Autor:

Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua adjudicó a YMMARSA Pharmaceutica contratos por 354 millones de pesos, pese a los sobreprecios en los productos. Se trata de 738 partidas de un total de 881 etiquetadas para la compra de medicamentos y material de curación. Proveedoras denuncian ventajas ilegales y favoritismo. El titular de la dependencia, Marcelo González Tachiquín, asegura que estaría dispuesto a cancelar las licitaciones si se demuestran las irregularidades

 
Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua (organismo público descentralizado encargado de brindar servicios de seguridad social) otorgó a la compañía YMMARSA Pharmaceutica, SA de CV, más del 80 por ciento de las licitaciones para la adquisición de medicamentos y material de curación, pese a que la empresa ofreció sobreprecios en algunos de los productos.
 
La dependencia del estado a cargo de Marcelo González Tachiquín, adjudicó, para 2012, 738 partidas de un total de 881, a la proveedora que dirigen los hermanos Hiram y Jorge Márquez. El monto del contrato rebasa los 354 millones de pesos, de acuerdo con la cotización entregada por YMMARSA a Pensiones Civiles y fuentes que prefieren permanecer en el anonimato.
 
Tras el fallo de la licitación pública PCE-LP-001-2012, las empresas competidoras denunciaron diversas irregularidades en el proceso, las cuales habrían favorecido a YMMARSA.
 
En entrevista con Contralínea, González Tachiquín aclara que el proceso licitatorio se llevó a cabo antes de que él asumiera la dirección (12 de enero de 2012). Explica que a su llegada pidió a las áreas fiscalizadoras del estado su revisión. Asegura que aceptará las recomendaciones, incluso, si éstas indican cancelar la licitación, pues a la fecha no se ha firmado contrato con las ganadoras y tampoco se han recibido sus medicamentos.
 
De acuerdo con información publicada en el Diario de Chihuahua, el 24 de febrero pasado, el director de Pensiones Civiles anunció que cesó, por falta de confianza, al titular del Área de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios de la dependencia a su cargo, Édgar Hermes Sandoval Tarín.
 
Sin embargo, en conversación con Contralínea, el servidor público niega que haya removido de su cargo a funcionarios por las irregularidades denunciadas. “Desde que asumí el cargo hemos removido a 17 funcionarios de 1 mil 300 de la plantilla, y no por la licitación, sino por un proceso normal de todo nuevo gobierno”.
 

Las irregularidades

 
El 19 de octubre de 2011, Pensiones Civiles publicó la convocatoria para la licitación PCE-LP-001-2012. Tres días después la canceló sin ofrecer explicaciones. Luego de una nueva publicación en diciembre, 42 proveedores adquirieron las bases del concurso, de los cuales, 28 presentaron propuestas.
La dependencia desechó 14 por “no cumplir con los requisitos técnicos establecidos”, además de que, a su decir, seis “incumplieron el o los contratos celebrados con Pensiones Civiles”, al igual que cuatro más, por lo que quedaron descalificadas. Únicamente 10 proveedoras fueron aceptadas.
 
De acuerdo con el acta de fallo, éstas “ofrecieron en sus propuestas las condiciones más favorables para la institución convocante en cuanto a precio, calidad y demás requerimientos establecidos”.
 

Sobreprecios

 
Entre las partidas adjudicadas a YMMARSA se encuentra la compra de 700 cajas de Bicalutamida (fármaco utilizado para el tratamiento de cáncer de próstata), cotizado en 1 mil 503 pesos cada una. En 2011, Distribuidora Médico Hospitalaria cotizó en 500 pesos el mismo medicamento.
 
La fenitoína (sustancia utilizada para el tratamiento de la epilepsia) fue cotizada por YMMARSA en 394 pesos por pieza. Laboratorios Pisa la cotizó en 14, en 2011.
 
El Prozac o fluoxetina dispersable (antidepresivo) fue adjudicado también a YMMARSA por 398 pesos la pieza. Laboratorios Pisa valoró el medicamento en 7.50 centavos un año antes.
 
Al respecto, Jesús Miguel Robles Villarreal, contralor de YMMARSA, sostuvo (vía correo electrónico) que el incremento de precios se debe a que el cotizado por YMMARSA corresponde al de patente, mientras que el cotizado un año antes es precio de medicamentos genéricos.
 
