Autor:

El objetivo de esta nota es contribuir a un debate informado examinando la experiencia concreta de Petróleos Mexicanos (Pemex) comenzada desde 2010 en seis pozos perforados, dos de los cuales han sido desarrollados para extraer shale gas o gas de esquisto. Como se sabe hay dos más en proceso, sobre los cuales permanecemos en espera de sus resultados.
 
En esta nota sistematizamos los siguientes datos: 1) pozos exitosos; 2) volúmenes descubiertos de gas y líquidos; 3) comportamiento de la producción en los casos en que se decidió iniciar extracción; 4) costos; y 5) adelantamos una hipótesis sobre la recuperación de las inversiones. Agradecemos al ingeniero Francisco Garaicochea, presidente del Grupo de Ingenieros Constitución de 1917, la generosidad de compartir la información obtenida del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (Ifai), misma que, desde luego, hemos completado con otros documentos también oficiales.
 
A continuación, los datos de los seis pozos perforados:
 
Emergente-1. Situado en el municipio de Hidalgo, Coahuila, a unos 60 kilómetros al Noroeste de Nuevo Laredo. La perforación inició el 13 de septiembre de 2010 y concluyó exitosamente el 30 de noviembre del mismo año. Pemex decidió iniciar producción de inmediato y tres meses más tarde concluyó la tubería para su transporte a la batería de recolección más cercana.
 
Según el reporte del Ifai, su producción acumulada, desde el 1 de febrero de 2011 hasta el 17 de septiembre de 2012, asciende a 643 millones de pies cúbicos.
 
Pemex reportó reservas probadas de 5 mil millones de pies cúbicos (MMMPC) de gas seco; probables, de 30 MMMPC, y posibles, de 112 MMMPC, sólo de gas seco, es decir, no descubrió condensados; éstos son más valiosos porque son precursores de petroquímicos. Mientras el gas se vende a cuatro dólares el millar de pie cúbico, los líquidos se cotizan a 75 dólares el barril.
 
Los costos de la perforación más los de las instalaciones y actividades para la extracción ascienden a 20 millones de dólares (información del ingeniero Antonio Escalera, subdirector de la Región Norte), pero lo recuperado a la fecha, multiplicando la producción acumulada por un precio de cuatro dólares el millar de pie cúbico, resulta de sólo 2 millones 572 mil dólares.
 
Montañés-1. Casi 1 año más tarde, quizá desalentado por la escasa recuperación y los altos costos, Pemex decidió perforar el segundo pozo trasladándose poco más de 60 kilómetros al Noroeste, en el municipio de Guerrero, Coahuila. Comenzó el 8 de agosto de 2011 y fue terminado el 30 de abril de 2012. Fue clasificado oficialmente como “no comercial”.
 
Percutor-1. Su ubicación muestra un brusco movimiento exploratorio: Pemex se trasladó casi 150 kilómetros al Sureste, al municipio de Progreso, Coahuila. Desde luego no contiguo a la línea fronteriza. Comenzó el 30 de octubre de 2011 y terminó el 30 de marzo de 2012.
 
Percutor también fue descubridor, pero sólo de gas seco. Su producción acumulada al 17 de septiembre ascendía a 292 millones de pies cúbicos. Al mismo precio utilizado en el caso de Emergente-1, cuatro dólares el millar de pie cúbico, Pemex habría recuperado 1 millón 170 mil dólares.
 
Nómada-1. Comenzó el 8 de octubre de 2011. Resultó un fracaso: es un hoyo seco.
 
Habano-1. Ubicado en el municipio de Hidalgo, Coahuila, comenzó el 6 de diciembre de 2011 y fue terminado el 15 de abril de 2012. Descubrió gas y condensados.
 
La producción inicial fue de 2.8 millones de pies cúbicos de gas diarios y la de condensados de 27 barriles diarios. No ha sido conectado a producción.
Arbolero-1. Comenzó el 8 de enero de 2012. Sólo descubrió gas, con una producción inicial de 3.2 millones de pies cúbicos diarios. No se ha conectado a producción y seguramente quedará como no comercial por la ausencia de condensados imprescindibles para darle rentabilidad.
 
De seis pozos, cinco encontraron gas, pero sólo dos con condensados, y uno de ellos en volúmenes muy bajos. El panorama después de la experiencia de casi 3 años no es muy optimista, aún se ensombrece al examinar el comportamiento de la producción de los pozos Emergente-1 y Percutor-1.
 

Rápida declinación

 
Los cuadros estadísticos solicitados por el ingeniero Garaicochea al Ifai permiten observar una rápida declinación. Emergente-1 comenzó en febrero de 2011 con casi 3 millones de pies cúbicos diarios. A finales de diciembre de 2011, al décimo mes del inicio de su producción, había caído a la mitad; en marzo de 2012, al cumplir un año, su producción era de sólo 1 millón 370 mil pies cúbicos, y para septiembre de 2012 se encontraba apenas rebasando 1 millón. De continuar la tasa de caída, a finales de 2013 estará totalmente agotado.
 
Se anotó que Pemex lo reportó con una reserva “total” de más de 100 mil millones, cifra exagerada porque, como se ha visto, su acelerada declinación no permitirá extraer ni siquiera las reservas probadas.
 
Por otro lado, el comportamiento de este pozo que, repetimos, a finales de 2013 tendrá producción cero, anticipa que será imposible recuperar sus costos.
 
Situación similar sufre Percutor-1, que inició con una producción de 2.2 millones de pies cúbicos diarios, y 6 meses más tarde ha perdido el 20 por ciento. A ese ritmo, para mediados de 2014 estará agotado.
 

En conclusión

 
A la fecha, después de 3 años de operaciones en México, no existe evidencia de un gran potencial. Pemex mantiene la “esperanza” de que los estudios geológicos que ya están en curso contribuyan a confirmar la existencia de condensados; sin ellos, todo el proyecto se debilita o se difiere, hasta que se produzca una recuperación de los precios del gas.
 
La geología tiene la última palabra: ¿nos dará la “gran sorpresa” de que se descubra aceite y condensados en las formaciones en Coahuila y Chihuahua? ¿Acaso en las cuencas del Norte de Veracruz encontraremos también lutitas aceitíferas?
 
Dedicaremos nuevos artículos a este examen.
 
Invitamos a los interesados en profundizar en el tema al seminario sobre lutitas en México, que efectuaremos en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México los próximos 6 y 7 de diciembre.
 
*Investigador en el Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México
 
TEXTOS RELACIONADOS:
 
 
 
 
   
 
Fuente: Contralínea 312 / Noviembre de 2012
 
 
 
 

 

Comments

comments