Al morir ¿a dónde vamos a parar?

Autor:

La sobrepoblación en Matamoros no es un problema exclusivo de los vivos, los difuntos también enfrentan esta crisis ya que los diferentes panteones que existen en la ciudad son insuficientes para atender la demanda que existe. La situación ha llegado a tal nivel, que las autoridades analizan expropiar 10 mil lotes que no han pagado sus derechos.

 
Por Nadia Irene González Guzmán
Matamoros, Tamaulipas
 
Matamoros registra un acelerado crecimiento poblacional y debido a ello enfrenta la necesidad no sólo de espacios para la vivienda, sino de más cementerios.
Recientemente el Ayuntamiento anunció que está obligado revisar los derechos de posesión de 10 mil tumbas que no han pagado impuestos durante años, las cuales podrían estar disponibles en breve.
La saturación que existe en los panteones ha provocado los deudos tengan que recurrir a cementerios privados que cobran cuotas elevadas, pues en los panteones públicos “ya no cabe un alfiler”.
Esto ha generado que haya personas que descansan en un cementerio diferente en el que están sus parientes, provocando una crisis sentimental entre los que quieren acudir a visitar sus restos.
El Reglamento de Panteones del Municipio establece en su Artículo 7 que en el caso de se agoten los lotes en los cementerios municipales y las tumbas tengan más de seis años ocupadas, el Ayuntamiento puede acordar el traslado de restos humanos a fosas comunes.
Además las autororidades municipales tienen la facultad de decidir si un camposanto se destina para nuevas inhumaciones o lo clausuran en definitiva, para entonces utilizarlo para obras y servicios públicos municipales.
Por eso desde hace un par de meses se ha llamado a las familias que no cubierto la cuota que cobra el municipio por el uso del panteón, para que se acerquen, establezcan un convenio, cubran su adeudo y conserven los derechos del sitio en el que reposan los restos de un familiar.
Los tres panteones de Matamoros ya no tienen un sólo espacio disponible y eso ha causado que muchas familias ya no acudan con regularidad a visitar las criptas de algún familiar o ser querido, además de que se han olvidado de pagar los derechos del espacio de inhumación.
En algunos casos estas obligaciones son casi imposibles de cubrir, pues todos los integrantes de una familia han fallecido y no hay nadie que asuma la responsabilidad de pagar. Por eso las autoridades están actualizando los registros.
 
DE PRESIDENTE, GENERALES, POÉTA Y PIRATA
 
El 2 de noviembre del 2005 el entonces gobernador del Estado, Eugenio Hernández Flores, dió inicio a la obra de remodelación del Panteón Antiguo, ubicado en las calle Independencia, entre 13 y 14 del centro de la ciudad.
Fundado el 1 de Enero de 1832, este lugar contiene los restos de por lo menos 13 hombres ilustres.
Durante muchos años miles de visitantes acuden éste céntrico espacio por el enorme arraigo que tiene con las primeras familias que poblaron la Ciudad.
Es considerado como un sitio histórico debido a sus vistosas y preservadas criptas que guardan los restos de ilustres de personajes como Alejandro Junco de la Vega, padre del escritor, Celedonio Junco de la Vega, el llamado “Poéta de Monterrey” y que fue distinguido por ser apreciado por su talento y amistad con el entonces Presidente de México, General Porfirio Díaz.
Mausoléos de Marmol, cantera y granito, principlamente, se yerguen por encima de los dos metros.
Ángeles, cruces y alguna que otra imágen esculpida de Jesús crucificado que data de siglos pasados, son una evocación del sentimientos que se tenía por aquellos a quienes no se ha querido olvidar.
Existen mausoleos que son verdaderas obras de arte, como el dedicado a Leocadio Muñoz que fue elaborado con piedras traídas desde Europa y que llegaron en embarcaciones a través del Puerto Bagadad.
También existe una tumba que es una réplica exacta de la de Napoléon Bonaparte, dedicada a Don Armando Gómez.
Austera.
Por otra parte existen tumbas sencillas, como la del maestro y poeta José Arrese, fallecido en el año de 1917 y que es considerada de suma importancia.
Entre las más llamativas están la del primer cónsul de Cuba en Matamoros, Cristobal Montiel y la del pirata irlandés, Ricardo Everrett.
A este panteón se le ha tratado de rescatar en innumerables ocasiones debido a que sus criptas y mausoleos son un patrimonio histórico local y un bastión para promover el respeto a los antepasados; sobretodo en el caso de personajes de importancia para los anales de la historia local y del estado.
Otros de los personajes que han contribuido a la sociedad tamaulipeca y cuyos restos yacen aquí son: Juan B. Tijerina, José Crispín Mainero, Guadalupe Mainero, Miguel Saénz González, José María Barrientos y Eliseo Paredes.
Además están los restos de los generales Servando Canales y Eugenio Loperena, éste último muerto combate en la batalla de “Las Antonias”, en Bustamante, Tamaulipas en el año de 1876.
También hay una cripta dedicada a la memoria del general Manuel del Refugio González Flores, que fue presidente de México y nació en esta ciudad. Sus restos, sin embargo actualmente se encuentran en la Rotonda del Panteón de los Hombres Ilustres.
Aún así, el olvido ha alcanzado muchas de las criptas y la falta de mantenimiento ha generado que muchas prácticamente se estén desmoronando.
El más antiguo de los panteones en esta frontera se compone por 7 mil criptas y ya no tiene espacios disponibles. Por eso solo las familias que tienen un mausoléo bajo dominio pueden hacer uso de él. Aún así sigue siendo uno de los más visitados de la ciudad.
Incluso en este lugar se da cuenta de que en el año de 1833 la epidemia de cólera morbus cobró la vida de cientos de familias.
 
