Autor:

 El próximo miércoles se darán los resultados de la elección por parte del IFE. Sin embargo, el Movimiento Progresista encabezado por el tabasqueño Andrés Manuel López Obrador adelanta: ante las irregularidades del proceso electoral, la izquierda mexicana ha decidido impugnar la elección

 
Andrés Manuel López Obrador, candidato del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, impugnará los comicios del domingo pasado. “Yo no suscribí ese convenio [el pacto de civilidad que firmaron los aspirantes presidenciables ante el Instituto Federal Electoral (IFE)] para cancelar mis derechos como ciudadano y no acudir a las instancias correspondientes. No puedo aceptar ninguna ilegalidad”.
 
Dice no admitir un resultado fraudulento. Esperará el conteo final de los cómputos distritales para tener plena certeza de que se respetó el voto de los ciudadanos y que no se falsificó la elección. Convoca a sus simpatizantes a recabar todos los testimonios sobre irregularidades para proceder legalmente.
 
“Adelanto que la elección, a todas luces, no fue ni equitativa ni limpia. El candidato del PRI [Partido Revolucionario Institucional] usó dinero a raudales, miles de millones de pesos, de procedencia ilícita y rebasó, por mucho, lo permitido por la ley, al mismo tiempo que fue patrocinado en exclusiva por la mayoría de los medios de comunicación”.
 
Es una “vergüenza” nacional la forma en la que se desarrollo la jornada electoral; el IFE registró más de 3 mil incidentes en casilla, muchos de ellos en el Estado de México, señala. Los consejeros del Instituto y los magistrados del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación “tienen que asumir su responsabilidad, deben dar la cara y enfrentar este asunto”.
 
“Limpiar la elección significa quitar todos los votos que fueron comprados. Ganamos con bastante margen”.
 
Agradece a los más de 15 millones de mexicanos que expresaron su deseo en las urnas de “abolir el régimen de corrupción, injusticias y privilegios”. Asimismo, reconoce la labor del Movimiento 132: jóvenes que luchan por el derecho a la información, la justicia y la democracia.
 
“Sé cuál es mi responsabilidad histórica. He actuado con mucha prudencia y lo voy a seguir haciendo porque represento un movimiento que tiene fincadas las esperanzas en que haya un verdadero cambio. Ha habido unidad en las filas del Frente Progresista, la prueba es que están aquí los presidentes de los partidos”.
 
Finalmente, Jesús Zambrano Grijalva, presidente del PRD, aseveró: “Hay un reconocimiento del papel que hoy está jugando la izquierda en nuestro país”. A decir del político, la sociedad refrenda su confianza al darles la oportunidad de gobernar la ciudad de México, Tabasco y Morelos.

Comments

comments