Sin embargo, de acuerdo con los fallos de las licitaciones PCE-LP-001-2012, PCE-001-2011 y PCE-001-2012 bis –de los cuales Contralínea posee copia–, el precio de la Bicalutamida en ambos años es por medicamento genérico, mientras que los precios de la fenitoína y la fluoxetina dispensable, corresponden ambas y en ambos años, a medicamentos genéricos.
 
A decir de Jesús Ulises Morlet Martínez, director general de Marketing Medicinal, SA de CV, los sobreprecios representarían un desfalco a las finanzas del gobierno de Chihuahua de más de 6 millones 379 mil pesos: mientras, y supuesto fraude denunciantes ajenos a la empresa estiman que la erogación por sobreprecios podría ascender a los 100 millones.
 
Los más de 6 millones que señala Morlet Martínez se derivan únicamente del análisis de 72 partidas, de las 738 adjudicadas a YMMARSA. Partidas en las que el empresario planeaba participar al ofrecer a la dependencia precios más bajos a los cotizados por YMMARSA.
 
El Comité de Adquisiciones desechó la propuesta técnica de Marketing Medicinal, proveedora con 20 años de experiencia en el sector público, por “no cumplir con los requisitos”.
 
Al respecto, el titular de la dependencia refiere que desconoce los precios que Marketing Medicinal ofrecía, pues al quedar descalificada “ni siquiera se abrieron sus propuestas”.
 
Para González Tachiquín, las denuncias por sobreprecios son un falso debate: “Los ganadores se seleccionaron por precio, por cumplir con los requerimientos o porque son los únicos proveedores”.
 
 

Requisitos e incumplimientos de contrato

 
Pensiones Civiles del Estado de Chihuahua, de acuerdo con su portal de internet, está encargado de otorgar seguridad social a servidores públicos de los tres poderes del estado, a trabajadores y maestros afiliados, a la Sección 42 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y a empleados y maestros de la Universidad Autónoma de Chihuahua.
 
Por sus actividades, el organismo público descentralizado continuamente convoca, a proveedores interesados, a licitaciones públicas para la adquisición y surtido al mayoreo de medicamentos y material de curación.
 
En el caso de la licitación pública PCE-LP-001-2012, pidió como requisito obligatorio a los proveedores con contratos de otras dependencias del gobierno de Chihuahua una carta de manifestación de cumplimiento de contrato.
 
El requerimiento fue calificado de “sorpresivo”, porque ninguna dependencia se los había solicitado antes. Debido a retrasos y negativas de los funcionarios, denunciaron proveedores, no lograron obtener el escrito, por lo que quedaron descalificadas 14 de las 28 empresas que presentaron propuesta a la dependencia. Entre éstas, Marketing Medicinal.
 
“Marketing sí recibió la carta porque es proveedora, pero en sentido negativo, incumplieron [el equivalente a] entre 10 y 20 millones [de pesos] en 2011. Me consta que estuvieron cabildeando”, explica el titular de Pensiones Civiles a Contralínea.
 
La versión es rechazada por Morlet. Según explica, Marketing Medicinal tuvo contrato únicamente con Servicios de Salud de Chihuahua. En marzo de 2011 surtió de medicamento a dos licitaciones que la Contraloría del estado canceló por la premura del pedido por parte de la dependencia. Los laboratorios se retrasaron en el surtido y, por ende, Marketing se retrasó de uno a cuatro días en la entrega.
 
La carta que solicitó desde el 9 de diciembre de 2011 a Servicios de Salud le fue concedida el 22 de diciembre, día establecido para la entrega de propuestas; sin embargo, como el documento carecía de fecha, Antonio Placencia Terán, coordinador Técnico de la Dirección Administrativa, la retuvo y les pidió que regresara al día siguiente para corregirla. El 23 de diciembre ya no se encontraba. Había salido de vacaciones.
 
Aunque Morlet admite que la empresa que dirige ha tenido retrasos de días en las entregas, afirma que el medicamento se surtió al ciento por ciento, por lo que no era merecedor de ninguna sanción, conforme lo señala la Ley de Adquisiciones, pues “los retrasos no son daño patrimonial”.
 
