Autor:

Alrededor de 50 policías federales, estatales y municipales -entre ellos comandantes y jefes de alto rango- se entrenan cada año en Israel. La cooperación entre agencias de seguridad no sólo se da en Oriente Medio; en México, las empresas de seguridad israelíes ofrecen, incluso, aviones no equipados para el gobierno mexicano en el contexto de la “guerra” contra el narcotráfico, declara la embajada de Israel en México, en voz de Eldad Golán, consejero político y agregado de prensa y cultura. “Con el intercambio de información entre agencias de seguridad, se fortalecen los lazos entre ambos países”, señala el diputado priísta Alfonso Navarrete Prida

 
A de cumplirse 60 años de relaciones bilaterales entre México e Israel, la colaboración en materia de seguridad se encuentra en su punto más alto. De acuerdo con declaraciones de Eldad Golán, consejero político y agregado de prensa y cultura en la embajada de Israel en México, son más de 150 policías mexicanos entrenados en Israel desde hace tres años.
Entrevistado por Contralínea en la sede de la representación israelí en el Distrito Federal, el funcionario comenta que en los entrenamientos han participado policías de los tres niveles de gobierno: “federales, estatales y municipales; incluso comandantes y jefes de alto rango han tomado el curso que impartimos allá, el cual tiene mucha demanda en México, y a pesar de que está limitado para 20 personas, participan más”.
Se refiere al curso Policía y Comunidad promovido por la agencia de cooperación internacional Mashav (creada en 1958 como una división del Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel), en cooperación con la Organización de Estados Americanos.
El objetivo del curso es fortalecer el compromiso del policía con la comunidad; es decir, “la policía deberá de llevar a cabo una política de acercamiento recíproco con sus ciudadanos estableciendo un modelo coherente de trabajo en y con la comunidad”, señala la convocatoria del curso.
En la parte metodológica de éste, se fomenta la participación activa de los inscritos mediante conferencias, talleres, mesas redondas y trabajos prácticos.
Se analiza detalladamente la Policía Comunitaria de Israel, la Unidad para la Prevención de la Delincuencia, la Unidad de Detección Preventiva en Instituciones Educativas Formales, y el Consejo Público para la Prevención de la Delincuencia.
El curso, con tres semanas de duración aproximadamente, se imparte en el Instituto Internacional Histadrut-Israel (localizado en la villa Beit Berl); ahí se brindan programas de cooperación y desarrollo desde hace más de 50 años.
Además, el instituto cuenta con cinco divisiones de cooperación: América Latina y el Caribe; África, Asia y el Pacífico; Europa central y oriental; Oriente Medio y África del Norte. Asimismo, ha colaborado en diferentes momentos con la Organización Internacional del Trabajo, la Confederación Internacional de Organizaciones Sindicales Libres y la Alianza Cooperativa Internacional, entre otros organismos internacionales.

Secretos en acuerdos de seguridad

En febrero de 1997 –tres años antes de que firmaran un tratado de libre comercio– los gobiernos de Israel y México signaron un acuerdo sobre cooperación en el combate al tráfico ilícito y aviso de estupefacientes y sustancias sicotrópicas y otros delitos graves.
El artículo I del acuerdo señala que ambos países favorecerán el intercambio de información relativa al tráfico de drogas y las modalidades para su combate; así como la coordinación de actividades de sus respectivos servicios en la misma materia; además de compartir sus conocimientos y experiencias.
En ese mismo sentido, las dos naciones deberán “enviarse mutuamente otros informes de origen y análisis de estupefacientes incautados y copias de documentos de investigación y también intercambio mutuo de información sobre esta materia, en la medida que competa a la otra parte”, señala el documento.
En conjunto, el artículo IV menciona que las acciones de cooperación que se lleven a cabo, deben de cumplir las normas y prácticas de la Interpol, en la medida en que sean aplicables bajo su legislación nacional.
Se contempla también el intercambio de agentes expertos entre las autoridades de ambos países dentro del marco de la cooperación.
Finalmente, se asienta que “ninguna de las partes deberá difundir cualquier información confidencial relacionada con la otra parte, ni transferirla a terceros países, a menos que haya recibido consentimiento de la otra parte”.
