Autor:

Paloma Marlen es un caso excepcional. Vive en una colonia que se encuentra a unos pasos del antiguo basurero municipal y aún así obtuvo la mejor calificación del país en la pasada prueba Enlace que evalúa los conocimientos de los niños mexicanos. Esta niña prodigio apenas ha comenzado a recibir el apoyo que tanto necesita.

Nadia Irene González Guzmán / Matamoros, Tamaulipas
 
Paloma Marlen Noyola Bueno asiste a la Escuela Primaria “José Urbina López” de la colonia “El Cambio”, un paupérrimo sector ubicado a unos pasos del antiguo basurero municipal.
Lo que hace especial a esta pequeña de 10 años de edad, es que de acuerdo a las evaluaciones realizadas a nivel nacional, es la alumna más destacada de todo el país, una verdadera niña prodigio.
Paloma Marlen es una de las estudiantes de esta escuela que no cuenta con aula de medios, ni biblioteca y menos aire acondicionado, comodidades que sí tienen otros planteles del municipio.
Vive en la colonia Servando Canales y camina diariamente hasta su escuela, como lo hace la mayoría de los niños de la zona que tienen oportunidad de acudir a la escuela.
Durante el trayecto de regreso a casa sus compañeros la alcanzan y saludan y varios de ellos le preguntan que se siente ser llamada “la niña matemática” y ella sólo ríe.
Recientemente el nombre de Marlen, como le gusta que le llamen, se ha mencionado en lo medios de comunicación locales y nacionales, pues esta pequeña fue reconocida como la alumna más destacada en el país por su resultados en la prueba Enlace.
Ella no sabe porque todos quieren saber que fue lo que la hizo ser la mejor.
“Sencillamente estudié mucho”, dijo.
Paloma Marlen obtuvo 921 puntos que la ubicaron en el primer lugar de Matemáticas. En español su puntaje fue superior a los 800 puntos, lo que la colocó en el tercer lugar a nivel nacional.
La menuda figura de Marlen se confunde con la de sus compañeras de clase, pero al llegar a su modesta casa con techo de lámina, sin uniforme y con la sencilla indumentaria que posée y que usa a dario, se dispone a hacer lo que mejor sabe hacer: estudiar.
Además de sus obligaciones escolares, esta niña encuentra el tiempo para ayudar a su mamá con los quehaceres del hogar.
Es una niña que quiere progresar, y ha demostrado que tiene capacidad para hacerlo porque sus calificaciones desde que inició su educación primeria son de excelencia a pesar de no haber estado becada jamás.
“Siempre ha sacado puro diez, nunca un nueve”, dice orgullosa su mamá Guadalupe Bueno.
Recientemente la tragedia enlutó la vida de Marlen, pues su padre, que se dedicaba a la agricultura, falleció éste mismo año a consecuencia del cancér y su mamá Guadalupe es quien se encarga de sostener el hogar con lo que recibe como ayuda de sus hijos mayores, pues de momento no tiene trabajo.
La madre de ocho hijos, asegura que la menor de ellos es muy importante para sus siete hermanos, pues desde pequeña ha demostrado una enorme facilidad para aprender.
A pesar del fallecimiento de su padre y de la tristeza que aún refleja en su rostro, Marlen no bajó su rendimiento, por el contrario ha dado muestra de mayor dominio de sus conocimientos.
La mayoría de los hermanos de la niña tienen truncos sus estudios hasta secundaria, por la falta de recursos económicos que ha enfrentado la familia.
Lo único que la motiva es soñar con que estudiará una carrera y con eso ayudará a su mamá y a sus hermanos.
Por eso ya tiene pensado estudiar en la escuela secundaria ubicada en el Ejido “La Venada”.
Tras haber sido reconocida a nivel nacional como la mejor estudiante del país, Paloma Marlene toma las cosas con calma, no es muy efusiva y sólo se limita a agradecer a su mamá y a sus maestros por confiar en ella, además de todas las personas que una vez que se conoció su caso han dado muestras de preocupación y generosidad.
 
LA AYUDAN
 
El alcalde de Matamoros, Alfonso Sánchez Garza, dió instrucciones para que se le entregara a Paloma Marlen una computadora portatil que le facilite su aprendizaje, además de una beca económica como apoyo a su educación.
Además las autoridades educativas pretenden conseguirle otra beca que le permita llegar hasta sus estudios universitarios, con lo que se elimine el riesgo de que la pequeña tenga que abandonarlos por cuestiones económicas.
La pasada prueba Enlace, se llevó a cabo del 4 al 8 de Julio pasado y del pasado y evalúo el aprendizaje de más de 13 millones de alumnos de 116 mil 251 escuelas en el país, en las asignaturas de Español, Matemáticas y Ciencias.
En Tamaulipas se evaluó a 273 mil 237 niños, quienes de acuerdo a los resultados del exámen se encuentran por debajo la media nacional de aprovechamiento de 41.9.
En años anteriores la Escuela Primaria “Guadalupe Cavazos”, ubicada en una zona marginada de esta ciudad, se ha destacado en aprovechamiento por grupo, demostrando que las escuelas públicas más humildes tienen en sus aulas a prometedores y talentosos estudiantes.