y a usted mismo con las habilidades para sobrevivir y prevalecer”.
La publicidad es de una empresa de seguridad instalada al otro lado del río Bravo, en la cuidad de Pharr, Texas.
En su anuncio, los encargados de esta compañía aseguran tener 6 años de experiencia en operaciones especiales contra el terrorismo en Irak y otros dos en Afganistán.
Incluso, indican haber participado en “operaciones internacionales” realizadas en Libya, México y países de Centroamérica.
Al detallar los servicios que ofrecen, los responsables de esta empresa de seguridad privada indican que pueden entrenar a sus clientes en el manejo táctico y evasivo de vehículo, uso de armas de fuego, liberarse de ataduras, además de la prevención de un posible secuestro.
Sin embargo, uno de los productos que más llaman la atención, es el del servicio de escolta y/o chofer en México.
El servicio no es barato. De acuerdo a la publicidad, la asesoría para chofer y/o elemento de seguridad, cuesta 525 dólares (6 mil 837 pesos mexicanos) al día.
Publicidad de este tipo, donde se dibuja a las comunidades fronterizas mexicanas como menos que una zona de guerra, devastada por la violencia y la inseguridad, no son únicas de las empresas de protección privada.
De hecho, mostrar esta visión de México es el principal argumento de promotores de inversión de la ciudad de McAllen, como la Corporación de Desarrollo Económico y el Concilio Económico del Río del Sur Texas.
Un artículo de Greg Flakus, publicado en el portal de internet del organismo, (www.riosouthtexas.com) titulado: “La ciudad fronteriza de McAllen prospera a pesar de la violencia en México”, habla de una: “ola de violencia que se expande alrededor del norte de México, especialmente en las áreas fronterizas del estado de Texas”.
E incluso se asegura: “En el lado mexicano de la frontera, la violencia se ha convertido en un lugar común pues el gobierno mexicano lucha contra traficantes de drogas, bandas de secuestradores, ladrones de autos y bancos”.
De acuerdo al artículo, el caos termina apenas se cruza el puente internacional.
“En McAllen encuentran tranquilos centro comerciales y calles seguras. El área metropolitana de McAllen, con no más de medio millón de personas, está ubicada en el lugar número 14 de las ciudades más seguras del país, comparada con otras áreas metropolitanas de similar tamaño”.
Y aunque en los discursos oficiales los representantes de los organismos promotores de la inversión hablan de hermandades y cooperación binacional, la realidad es que en la práctica la violencia que se vive en México no sólo se ha utilizado como un arma para desprestigiar a las comunidades fronterizas, sino que en muchas ocasiones se ha magnificado para convencer a los empresarios que no dejen su dinero de este lado de la frontera.
El fenómeno ya ha tenido resultados. La actividad turística en la frontera tamaulipeca se ha desplomado a niveles críticos, como lo denunció el diputado local Adolfo García Jiménez, representante del IV distrito electoral, con cabecera en Miguel Alemán.
“Todos los sectores han sido perjudicados, pues al no haber afluencia de circulante nadie vende y nadie compra, nadie tiene con qué poder incrementar sueldos, recortan personal y eso sucede en todos los sectores productivos”, expresó.
El legislador, indicó que esta “campaña negra” que utilizan empresarios y medios de comunicación texanos es preocupante porque muchas veces exageran los hechos que se registran en Tamaulipas, con tal de asustar a los turistas e impedir que vengan a la región.
“Esto perjudica enormemente, porque magnifican los eventos que en ocasiones se presentan y que por cierto ya no son tantos”, expresó.
Desgraciadamente, la campaña ha tenido resultados, pues hoy cada vez son menos los residentes de las comunidades texanas que se atreven a venir a México.
“No hace mucho tiempo aún veíamos familias completas cruzando los puentes a las comunidades fronterizas de México para pasar el fin de semana, pero ahora es muy difícil que los podamos ver por aquí, su presencia es escaza.
“El clima de inseguridad ha bajado mucho, pero a los residentes de Texas eso no se los dicen”, sentenció.
El legislador, lamentó que los esfuerzos que han hecho algunos sectores turísticos se vean frustrados con el parcial manejo de la información de algunos sectores de Estados Unidos.
“En la región hay muchos ranchos cinegéticos y ya empiezan a llegar los cazadores, ya empieza a recobrarse la confianza, por eso se perjudica enormemente ese tipo de campañas y manejo de la información”, manifestó.
 