En entrevista,  Jesús Alfonso Navarrete Prida, diputado federal por el Partido Revolucionario Institucional, comenta que el acuerdo es muy importante en materia de tecnología: “muchos sistemas de seguridad están basados en sistemas israelíes: es otra de las muchas materias donde el intercambio de información, como de tecnología, refuerzan los lazos entre los dos países”.
—¿La colaboración con Israel es parte del esquema de seguridad nacional de México? –se le pregunta al también presidente del Grupo de Amistad México-Israel de la Cámara de Diputados.
—La colaboración es interna. En materia de seguridad nacional, México tiene sus propias fuentes de información y mantiene relaciones internacionales donde se cruzan múltiples informaciones; pero los asuntos internos del país, hasta donde yo sé, los seguimos resolviendo los mexicanos.
—¿Cómo se ejecuta la colaboración en materia de seguridad?
—A través de la Secretaría de Relaciones Exteriores y también mediante las diferentes corporaciones donde México ha suscrito convenios de colaboración y de asistencia recíproca. No es sólo con un área del gobierno mexicano, sino múltiples áreas.
En efecto, la Secretaría de Seguridad Pública, a cargo de Genaro García Luna, señaló en abril de 2009 que policías de Israel, Estados Unidos, y Colombia, entre otros, entrenarían a cerca de 300 agentes de la Policía Federal, los cuales capacitarían a cerca de 9 mil universitarios contratados para labores de inteligencia e investigación policial.
Por ejemplo, Maribel Cervantes Guerrero, nombrada en febrero pasado por Felipe Calderón como nueva comisionada de la Policía Federal, está capacitada por las más destacadas agencias de seguridad en el ámbito internacional en materias de información, análisis operativo de la criminalidad, inteligencia, planeación estratégica, terrorismo, técnicas de investigación y policiales en países como Israel, España y Estados Unidos, indica la Secretaría de Seguridad Pública.
Después de surgir de las filas del Centro de Investigación y Seguridad Nacional, Maribel Cervantes pasó en 1999 al área de inteligencia de la entonces Policía Federal Preventiva; además, fue responsable de establecer vínculos de cooperación, capacitación e intercambio de información con la Comunidad de Policías de América y con la Oficina Europea de Policía.
A partir de 2010, el gobierno del Distrito Federal también ha establecido convenios con el gobierno de Israel para el entrenamiento de policías capitalinos en manejo de explosivos y control de flujos en transportes colectivos.
Sin embargo, Eldad Golán menciona, en entrevista con Contralínea, que “en el tema de seguridad existen muchas cosas que no sabemos: son confidenciales, secretas y están en niveles menos expuestos”.
No obstante, agrega que en México existen diferentes representantes de empresas de seguridad israelíes. Éstas ofrecen servicios que van desde vigilancia hasta aviones no equipados.
“Israel tiene aquí muchísimas representaciones en el ámbito de la seguridad; lastimosamente por lo que está sucediendo en México, todo eso tiene un mercado muy grande. Por lo tanto, los israelíes son excelentes proveedores para el cliente mexicano, debido a nuestra experiencia en seguridad. Uno de los resultados de esa experiencia es la abundancia de empresas de seguridad israelíes en diferentes áreas.”
Experta en los temas de Oriente Medio, Camila Pastor, doctora en antropología sociocultural por la Universidad de California, explica a Contralínea que la colaboración de Israel en México se entiende por la experiencia del primero en las cuestiones de seguridad.
“El tratado de 1997 se firma a tres años de la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, y en ese contexto la colaboración israelí se considera valiosa. En el contexto actual de la guerra contra el narcotráfico, en el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) se realizó hace un año un foro por [parte de] la embajada israelí en México, donde se proponía una cooperación entre los especialistas en seguridad israelí con los mexicanos; se enlazaron a altos funcionarios de los dos Estados, pero el resultado final no se hizo público”, comenta la investigadora del CIDE.

60 años de relaciones bilaterales

La cooperación bilateral no sólo es en materia de seguridad; en abril de 2000, México firmó un Tratado de Libre Comercio con Israel. A decir de Eldad Golán, los aranceles bajaron y se tiene un intercambio comercial de 500 millones de dólares anuales: “Israel es el gran socio de México en Oriente Medio; aún así, estamos tratando de persuadir al empresario mexicano y a su homólogo israelí para invertir cada uno en el otro país.
