Autor:

El personal del Centro Médico Siglo XXI ha diagnosticado muerte cerebral al líder del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, Valdemar Gutiérrez, quien se encuentra hospitalizado desde hace más de dos meses en ese nosocomio, informan fuentes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 
Este 2 de julio le habrían practicado exámenes médicos en el área de cardiología para valorar sus oportunidades de vida, pues se teme que no pueda recuperar la conciencia. Algunos disidentes del Sindicato se oponen a la probable decisión de sus familiares respecto de desconectarlo del respirador.
 
Valdemar Gutiérrez enfrenta acusaciones de supuesta malversación de fondos de las cuotas sindicales y de mantener presuntos negocios ilegales en el IMSS.
 
A mediados de 2011, fue acusado de limitar o suspender los derechos sindicales de 4 mil 500 integrantes de la disidencia. Lo anterior, porque los agremiados no estaban de acuerdo con su “reelección” como secretario general del sindicato por un periodo que acabaría hasta 2018, ni con la obligatoriedad de un pago que supuestamente se integra al Fondo de Ayuda Sindical por Defunción (Contralínea, 7 de septiembre de 2011).
 
Al respecto, los disidentes  señalaron que el Fondo significa la entrada de 24 millones de pesos cada mes a la organización, de los cuales no se conoce el destino.
 
Otro capítulo que estaría enfrentando el líder sindical es la insuficiencia de recursos en las reservas y fondos para el pago de pensiones y jubilaciones del Instituto. Según el Informe al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y los riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social 2010-2011, la Subcuenta 1 del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual se puede agotar en breve, debido “al crecimiento acelerado del número de jubilados y pensionados del propio Instituto” (Contralínea 251).