Autor:

Aunque las autoridades aseguran que no se han olvidado del caso del robo de la bebé América Michelle, la realidad es que han pasado años sin que se registre un avance en las investigaciones. Mientras tanto, la familia de esta niña sigue sobreviviendo con el dolor de no saber en dónde está su hija.

 
Nadia Irene González Guzmán
Matamoros, Tamaulipas
 
Siete años han transcurrido desde que América Michelle Martínez Enríquez -que en ese entonces era una bebé de un mes de edad-, fue robada cuando su madre la confió a una extraña por apenas unos instantes.
Desde el 21 de junio del 2005 no hay información sobre la posible ubicación de la niña quien para las autoridades continúa “en calidad de extraviada”.
En febrero del 2008 el expediente del caso se retuvo en la Delegación Regional de la Procuraduría del Estado de Tamaulipas, sin avances o nuevas diligencias.
Sin embargo y pese a que ha pasado todo este tiempo sin resultados, los responsables de la delegación negaron que se hubiera dado carpetazo al caso, pues   ya se envió una orden a la Policía Ministerial para que no suspendiera las indagatorias.
El pasado miércoles 20 de junio el fiscal Guadalupe Bernal Castillo, admitió desconocer el paradero del expediente del robo de América Michelle por lo que se comprometió a encontrarlo.
Explicó que cuando se integra una averiguación previa y no hay elementos para proceder en contra de una persona, se envía al delegado para su revisión y es por ello que el expediente no lo tienen la Agencia del Ministerio Público.
“No tengo el expediente físicamente en la agencia, pero el sistema permite que la Delegación lo analice y si determina que no hay pruebas qué desahogar, se mantiene así, pero el plazo es variable”, dijo.
 
EL ROBO
 
María de los Angeles Enriquez García, madre de la niña, ha dicho que la persona que se llevó a su bebé es una mujer quien dijo llamarse María Cristina, ser originaria de Monterrey, Nuevo León.
De acuerdo a María de los Angeles, quien se llevó a su hija tenía aproximadamente 30 años, es de piel blanca, cabello castaño y hablaba con un acento extranjero, como el usado por los mexico americanos.
La mujer, quien mostraba un supuesto embarazo, logró ganarse la confianza de María de los Angeles a quien convenció de que la acompañara a varios puntos de la ciudad a bordo de un automóvil Altima Blanco en el que, finalmente, logró llevarse a la bebé.
Y aunque hubo algunas investigaciones, las autoridades no han informado por qué no han tenido resultados en la búsqueda de la pequeña, cuyo caso hoy se encuentra perdido en un labertinto burocrático.
 
SÍ SE ACUERDAN, PERO NO LA BUSCAN
 
En la Agencia Tercera del Ministerio Público Investigador en Matamoros la mayoría de su personal recuerda con lujo de detalle el caso de América Michelle, debido a la cobertura mediática que ha recibido.
El agente auxiliar del Ministerio Publico, Andrés Arturo Rodríguez Madrigal, rechazó que el caso haya sido olvidado.
“Naturalmente que el caso se mantiene en investigación, no porque la Delegación sea quien giré instrucciones, sino porque se trata de un hecho grave y es por ello que se debe agotar la investigación que en ningún momento, debo aclarar, estuvo suspendida”, dijo.
Rodríguez Madrigal no pudo, sin embargo, dar respuesta por qué del prolongado tiempo de reserva y el hermetismo en el caso y disculpó el hecho de que se busque a América Michelle en calidad de “extraviada”, cuando fue en realidad robada porque, dijo, así es más sencillo recavar información.
Admitió que en el caso de los menores de cinco años y sobretodo en México, estas situaciones ocurren por la falta de precaución de quienes los cuidan.
 
EN RESERVA CUATRO AÑOS                     
 
Cuando Contralínea inició la tarea de recabar información sobre el curso de las investigaciones, se encontró que desde febrero de 2008 el expediente pasó a la delegación regional en calidad de “Reserva”, donde permanece olvidado.
Durante dicho proceso, debió haberse notificado a la agencia el status de la investigación, de modo que se hubiera dado el seguimiento a los hechos y en caso de tener alguna información que se relacionase con el caso se usara para dar con el paradero de la niña que el mes pasado cumplió siete años de edad.
El delegado regional de la procuraduría Rubén González Chapa recordó que cuando ocurrió el hecho él se desempeñaba como director de Seguridad Pública del Municipio y el personal a cargo coadyuvó con la investigación realizando un operativo de búsqueda que incluyó la vigilancia de las vías de acceso y salida de la ciudad.
“Sí recuerdo que estuvimos prestando ayuda desde el área de Seguridad Pública, de hecho se hizo un operativo que se extendió por un par de días para localizar a la niña, pero el resultado no fue exitoso”, admite.
Por lo pronto la Policía Ministerial del Estado a cargo de Enrique Padilla Guerrero, recibió un oficio de investigación en 2008, afirmó el fiscal Andrés Arturo Rodríguez Madrigal.
Dijo que tiene instrucciones precisas para que recabe y/o compare información de otras investigaciones, pero no aportó durante este tiempo, nuevas luces para esclarecer el delito.
Uno de los policías ministeriales que estaba al tanto de las investigación dijo que es frustrante no haber encontrado a la menor.
El policía, quien pidió mantenerse en el anonimato pues ya no tiene asignado el caso, indicó que cada una de las decisiones que se tomaron fueron con la intención de acelerar la localización, pues el factor tiempo era vital si se quería dar con la pequeña América Michelle.
“Como es natural cuando ocurre algo así todo el país se entera, se pidió la colaboración de todas las procuradurías estatales e incluso el Buró Federal de Investigación (FBI, por sus siglas en inglés) y al paso de las primeras 48 horas no podía creer que no la localizáramos”, expresó
 
CUMPLIÓ SIETE AÑOS
 
El 21 de junio de 2005, Matamoros sufría los estragos del paso de la tormenta “Emily”, pues varios sectores sufrieron la interrupción de la energía eléctrica y del servicio de agua potable. Sin embargo una de las personas que más sufrían con esta situación era María de los Angeles Enriquez, quien no podía aguantar estar en su hogar debido a que el aire acondicionado no funcionaba y era una día caluroso.
Por ello decidió buscar a su esposo Vicente quien se encontraba en el hospital del Seguro Social porque su mamá presentaba problemas de salud.
La averiguación previa precisa que el robo sucedió en la calle Quinta, a espaldas del nosocomio.
A pesar de que las autoridades implementaron un cerco que se extendió a toda la ciudad, sus accesos y salidas, no hubo modo de localizar a la mujer o el vehículo en el que se llevó a la niña.
Hoy día la averiguación resalta nuevas pesquisas, una de ellas tiene que ver con la identificación de una sospechosa por parte de un testigo, pero cuando la Policía Ministerial presentó a la mujer que se señalaba como la presunta ladrona, María de los Angeles dijo que no se trataba de la misma que le arrebató a su hija.
Sin embargo no se establece si algún otro miembro de la familia corroboró este dato, pues la que se dijo llamar María Cristina fue a casa de los Martínez Enriquez y estuvo un lapso de tiempo, en el que los habitantes de ese domicilio la vieron bien.
Mientras que el guardia del Hospital General negó haber visto a la mujer, y que María de los Ángeles hubiese estado acompañada, Vicente declaró que había observado a una persona, en el interior del nosocomio, con la descripción que su esposa brindó y lo que sostiene la hipótesis de que esta mujer entró al nosocomio buscando a Vicente, como un favor que le pidió María de los Ángeles y a través del cual ganó su confianza.
Cada año en el que se cumple un año más de vida de América Michelle, los Martinez Enriquez no tienen motivo de celebración, pues desde que su hija desapareció, sólo mantienen la esperanza de que esté viva, sana y que un día regrese a ellos.
Se mantienen en la espera de que las autoridades la localicen y han recurrido a toda clase de Asociaciones Civiles que se especializan en la búsqueda de menores en México y extranjero, sin que a la fecha de resultado.
Cuando América Michelle cumplía en la ausencia de su hogar cuatro años, el periódico Hora Cero realizó una entrevista a los padres, en ella se daba cuenta de la desesperación que acumuló la familia durante dicho lapso de tiempo.
Vicente y María de los Ángeles dieron cuenta de la falta de sensibilidad de las autoridades que investigaban la desaparición de su hija, e incluso Vicente aseguró que la Procuraduría de Tamaulipas se limitaban a acusar, sin fundamento, a su esposa de ser la responsable de vender a la pequeña América Michelle.
Desde entonces a la fecha la Procuraduría General del la República (PGR) mantiene en su portal de búsqueda en condición de “extraviada” a través de la Dirección General de Prevención de Delitos a la Comunidad.
En la página se exhibe una fotografía borrosa de la pequeña que entonces tenía unos días de nacida y hasta hoy día no ha sufrido ninguna actualización virtual de cual se pueda saber cual es el aspecto de la niña con el paso de los años.
 
UN NUEVO ROSTRO
 
 No hay actualización de cómo luce hoy América Michelle, pero la Delegación asegura que se le pedirá al área de Servicios Periciales de la Procuraduría que actualice la imagen de la niña con las modificaciones que debe haber sufrido al paso de los años.
“Pediremos que actualicen el posible rostro de la niña, incluso una película de Michelle Pfiffer, ‘The deep end of the Ocean’ (El lado profundo del Océano) -basada en un caso real-, demuestra que es útil este tipo de herramientas para la localización de personas, y pues confiamos que con los nuevos adelantos, se pueda tener una imagen lo más parecido a la nena de siete años y hasta de la mujer que se la llevó”, dijo Rodríguez Madrigal.
Garantiza que se tiene un plazo de diez días para que la Policía Ministerial dé nuevos datos de la investigación y esto incluye que se llame a comparecer a las personas que se incluyen en el expediente, las que se aseguran son totalmente localizables.
“Naturalmente que queremos que se dé con la menor, es el propósito de la Procuraduría del Estado y desde el día de su desaparición a la fecha la seguimos buscando”, dijo, aunque en los resultados se obvie lo contrario.
 
 
 
América Michelle Martínez Enríquez
 
Expediente: 577/EXT/2005
Estatus de la persona: Extraviado
Sexo: Femenino
Tipo de ojos: Medianos
Ojos: Café oscuro
Edad (al desaparecer): 4 meses
Estatura: 65 cm
Cabello: Castaño.
Tez: Morena clara
Tipo de cabello: Lacio escaso
Lugar y fecha de extravío: 21 de junio 2005