“Tenemos bastante experiencia; por ejemplo, la costa de Tel Aviv era una zona árida, peligrosa, con dunas; en menos de 60 años se ha convertido en el centro económico, cultural, educativo, empresarial; hoy se le conoce como la Miami de Oriente Medio.”
Durante 2011 participaron 2 mil 638 profesionales de 109 países en 120 actividades de la agencia Mashav en Israel. A la par, 2 mil 913 participaron en cursos y programas en 31 países.
México participó con 25 profesionales en programas de educación; con ocho, en cursos para el desarrollo de pequeñas y medianas empresas; seis en agricultura; cinco en planeación regional; tres en desarrollo comunitario; dos en desarrollo urbano y rural; y sólo uno en el campo de ciencia y tecnología.
Este 1 de julio se cumplen 60 años de relaciones entre México e Israel. Los festejos iniciaron desde febrero pasado con la semana de Israel en la Torre Mayor de la Ciudad de México, donde se montaron exposiciones sobre historia, educación y cultura.
Además, se tienen programados eventos musicales, culturales, académicos y muestras gastronómicas: “se realizó el concurso para diseñar el logotipo que simbolice los 60 años de relaciones entre los dos países y lo ganó una estudiante de Nuevo León. Ahora ella viajará con todos los gastos pagados a Israel y conocerá nuestra cultura milenaria”, comenta el funcionario.
Por medio de la embajada de Israel en México, estudiantes de este país reciben becas para estudiar su licenciatura en Israel o realizar cursos de verano. La mayoría de éstos se inclina por cuestiones de lucha contra el terrorismo y relaciones internacionales.
“Tenemos una delegación de estudiantes mexicanos de arqueología que están excavando en un sitio bíblico, al lado del Mar de Galilea: es la primera vez que las autoridades arqueológicas de Israel otorgan una autorización de este tipo a un equipo que no es israelí”, explica el funcionario Eldad Golán.
El funcionario refiere que la embajada realiza un campamento oftalmológico en comunidades marginadas de Chiapas. Como parte de su labor, los médicos israelíes realizan ?en una semana? aproximadamente 400 operaciones de glaucoma y cataratas a personas de escasos recursos.
“En turismo rural aplicamos un curso en comunidades indígenas de Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Durango; damos herramientas a esas comunidades indígenas para que desarrollen ellos mismos su propio proyecto, a través de la atracción de turistas con la finalidad de convertir sus pequeñas casitas en cabañas que sean fuente de ingreso. Esa ayuda es el valor de nuestro pueblo porque el fundamento del judaísmo es “‘amar a tu prójimo como a ti mismo’.”
El conflicto árabe-israelí
En octubre de 2011 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura aceptó a Palestina como el Estado 195. No obstante, México se abstuvo en la votación (Contralínea 280).
Para el consejero político de la embajada israelí, Eldad Golán, esto representa una actitud amigable, responsable y favorable del gobierno mexicano respecto a Oriente Medio:
“México e Israel pertenecen al grupo de países occidentales. Compartimos visiones respecto de la democracia, el desarrollo humano, el bienestar de la población y la tecnología; el conflicto árabe-israelí no afecta de una manera directa las relaciones de Israel con México. Sin embargo, al ser un conflicto que ha llegado a instancias internacionales como la ONU, México debe de tomar una postura a favor o en contra.”
—¿Qué se necesita para llegar a un acuerdo con los palestinos? –se le pregunta.
—Antes de resolver el problema territorial hay que resolver el sicológico: la confianza, el respeto mutuo; sin esto no podemos avanzar en una solución pacífica. La pelota ahorita está en la cancha de los palestinos; nosotros no tenemos organizaciones terroristas auspiciadas y patrocinadas por Irán que llaman a la destrucción final y total de Israel. ¿Cómo puedo negociar con alguien que me quiere matar?
Se refiere al Movimiento de Resistencia Islámico Hamas, quien según el funcionario, ya no goza de la popularidad que tenía antes: “Hamas, al igual que Al Fatah, ya se corrompió: son la misma cosa prácticamente, y aunque los primeros se pronuncien por nuestra destrucción, nosotros somos un país muy fuerte militar y tecnológicamente: no representan una amenaza real”.
