Nuestros Lectores

Autor:

Ante falta de garantías por su vida, Margarita Martínez y su familia salen de Chiapas 

Ante la ineficacia del gobierno de Chiapas y del gobierno federal para garantizar la vida, la integridad y la seguridad de la defensora de derechos humanos Margarita Guadalupe Martínez Martínez (en adelante Margarita Martínez) y de su familia, han decidido dejar temporalmente el estado de Chiapas, ya que el riesgo que corre su vida es alto.

 
El Estado mexicano ha sido incapaz de proteger a Margarita Martínez, ya que a pesar de contar con medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), ella y su familia han recibido varias amenazas de muerte, la última de ellas el pasado 30 de junio, justo cuando se encontraba en la preparación de su participación en el Comité para la Eliminación de la Discriminación Contra la Mujer (el CEDAW, por su sigla en inglés), en la sede de las Naciones Unidas en la ciudad de Nueva York, como parte de una delegación de defensoras de derechos humanos de México.
 
En el marco de la 52 sesión del CEDAW, Margarita Martínez, junto con otras defensoras de derechos humanos pertenecientes a la Red Nacional de Defensoras de México, denunciarán la situación de violencia contra las defensoras en el país. “En México se ha producido un aumento alarmante de violencia en contra de defensoras de derechos humanos. Una violencia invisibilizada y disminuida en su gravedad, características y consecuencias en el contexto generalizado de impunidad, violencia y criminalización de la protesta social que vive el país”.
 
Las medidas de protección que el gobierno de Chiapas ha aplicado a favor de Margarita Martínez, como parte de las medidas cautelares de la CIDH, han sido deficientes y no han logrado inhibir las amenazas ni reducir el riesgo, por lo que ella y su familia han decido abandonar este estado.
 
La CIDH es muy clara al decir que el deber de prevención no se limita a proporcionar medidas materiales de protección, sino que  conlleva la obligación de actuar sobre las causas estructurales que afectan la seguridad de las personas amenazadas. Para cumplir esta obligación, el Estado debe investigar y sancionar a los responsables de los hostigamientos, las amenazas y los ataques contra defensoras y defensores.
 
Cuando las amenazas son de tal magnitud y las defensoras y defensores de derechos humanos se ven obligados a abandonar su lugar de residencia, se vulnera el derecho a la residencia y a la circulación. La Corte Interamericana ha considerado que se violan estos derechos cuando un defensor o defensora es víctima de amenazas y el Estado no provee las garantías necesarias para que pueda transitar y residir libremente en el territorio de que se trate, incluso cuando las amenazas provengan de actores no estatales.
 
Las y los defensores de derechos humanos podemos ejercer libremente nuestra actividad cuando no somos víctimas de amenazas ni de agresiones físicas, sicológicas, morales, actos de hostigamiento y obstaculización a nuestra tarea de promover y defender los derechos humanos: condiciones que en el caso de México, y particularmente de Margarita Martínez, no se están cumpliendo.
 
Cabe mencionar que Margarita y Adolfo, desde 2009, han sido víctimas de amenazas, secuestro y ataques a su integridad personal. Organizaciones internacionales de derechos humanos y la relatora Especial sobre la Situación de los Defensores de Derechos Humanos de las Naciones Unidas han manifestado su preocupación por los ataques a Margarita y a Adolfo. En 2010 la CIDH emitió las medidas cautelares MC52-10, a favor de Margarita y su núcleo familiar.
 
En septiembre de 2011, Adolfo fue invitado a la Plataforma Dublín, organizado por Front Line Defenders, un espacio para las y  los defensores de derechos humanos en el mundo que se encuentran en riesgo.
 
El pasado 30 de junio de 2012, en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, México, aproximadamente a las 18:00 horas, Margarita fue amenazada de muerte a través de un escrito justo antes de asistir a la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, a una de las sesiones del CEDAW en la sede de las Naciones Unidas.
 
Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé
de las Casas, AC; Centro de Derechos de la Mujer de Chiapas, AC;
Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad;
Fortaleciendo el Poder Colectivo de las Mujeres;
Mesa de Mujeres de Ciudad Juárez
 
 

“No me arrepiento; me reivindico anarquista”

 
Compañeros y compañeras:
 
Hoy tuve por enterado que, pase lo que pase, a toda costa me van a consignar. Eso aquí se llama estar “bajo consigna” y se puede entender sólo en el hecho de ser anarquista, ya que no tienen pruebas suficientes para tal consignación. Nos están obstruyendo todo camino: obstruyen los asesoramientos de los abogados que llevan el caso, limitan todo a horas de visita… En muchas ocasiones no dejan pasar a mi madre. Está más que claro: es una consigna sólo porque con orgullo declaré ser anarquista y están buscando a toda costa mi traslado a la prisión, pues ahí “no hay luz que ilumine todas sus torturas”. Pero como dice Claudio Lavazza: “Los anarquistas llevamos la cárcel en las venas”.
 
Con toda honestidad lo digo: para lo que nunca me preparé mentalmente fue para estar en un hospital, herido y nauseabundo, un tanto aislado del mundo exterior, en la incertidumbre. Esto sí me golpeó fuertísimo desde un principio, tanto por el shock causado en la explosión como por la pérdida de la conciencia y el dolor físico.
 
La policía se me lanzó encima: interrogatorios sin sentido con escenarios poco claros, las humillaciones, las amenazas contra mí y mi familia principalmente. Apenas un par de horas después de haber salido de la cirugía en mi pierna, con mareo y vómito permanente, confundido por lo que estaba viviendo, sin capacidad sicológica de un buen análisis, con un desconocimiento profundo de la situación… Fui su mejor banquete.
 
Me reivindiqué anarquista y más se ensañaron; por ahí va la cosa… Y me rindo por igual.
 
Sobre mi estado de salud creo que va bien. Son medio descuidados a veces y estoy en un área donde no debería (necesito una de mayor esterilización), esto a causa de la custodia permanente. Pero en lo general me encuentro bien.
 
Agradezco a toda la gente, los colectivos, etcétera, que nos han apoyado (a mí, a mi madre, abogadas y amigos y amigas cercanas). Honestamente, no esperaba tanto apoyo, hasta de diversos sectores. Gracias por no dejarme solo en ésta.
 
La última cuestión:
 
Compas, me gustaría que esto que me sucedió no se tomara como punto de partida para ataques y descalificaciones. Todo tiene que tomarse en un sentido crítico. Lo que he contado sobre la situación es sin fin de victimismos. Sólo quiero que sepan cómo la paso.
 
¡No me arrepiento! ¡Me reivindico como anarquista!
 
Ni tampoco entro en esa tonta afirmación de que ser anarquista “no es un delito”. El Estado hace delito todo lo que le molesta. Aquí se trata de aniquilar a todo aquel que confronte su autoridad, su poder su dominio y su bienestar.
 
Compas, adelante con la lucha.
 
No nos pararán, no me pararán, no podrán pararnos.
 
 
¡Muerte al Estado, viva la anarquía!
 
Me reivindico como anarquista enemigo del Estado y por principio e idea no formo parte de ningún frente, comando, federación o bloque. Mucho menos formo parte de esa nefasta proestatista llamada Yo Soy 132.
 
¡Un saludo y abrazo fuerte para mi hermana del alma donde quiera que se encuentre! ¡Solidaridad con los compas de CCF (Conspiración de las Células del Fuego) y Lucha Revolucionaria!
 
Emito mi solidaridad con Tortuga de Chile, con Eat y Billy de Indonesia y con los anarquistas italianos presos por la operación Ossadia. ¡Braulio, hermano, estoy contigo! ¡Guerra social en todos los frentes!
 
Nota: escribo poco y sin consistencia a causa de la debilidad física. No crean lo que lo que los medios digan de mí. Han de estar haciendo su trabajo de siempre.
 
Mario López, Tripa
 
 
 

Si no es ahora, ¿cuándo?

 

En este México querido (pero “tan lejos de Dios y tan cerca de Estados Unidos”, como diría don Porfirio Díaz) nunca se habían visto marchas en contra de un candidato a la Presidencia de la República. Tampoco, que casas encuestadoras le dieran a ese mismo candidato un alto porcentaje de probabilidad de ser electo para tan honroso cargo.
 
