Autor:

“¡Váyanse a votar a su tierra!, dijo uno de los funcionarios de una casilla especial ubicada al Sur de la Ciudad de México a una joven guanajuatense.

 

Ella pretendía ejercer su derecho a votar en la capital del país; sin embargo, ya no alcanzó boleta.
 
Casi un centenar de personas se apostaron a las afueras del Instituto Federal Electoral (IFE) minutos antes de que concluyera la jornada electoral, para reclamar su derecho al voto.
 
Esto ha motivado el surgimiento del Movimiento 751, pues cada casilla especial contó con 750 boletas. Luis Vaca, uno de los representantes de este grupo de personas, comentó a Contralínea que ya fueron recibidos por Valentín Garza, asesor de la Secretaría General del IFE, quien sólo lamentó que no vayan a poder votar. “Ya no se puede hacer nada”, les dijo a los jóvenes.