Los retrasos se los atribuye a la inseguridad: “Nosotros estamos a expensas de lo que pasa [en el país]. Los centros productores están en (la Ciudad de) México, no en Chihuahua. Todo se traslada por carretera. Por la situación, hay muchos retenes; hay que parar en cada uno de éstos”.
 
El empresario sonorense pide a Pensiones Civiles que amplíe el margen que da a las proveedoras para hacer las entregas, de 10 a 20 días, como lo hacen otras instituciones de salud estatal.
 

Experiencia

 
De acuerdo con denuncias públicas por parte de las proveedoras inconformes, YMMARSA se constituyó en julio de 2011, por lo que no requería carta de cumplimiento. Contralínea solicitó a Miguel Robles, de YMMARSA, que confirmara o desmintiera el dato, a lo que responde: “YMMARSA Pharmaceutica, SA de CV, forma parte de un corporativo empresarial fundado en 2004”.
 
Y añade que el corporativo empresarial ha participado como proveedor del gobierno federal con el fideicomiso que administra el Fondo de Pensiones del Sistema Banrural; del gobierno estatal, con la Secretaría de Salud del estado, en partidas del Seguro Popular, la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas, organismos descentralizados, Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y el Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Chihuahua; y del orden municipal, también con el DIF.
 
Dentro de las bases de licitación, Pensiones Civiles no solicitó a las proveedoras experiencia mínima. Ángeles Carpinteiro, química fármacobióloga, señala que aunque no es obligatorio algunas dependencias solicitan como requisito que la proveedora tenga experiencia, porque hay quienes cierran sus instalaciones y dejan inconclusa la entrega de alguna partida ganada o porque por falta de experiencia no entregan a tiempo; también, debido a que en ocasiones, al ser debutantes en el medio, sus relaciones con los laboratorios no son reales, lo que perjudica al momento de surtir en tiempo y forma las partidas.
 
—¿Se requería experiencia para participar en esta licitación? −se le pregunta a González Tachiquín.
 
—Sí, la carta era para que se hiciera constar que son cumplidos.
 
—YMMARSA se constituyó hace apenas ocho meses.
 
—Las licitaciones no las ganan las proveedoras por nuevas o por viejas, sino porque cumplen los requisitos.
 
De acuerdo con información del director general de Marketing Medicinal, YMMARSA incumplió con uno de los requisitos de las bases de licitación: las cartas de apoyo y representación de los laboratorios.
 
Ulises Morlet explica que las cartas de apoyo son una exclusividad de representación de laboratorios fabricantes a proveedoras para licitaciones específicas. “Ellos definen a qué proveedor se la dan en cada licitación. Yo represento a 22 laboratorios”.
 
 
También señala que en el caso específico de la Galantamina (tabletas); el metilfenidato clorhidrato de 18 miligramos y el de 36; la risperidona (solución), y el metilfenidato clorhidrato, el apoyo que recibieron del laboratorio Janssen-Cilag de México, S de RL de CV, para participar fue única y exclusivamente para Marketing Medicinal; por lo que la empresa adjudicada no pudo haber presentado cartas de apoyo de ese laboratorio, lo que debió generar su descalificación en las partidas.
 
Sin las cartas de respaldo, explica Morlet, YMMARSA no podrá hacer frente a los pedidos de la dependencia o en su defecto recurrirá a intermediarios.
 
El empresario resalta que el espíritu de una licitación de gobierno es conseguir el mejor producto al mejor precio, para ello se tiene que abrir el proceso. Si se reduce el número de proveedores, se elimina esta posibilidad en perjuicio de la sociedad y el erario.
 
Marketing Medicinal ha iniciado acción legal y presentó una queja ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos en contra de quien resulte responsable por las inconsistencias en el proceso licitatorio. Ha solicitado también la cancelación de la licitación pública PCE-LP-001-2012, y aunque Margarita Sandoval Lazcano, directora de Finanzas de Pensiones Civiles de Chihuahua, indicó, vía telefónica a Morlet, que la licitación sería cancelada, al cierre de edición, la dependencia no ha notificado por escrito de la cancelación.