PANTEÓN NUEVO O LOS TOMATES
 
Este camposanto dió cabida a mil 700 criptas y se ubica en la Calle Santos Degollado de la Colonia Delicias. Su creación obedeció a la necesidad de tener espacios para dar cristiana sepultura a los seres queridos y familiares de matamorenses y foráneos que adquirieron arraigo en esta ciudad.
Su crecimiento fue notable hasta quedar agotado en la década de los ochentas, cuando “ya no cabía un alma”, a decir de las autoridades municipales.
Aún así las familias matamorenses hacen todo lo posible por mantener vigentes los derechos de las tumbas que conservan a sus familiares.
En fechas como el 2 de noviembre y el Día de las Madres, este panteón se llena de color porque las familias se dan cita y cubren con flores los espacios dedicados a la memoria de los que amaron.
Incluso el lugar se convierte en la sede de una fiesta con las canciones de músicos quienes por una módica cantidad entonan las canciones que más gustaban en vida a quien “ya está juzgado de Dios”.
 
PANTEON SANTA CRUZ
 
Este lugar está dividido en dos áreas, la primera de ellas funcionó de 1987 al 2010 pero cuando estaban con agotarse los espacios disponibles para más tumbas, el Cabildo solicitó una autorización al Congreso del Estado para comprar nuevo terreno que funcionara como ampliación.
En ese entonces se destinaron 10 millones de pesos para adquirir las 10 hectáreas localizadas al lado del camposanto.
Actualmente está en operaciones la segunda fase del cementerio localizado en el Ejido “Las Rusias”, al noroeste de la ciudad, mismo quce tiene una disponibilidad del 96 por ciento del terreno, pues a la fecha sólo 400 tumbas se han cavado.
El director del Departamento de Panteones en Matamoros, Armando Galván Kenning, expresó que la  cuota bienal que se paga es de 280 pesos.
Algunas personas aprovechan fechas como el Día de las Madres o el Día del Padre para ponerse al corriente con el pago de sus derechos y hacer una limpieza de la cripta.
El funcionario aseguró que buscando contar con mayores espacios para atender la demanda de la ciudadanía, se revocarán alrededor de 10 mil derechos de criptas con adeudos.
Añadió que otro de los problemas que enfrentan es el mantenimiento y limpieza de estos, lugares, que son visitados por alrededor de 50 mil personas por año. Aún así, en muchas partes se puede observar maleza crecida, hundimientos del piso y hasta inundaciones.
Galván Kenning aseguró que el trabajo de mantenimiento en estos tres panteones es permanente, con lo que se llegan a recolectar hasta 150 toneladas de basura.
“Somos sensibles a la necesidad de las personas de mantener a sus seres queridos que fallecieron en áreas más cercanas a la ciudad y eso nos ha impulsado a la busqueda de alternativas, como la actualmente contemplada de retirar los derechos a quienes no han pagado derechos durante diez años o más”, expresó.
Dijo que en el ciudad existen además dos panteones particulares, pero ahí se establecen cuotas que no son accesibles para toda la población y el municipio está obligado a brindar las facilidades de inhumación de cadáveres.
Los panteones locales se enfrentan también constantes actos vandálicos relacionados con daños y saqueos sin que las autoridades den con los responsables, lo que genera gastos a las familias que tiene que costear la reparación de sus criptas, cubriendo además otros necesarios gastos como el dehierbe y la limpieza del área a la que tienen derecho.