Para el diplomático, Israel es una víctima de los medios de comunicación que transmiten información manipulada sobre el proceso y agrega que Israel nunca ha negado el derecho de existir a otro país árabe:
“En 1947, el voto de partición para la creación de los dos Estados fue votada favorablemente por Israel, a pesar de que la resolución nos discriminaba mucho: nos iban a otorgar sólo un pedacito de nuestra tierra ancestral. Los palestinos no la aceptaron; de haberlo hecho no habríamos tenido que soportar ese conflicto bélico de más de 60 años.”
En contraste, Ofer Casif, doctor en economía por la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, Inglaterra, comenta a Contralínea que en Israel existe una cultura militarista basada en la “paranoia” de la sociedad israelí, y el racismo es un síntoma de ésta: “La mayoría de judíos israelíes piensa que la seguridad debe de estar por encima de los derechos humanos, la democracia y la igualdad. La seguridad es como un dios”.
Agrega que en aquél país hay una regresión en materia de políticas públicas: “Ahora hay más desempleados, pobreza y contaminación; se lleva a cabo la privatización de la educación y en minorías como los beduinos, la mortalidad infantil es como en el tercer mundo.
“Las cifras respecto al conflicto con Palestina son alarmantes: desde hace más de 10 años Israel mata a un niño palestino cada tercer día y prácticamente Palestina no tiene industria en sus ciudades, ya que todos los recursos los tiene Israel; además de qué existen miles de presos palestinos inocentes acusados de terrorismo, totalmente aislados”.
Randa Nablusi, embajadora de Palestina en México, dice a Contralínea que “Israel hace de la vida de los palestinos un infierno; sin embargo, Palestina está comprometida con el proceso de paz, pero no se puede saber cuánta paciencia debemos de tener para lograrlo:
La embajadora comenta que “uno de los principales problemas es la construcción del muro de separación y los 650 puntos de control, donde el ejército de Israel detiene por horas a los palestinos que van de un lugar a otro. Ha habido casos de personas que mueren en estos puntos de control porque no se les deja pasar, incluso bebés han nacido en ellos.”
—¿Se espera un cambio en el conflicto después de las elecciones de Estados Unidos?
—Nosotros hemos escuchado, desde las épocas de [George] Bush padre, la solución de dos Estados, pero es curioso que digan esto mientras ocupan Irak y Afganistán. Es importante quién llegue a la presidencia pero también es importante el congreso; tal vez con los cambios en el mundo árabe la política de Estados Unidos hacia nosotros también cambie favorablemente.
Perspectivas regionales
Camila Pastor menciona que el futuro de la región está directamente ligado a quien resulte ganador en las elecciones egipcias: “el que quede como líder en Egipto será el interlocutor con Israel, ya que el país árabe venía siendo uno de sus aliados más fuertes en la zona. Si ese interlocutor cambia, podría cambiar esa política de alianzas.
“Israel tiene que enfrentar una demanda económica y social interna de sus ciudadanos. A esta serie de demandas se les ha vinculado con las protestas globales de los Indignados o de Ocuppy Wall Street, a pesar de que se parecen mucho más a las demandas de sus vecinos de la primavera árabe. Israel no se debe de olvidar de los nuevos Estados que se están conformando a su alrededor.”
Además de afirmar que Israel es la única democracia en la región, Eldad Golán ubica en el centro del debate a Irán, al que describe como un país patrocinador del terrorismo mundial, que tiene nexos con Hamas en Palestina y Hezbolah en Líbano:
“Irán es el gran problema de Oriente Medio. Es un país con aspiraciones no sólo regionales, sino mundiales, lo cual se convierte en un problema global. No olvidemos que desarrollan armamento nuclear de forma muy discreta, amenazando públicamente con la destrucción de mi país”. Por ello, sentencia, “hasta que no haya un cambio al interior de Irán no habrá estabilidad en Oriente Medio.
“Para la comunidad internacional libre, occidental, de la cual México forma parte, las cosas son muy claras, es muy evidente que hay que solucionar el problema de Irán lo más pronto posible.”
—¿Cuál es la visión de Israel a largo plazo?
—Vivimos un proceso de un cambio político profundo en el mundo árabe, todavía no hemos llegado al resultado final de los levantamientos populares que iniciaron hace un año. Pero se vislumbra un new order [nuevo orden] en el que los pueblos participan más directamente en las decisiones de sus países para ir cambiando los esquemas autoritarios que se tenían antes. Sería muy significativo para Israel contar con gobiernos democráticos alrededor.
TEXTOS RELACIONADOS:
Contralínea 291