En los medios, principalmente electrónicos, muchos periodistas y “especialistas” en temas políticos decían al unísono que, según las encuestas de opinión, nada podría evitar que Enrique Peña Nieto llegara a ser presidente. Pues bien, el hecho es que Peña Nieto obtuvo poco más de 3 millones de votos que Andrés Manuel López Obrador, “según las cifras oficiales”. El sentido común de millones de mexicanos nos dice que no es verdad que ese personaje de telenovela sea capaz de obtener tal nivel de aceptación, cuando a la vista de todos, en mítines de acarreados, ni siquiera llenaba las plazas públicas. Hasta los supuestos correligionarios se retiraban anticipadamente, cansados y aburridos, presos del fastidio y abrumados por la demagogia. Basta recordar los cierres de campaña; el Peña Nieto en el estadio Azteca que no llegó ni a la mitad de la capacidad del inmueble, y ya ni hablar de los maniquíes que simulaban personas… Da pena ajena. Eso fue el último domingo, pero ya el miércoles, en los respectivos cierres de campaña de Peña Nieto en la explanada de Toluca, daban cifras de más de 20 mil asistentes, el equipo del candidato de Atlacomulco más de 40 mil ufanándose de ello; mientras tanto, del monumento a la Independencia hasta la Plaza de la Constitución, en el Distrito Federal, se decía que eran más de 1 millón y medio de simpatizantes con Andrés Manuel López Obrador. Datos de asistencia, se dieron varios. El menor por las televisoras, las que decían que hubo no menos de medio millón de personas, 10 veces más que la mejor cifra dada para Peña en su cierre de Toluca…
 
Las encuestas, los medios escritos y electrónicos ya tenían a su ganador, mucho antes de empezar siquiera la campaña. Mucho, pero en verdad mucho antes de todo esto, el esclavo Espartaco dijo: “Volveremos y seremos millones”, y ya somos millones. Si no hacemos algo nos repetirán la dosis. Basta recordar, para hacer algo verdaderamente efectivo, el Artículo 39 de la Constitución: “la soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo. Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo tiene en todo tiempo el inalienable derecho de alterar o modificar la forma de su gobierno”. Esto debemos tenerlo presente para que no nos impongan un presidente que no hemos elegido y que la mayoría no lo acepta en los hechos. Sería un presidente deshonroso, para un honroso cargo que no merece, para lo cual me remitiré ahora al personaje de ficción Homero Simpson, cuando en uno de los episodios, Bart, su hijo, ve que lo degradan deshonrosamente de la marina, por lo cual, su padre al verlo un tanto apenado le dice: “Sólo te diré una cosa, hijo, no se puede decir deshonroso sin honroso…”. Claro que no se puede, aunque en el caso de Enrique Peña, debo suponer que no importa cómo ocupe la Presidencia, siempre y cuando lo haga. Ya se encargarán los medios, por lo menos, de tratar de convencernos, así como cuando el “presidente del empleo” extinguió el organismo descentralizado Luz y Fuerza del Centro, aunque haya tenido que violar la Constitución, las leyes laborales y hasta el mismo decreto que no pasó por la Comisión Federal de Mejora Regulatoria, la cual no dio seguimiento al reglamento para la expedición de dicho decreto, y al no hacerlo, el mismo decreto se vuelve ineficaz, o sea sin validez.
 
Todavía falta ver qué tanto nos importa nuestro país, pero más nuestras familias y nuestro futuro, ya que están en juego. ¿Si no es ahora, entonces cuándo?
 
Martín Juárez Vique
 
 

Los despojan y que ni protesten…

 
Indignante, que el Gobierno del Distrito Federal haya encarcelado a los extrabajadores de Ruta 100. Primero los despojan de su patrimonio. Luego los ningunean en las oficinas gubernamentales. Y cuando protestan, los golpean y los meten a la cárcel. Ojalá sí se hiciera justicia a favor de los extrabajadores. Ya es mucho tiempo de resistencia.
 
