Autor:

 Libro. Fahrenheit 451.

Guy Montag, un bombero del siglo XXIV, trabaja quemando libros que la gente posee de manera ilegal y las casas de sus dueños.

 
Aunque en un principio se siente complacido con su labor, pronto empieza a cuestionarse el valor de su profesión y, a su vez, su vida. Montag lucha con su existencia en una sociedad opresiva, censuradora en la cual leer es algo prohibido ya que produce angustia y, lo más peligroso, provoca pensar. El gobierno vela por sus ciudadanos para que sean felices, que no cuestionen nada y cumplan con su trabajo. Pero la búsqueda de Montag y su amistad con su vecina, Clarisse McClellan, curiosa y simpática, le hacen examinar su vida: se da cuenta que no es feliz y ya no ama a su esposa, Millie, adicta a la televisión interactiva y a los tranquilizantes. Insatisfecho con su ocupación y descontento con una sociedad indiferente a los informes de una inminente guerra nuclear, Montag comienza a cuestionar el rumbo de la vida, del mundo como es ahora: ¿por qué los libros se perciben como algo tan peligroso? ¿Por qué algunas personas son tan leales a ellos?
 
Impulsado por su creciente inquietud, se roba un libro de una colección a la que es enviado a quemar. En la escena de la quema, se impresiona cuando el propietario de los libros, una mujer mayor, se niega a salir de su casa. La mujer prende fuego a su hogar y permanece allí, libros y propietaria son destruidos por las llamas. La devoción de la mujer a sus libros hace creer a Montag de que tal vez la felicidad que no tiene puede estar, precisamente, en los libros. Comenzará a darse cuenta de que si bien, en los últimos 10 años, pensaba que estaba sirviendo a la sociedad con su trabajo, en realidad era meramente un instrumento de destrucción, lo cual lo enferma y entristece.
 
Deprimido, se niega ir a trabajar diciendo que está enfermo. Su jefe, el capitán Beatty, lo visita una mañana consciente de la lucha interna que Montag está sufriendo y de que quizá tiene libros en su hogar. Su jefe le da un sermón sobre el carácter ofensivo de éstos y la superioridad de la sociedad actual, donde reina la homogeneidad y la estructura y no la vieja sociedad en la que se alentaba el pensamiento libre y que la gente expresara sus opiniones. Pero Montag ya está convencido, incluso, arriesgándose al tener un libro escondido en su almohada. “Traicionando” su antigua profesión empieza a leer libros que rescató a través de los años, a pesar de no estar seguro de qué hacer. Entonces recuerda conocer a un profesor jubilado, Faber, con quien platica el valor de las ideas. El anciano se convierte en su mentor, con quien comparte conocimientos y conspiran juntos para hacer copias de los libros.
 
Sin embargo, en su casa se siente desconsolado: su esposa y amigos prefieren ver la televisión y olvidar que una guerra se avecina. Cuando dos amigos de Millie parten de la casa, ella se retira a su habitación para tomar unas pastillas, entonces Montag esconde sus libros en el patio trasero antes de ir a trabajar. Los bomberos son llamados y Montag descubre que el llamado es en su propia casa. Su esposa Millie es quien había hecho la denuncia.
 
Abatido y traicionado, su hogar es quemado cuarto por cuarto, todas sus posesiones son quemadas por sí mismo, de acuerdo con las instrucciones del capitán Beatty. Montag es reprendido severamente por su jefe y se descubre su amistad con Faber. Al sentirse amenazado por esto, Montag amenaza a su jefe con el lanzallamas, acciona el interruptor y lo mata. De inmediato, el Sabueso Mecánico, un perro de ataque informático que puede rastrear a cualquier ser humano por el olor, lo persigue. El perro le clava en la pierna una aguja de procaína, pero Montag es capaz de aniquilarlo con el lanzallamas antes de que pueda hacer más daño. Recupera sus libros del patio antes de encontrarse con Faber.
 
Ahora Montag es perseguido por las autoridades. Faber, ya su único amigo, le ofrece refugio y algunas ropas viejas (para enmascarar su olor y por lo tanto impedir que el segundo Sabueso Mecánico lo encuentre). El anciano le dice que vaya al río donde encontrará un campamento de bandidos intelectuales que le pueden ayudar. Una vez con sus nuevos amigos, es testigo de la destrucción de su antigua ciudad y se dedica a la reconstrucción de una sociedad alfabetizada y cultural.
 
Autor: Ray Bradbury
Título: Fahrenheit 451
Editorial: Debolsillo, edición escolar
 
 
Danza. En blanco.
Dos viajeros en el tiempo que se buscan, se persiguen en medio de universos fantásticos creados con papel que danza y que cuenta historias que se mezclan y confunden entre ellas; que se repiten de manera infinita y demencial.
 
Teatro de la Danza del Centro Cultural del Bosque, Paseo de la Reforma y Campo Marte sin número, Polanco, V Sección (martes, 20:00 horas. Hasta el 30 de octubre de 2012).
 
 
 
Exposición. Cierra tus ojos.
Claudia Álvarez. Instalación con esculturas de cerámica que plantea temas relacionados con la reacción al miedo y la violencia con figuras que representan a la humanidad, a veces atrapada en sus propios dilemas.
 
Galería del Espacio Alternativo del Centro Nacional de las Artes, Río Churubusco 79, esquina con Calzada de Tlalpan, Country Club (de lunes a viernes, de 10:00 a 18:00 horas; entrada libre, niños a partir ocho años edad; hasta el 19 de octubre de 2012).

Comments

comments