Autor:

El ilustre maestro Guillermo Héctor Rodríguez (1910-1988), cuya nota biográfica está en la indispensable obra de Humberto Musacchio Milenios de México, fue titular de las cátedras de derecho romano e introducción a la ciencia del derecho, en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde dio a conocer y discutir la obra de Hans Kelsen; y titular en la Facultad de Filosofía y Letras de cátedras de teoría del conocimiento y la ética como fundamento de la voluntad jurídica, donde estudió a Immanuel Kant y la Escuela de Marburgo con Hermann Cohen, Ernest Cassirer, Pablo Natorp y el neokantismo. En ellas proponía que para estudiar historia universal había que tener a la mano las obras de Veit Valentin, Historia universal; de Herbert A L Fischer, Historia de Europa; y de J R Salis, Historia del mundo contemporáneo. Y compararlas para conocer la universalidad de los pueblos, las individualidades creadoras e innovadoras y la teoría y práctica del pensamiento humano; teniendo como punto de partida la Grecia de Atenas y Esparta: orígenes de la democracia y la autocracia. Así, dio a sus alumnos el mundo de la sociedad abierta (de Karl R Popper) y la cultura bajo la divisa de la ilustración de la auténtica sofística: “el hombre es la medida de todas las cosas”, que Nietzsche enriqueció con su Humano, demasiado humano.
 
Lo anterior sirva de prólogo para esta nota bibliográfica sobre dos libros: El Anticristo, de Friedrich Nietzsche (1844-1900), e Historia de Cristo, de Giovanni Papinni (1881-1956), dos pensadores-escritores de la historia universal. En sus relampagueantes espacios de lucidez y con su avasalladora cultura que devoraba y procesaba a través de dardos críticos, provocadores y certeros, Nietzsche escribió una obra inmensa en calidad y cantidad, porque pensaba para escribir. Como sus célebres Así habló Zaratustra; Ecce homo; El nacimiento de la tragedia; Crepúsculo de los ídolos; así, El Anticristo, tras severas mutilaciones, se publicó íntegro como una crítica al cristianismo que debe leerse sin los lentes religiosos; y, aunque caben los desacuerdos e impugnaciones, es un logro relevante en la literatura e historia de la confrontación de las ideas e ideologías.
 
Esta obra de prosa incendiaria y diatribas al por mayor pareciera continuar en los escritos de Giovanni Papini el largo tiempo sin creencia religiosa y su conversión al cristianismo que vibra en las páginas de su Historia de Cristo, haciendo de éste más un hijo de la humanidad que un hijo de Dios. Estremecedora historia (su oración final, conmovedora) que contrasta con El Anticristo de Nietzsche. Por lo cual han de leerse una tras otra, para encontrar sus similitudes y contradicciones. Papini eleva a sus lectores a un cristianismo muy singular. Nietzsche, a una devastadora desmitificación, despiadado ataque y punzantes reprobaciones. Son alegatos a favor y en contra, donde cada juez-lector decidirá con un veredicto apelable, porque son vasos comunicantes. Las dos caras de esa misma moneda de “dar a Dios lo que es de Dios, y al César lo que es del César”. A Papini su Cristo. A Nietzsche su Anticristo.
 
Ficha bibliográfica:

 

Autor: Friedrich Nietzsche
Título: El Anticristo
Editorial: Alianza editorial
Autor: Giovanni Papini
Título: Historia de Cristo
Editorial: Época, S.A.

 

 
*Periodista
 
 
 
Fuente: Contralínea 291