Simeón Reséndiz Acevedo
 
Premio de la ONU a Calderón por estancias infantiles, “una burla”
 
El “reconocimiento” que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) entregó a Calderón por “estancias infantiles” es una burla. Ésta es otra de las muchas pruebas que dan cuenta de que la ONU –que dice procurar la paz y la seguridad en el mundo– premia la impunidad y promueve el abuso y la guerra.
 
Alejandro Villagómez Arroyo
 
 
 

Lamenta corrupción transexenal

 
¡Huy! Otra dependencia para apoyar a amigos cercanos. Muy interesante la columna Oficio de papel acerca de la sanción al director fundador del Sae (Servicio de Administración y Enajenación de Bienes). ¿Cómo es posible que siempre que se termina un sexenio salga la porquería? ¿Por qué no se hace en el momento? Y nos llegará otra lacra: el Partido Revolucionario Institucional. Por eso se apoyan estos partidos Acción Nacional-PRI, a los que se suman: Nueva Alianza y el Verde Ecologista de México.
 
Virginia Cruz
 
 

En el “régimen de horror”

 
Don Miguel:
 
Excelente texto. Su columna Oficio de papel, titulada “El cónclave de Calderón con Peña”, corrobora lo que sospechamos desde hace mucho. Si añadimos los “regalos” a las instituciones financieras internacionales para “ayudar” en la solución de la crisis europea, tendremos una idea de la sevicia de este régimen de horror. Saludos afectuosos.
 
Rubén Mújica
 
 

Preguntas a los magistrados del Tribunal Electoral

 
Sorprenden los datos revelados en el reportaje “Magistrados del Tribunal Electoral reciben bonos de medio millón”. ¿Qué les van a decir a sus nietos estos magistrados? ¿Que gracias al dinero que se agencian un país va a seguir con hambre y sin posibilidad de progreso para su juventud? ¿Piensan que se llevarán el dinero al “otro mundo”? O ese dinero mal habido ¿se lo heredarán a sus nietos? ¿No se les “quemarán las manos” cuando lo reciben? ¿Son tan cínicos? No me gustaría que fueran de mi familia.
 
Socorro Salvatori Rubí
 
 

Felicitan por reportaje sobre sueldos y prebenda de magistrados

 

Mis respetos a Contralínea por la calidad de sus investigaciones y reportajes. En este caso, en particular a Nancy Flores por su responsabilidad periodística al ofrecer a los lectores una importantísima noticia directa y transparente como ésta. Gracias por tener el valor moral de conducirse con verdad en la información que manejan.
 
Raúl Bustindui
 
 

Más reportajes sobre proyectos de vivienda, solicita

 

Me parece que es muy importante que se realicen reportajes como el de “PGR reserva expediente penal contra ARA”, para que la ciudadanía tenga conocimiento de dónde no comprar. Sin embargo creo que lo que se denuncia en la nota no es todo lo que ha pasado. Se han dado muchas concesiones para construcciones en esa zona y no se tiene certeza de que sean viviendas seguras por el tipo de suelo en donde están construidas.
 
¡Muchas gracias y saludos!
 
Ivonne Castañeda
 
 

Respalda lucha de estudiantes indígenas

 

El gobierno no tiene ninguna excusa para ese comportamiento discriminatorio contra los jóvenes indígenas, que se documenta en el reportaje “Michoacán: alumnos de universidad indígena pugnan por educación digna”. Se trata efectivamente de una falta de interés del gobierno. No hay justificación para la opacidad. Los derechos se exigen. Ojalá y exijan (estudiantes y maestros) estar dentro del consejo consultivo como en cualquier otra escuela democrática.
 
Ana Ramos
 

Persisten problemas en la UACM, señala

 

Los problemas en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México continúan y se agravan por la aprobación de nuevas licenciaturas sin que haya el personal docente suficiente para las ya existentes. En el plantel Cuautepec, la licenciatura de promoción de la salud se está dejando morir.  Soy estudiante de esta carrera y he sido afectado junto con otros compañeros al no alcanzar lugar en cuarto semestre porque sólo abrieron un grupo por falta de profesores.
 
Manuel U Morales Cruz