Autor:

La garita de Mariposa, ubicada en la frontera de Sonora con Estados Unidos, ha sido una vía por la que constantemente se intenta traficar drogas camufladas con alimentos. La estrategia es similar en algunos casos: entre vegetales como limones, pimientos, pepinos y sandías se han tratado de introducir ilegalmente cerca de 3 mil toneladas de marihuana, cocaína y metanfetaminas en lo que va de 2012
 
 

 
El pasado 7 de mayo, el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos (CBP, por su sigla en inglés) emitió un informe sobre dos cargamentos de marihuana que pretendían ser ingresados a Estados Unidos a través del cruce fronterizo entre Sonora (México) y Arizona (Estados Unidos). La estrategia pretendía ocultar la droga entre pimientos para burlar la seguridad de la garita de Mariposa. El resultado del decomiso fue de alrededor de 325 kilogramos.
 
Más tarde y luego de una inspección, se detectó la presencia de 900 kilogramos de marihuana al interior de un tractocamión que transportaba limones. El valor de ambos decomisos se calcula en 1.9 millones de dólares.
 
Trece días antes, en la misma garita, las autoridades aduanales habían detectado 18 kilogramos de cocaína y metanfetaminas con un valor en el mercado negro de 648 mil dólares.
 
Al finalizar el mes de febrero, la CBP informó sobre dos cargamentos más provenientes de México. Uno de ellos contenía 1 tonelada 92 kilogramos de marihuana con un valor de 2.4 millones de dólares. El segundo, 411 kilogramos, valuados en 1.9 millones de dólares. Los traficantes pretendían librar la inspección fronteriza al ocultar los estupefacientes entre una carga de pepinos y limones, respectivamente.
 
Estos no son los únicos casos, continuamente se pretenden ocultar drogas en los vehículos de carga que cruzan la frontera. Al cierre de 2011 se registró un caso similar: 1 tonelada 353 kilogramos de marihuana fueron decomisados en la garita Mariposa al tratar de ser camuflados entre sandías.