LUCHANDO CONTRA CORRIENTE
Para el director de Turismo de Reynosa, Miguel Valdez Sánchez, esta estrategia por parte de los promotores de inversión texanos, violan el espíritu de hermandad que, se supone, existe entre Texas y Tamaulipas.
“Vemos mal que saquen ese tipo de notas pues nos vienen mal y si hablan de que somos región, de hermandades yo creo que deberíamos de hablar de las cosas buenas de amabas regiones”, dijo.
El funcionario, lamentó que en la visión parcial de la realidad que se muestra del otro lado de la frontera, se tenga mucho cuidado de no mencionar los problemas de inseguridad que también existen en el sur de Texas.
“A ellos también les afectan los problemas de seguridad que tienen en ciudades como Houston, McAllen, Laredo, ellos también tienen sus problemas”, apuntó.
Indicó que esta campaña ya ha afectado a varios sectores turísticos de esta frontera, por ejemplo a todos los restauranteros, comerciantes y dueños que bares que solían atender a los turistas de invierno, mejor conocidos como “winter texans”.
“Con toda la información que les dan en muchas ocasiones nos impide tener aquí al turismo fronterizo”, dijo el funcionario.
Valdez Sánchez expresó que autoridades, como prestadores de servicios turísticos han tenido que cambiar su estrategia respecto a la promoción de la ciudad, tomando en cuenta los efectos que ha tenido esta campaña negativa.
Tenemos que darnos cuenta que ellos (los turistas de invierno) no son el único turismo extranjero, hay turismo de negocios, turismo de salud, turismo de convenciones, entonces hemos estado trabajando en otros rubros sin dejar de promocionar a nuestra ciudad en otros rubros.
“No hay que quedarnos con los brazos cruzados, igual los prestadores de servicios tienen que estarse capacitando, tienen que ofrecer un mejor servicio, precio y calidad, para que de esta forma la promoción que están haciendo las autoridades de Reynosa sirva de algo, para que cuando tengan un cliente se vayan y nos recomienden de boca en boca”, apuntó.
Uno de los éxitos que se han tenido, es en la promoción del llamado “turismo médico”, que consiste en las personas que cruzan la frontera para atenderse con un doctor o comprar medicamentos, aprovechando que en Tamaulipas estos servicios son mucho más baratos que en Texas.
“Ha habido muy buenos resultados en la Ruta de Turismo de Salud. A la fecha tenemos atendidas a un promedio de 800 personas mensualmente, quienes son personas que vienen de Estados Unidos pues han escuchado la recomendación de boca en boca”, dijo.
Aunque poco, esta labor ha estado ayudando a la ciudad, pues quienes visitan Reynosa para atenderse con un doctor, gastan en otras actividades.
“Nos ayuda a que la gente venga con los médicos pues funciona como un ‘ancla’, pues las personas que vienen a ver un médico o comprar sus medicinas, comen, desayunan o cenan aquí, dependiendo de la hora en la que llegaron.
“Muchas de estas personas dejan su vehículo del lado americano, pasan caminando y usan el camión que tenemos disponibles para ellos”, indicó.
El encargado de la promoción turística en la ciudad, añadió que los residentes del valle del sur de Texas jamás dejarán de venir a Reynosa, no obstante lo que les digan los medios de comunicación.
Es por ello, que las autoridades mexicanas seguirán trabajando para promover la ciudad y revivir la actividad turística.
“Al final de cuentas la gente como quiera viene. Las necesidades de salud, los nexos familiares que tienen con la gente de Reynosa hace que la gente venga, claro está, con lo que está sucediendo vienen en menor medida pero nosotros estamos haciendo nuestro esfuerzo para promover los servicios turísticos y comerciales de Reynosa”, finalizó.
 
 

 

Comments

comments

Tags: