Autor:

Rolando Zapata, candidato priísta, encabeza las preferencias electorales en Yucatán. Le siguen Joaquín Díaz, del PAN; Eric Villanueva, del PRD; y Olivia Guzmán, de Nueva Alianza. La lucha por el gobierno de la entidad parecería un round de sombra entre el exgobernador panista Patrón Laviada, investigado por el supuesto delito de lavado de dinero, e Ivonne Ortega, la actual titular del Poder Ejecutivo que se retira en medio de cuestionamientos por corrupción

 

 

La mitad de yucatecos votaría por el candidato a gobernador Rolando Rodrigo Zapata Bello, de la coalición del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista de México, según las encuestas. A excepción del panista Patricio Patrón Laviada, Yucatán ha sido administrado por el PRI casi desde su fundación.
 
El gobierno de Ivonne Ortega Pacheco fijaría el antecedente para que el tricolor continúe al mando. Sin embargo, Joaquín Jesús Díaz Mena, del Partido Acción Nacional (PAN), y Eric Eber Villanueva Mukol, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), aspirantes a la gubernatura, definen su labor como un “desastre”.
 
“El estado vive una contingencia económica. Se necesita un gobernador que garantice honradez y transparencia en el manejo de los recursos. Patricio Patrón hizo muchísimas obras que los yucatecos estamos disfrutando hoy, a pesar de que manejó la mitad de recursos de los que Ivonne Ortega tiene. Este gobierno nos dejará más deudas y no hay ninguna obra terminada. Vamos a recibir un estado en total desastre económico. Se habla de una deuda aproximada de 10 mil millones de pesos. Comparando el gobierno del PRI y el PAN, por supuesto que el nuestro se lleva medallas”, señala Díaz Mena.
 
Agrega: “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece, y si no participamos, les damos el paso a los corruptos para que se queden seis años a robar”.
 
A pesar de lo dicho por el integrante blanquiazul, Patrón Laviada ha sido acusado por la Unidad de Inteligencia Financiera, de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, de incurrir supuestamente en lavado de dinero. Se han presentado dos denuncias: la primera a finales del sexenio de Vicente Fox Quesada, expediente que fue “extraviado”; la segunda, en 2009, que continuaría abierta en la Procuraduría General de la República (Contralínea 147, Contralínea 148   y Contralínea 204 ).
 
 
Huacho, como lo conocen, propone un fideicomiso para que el gobierno le “preste” a los jóvenes y puedan concluir sus estudios; también, un contrato por un año en una empresa yucateca para que se desarrollen profesionalmente. Promete condonar el impuesto a la nómina de aquellas empresas que creen nuevos empleos; además, desaparecer la tenencia vehicular para personas morales.
 
Asegura que la gobernadora se negó a terminar dos hospitales en Valladolid y Tekax, porque fueron iniciativa de su predecesor: “se dejaron de atender a 103 mil yucatecos del Oriente y Sur; el Hospital [General Doctor Agustín] O´Horán tiene a sus pacientes siete u ocho días tirados en el suelo o en una silla, porque no hay camas suficientes, médicos ni medicinas. Tenemos que aprovechar al máximo el Hospital [Regional] de Alta Especialidad [de la Península de Yucatán], el cual lo utilizan más Quintana Roo y Campeche”.
 

También enfatiza en los subejercicios: “en 2011 se devolvieron  200 millones de pesos a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación por falta de proyectos productivos. Lo mismo pasó con el apoyo a las pequeñas y medianas empresas: regresó 40 millones. A la pesca le tocaba 8 millones y no se los dieron”.
 
Villanueva Mukol, postulado por el PRD, el Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano, señala que se debe dotar de autonomía al Instituto de Procedimientos Electorales y Participación Ciudadana, al Instituto Estatal de Acceso a la Información Pública y a la Comisión de Derechos Humanos. Además, plantea la creación del Consejo Económico y Social, el Consejo de Obras Públicas y el Consejo de Organismos Rurales y Pesqueros.
 
El perredista Eric Villanueva califica como “gris” el trabajo de Ortega Pacheco: “no podría informar de los logros del gobierno. Se devolvieron muchos recursos [al gobierno federal]; hubo bastantes dispendios, sobre todo en el gasto de comunicación social destinados a la televisión nacional. Nos deja un estado endeudado como nunca. El balance del actual gobierno no es bueno, al contrario, es desastroso”.
 
Este 1 de julio, en Yucatán, 1 millón 398 mil 251 electores elegirán a su próximo gobernador, 106 regidores y 25 diputados.
 
Se solicitaron entrevistas con los candidatos del PRI, Rolando Zapata Bello, y de Nueva Alianza, Olivia Guzmán Durán. También con la gobernadora. Al cierre de esta edición, no hubo respuesta.
 
 
 
 
 
TEXTOS RELACIONADOS
 
 
 
Fuente: Contralínea 290