Autor:

En los más de 10 años que tiene operando la empresa paramunicipal Aguas de Saltillo, el costo de los diversos servicios se ha incrementado cuatro veces aproximadamente, a pesar de que el aumento en el índice de precios al consumidor ha sido del orden de 50 por ciento; también se han creado rubros que antes no existían, como el cobro por reconexión
 
Deborah Castillo
 
La empresa paramunicipal de servicios Aguas de Saltillo consigue su objetivo de saquear el patrimonio natural y económico de los ciudadanos coahuilenses a caudales. A pocas semanas de haber anunciado incrementos hasta del 35 por ciento por saneamiento (o tratamiento de aguas residuales municipales), el 30 de enero pasado el Ayuntamiento de Saltillo aprobó aumentar de 22 o 44 por ciento las de tarifas de agua potable
 
“No debemos satanizar el aumento de tarifas para los que gasten más de 15 metros cúbicos, ya que no se aplicará a los más pobres, indicó Abramo Masso en la sesión de cabildo, en la que se aprobaron los aumentos, en una actitud complaciente con Aguas de Saltillo y luego de la defensa a ultranza que de los aumentos hizo el alcalde Jericó Abramo Masso y la oposición tibia de las regidoras del Partido Acción Nacional (PAN).
 
Ante la declaración de Masso, la Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo (AUAS) explica que el aumento no se aplicará a los que viven en colonias populares (y tal vez no a todas), pero sí a todos los usuarios de interés social y residenciales, aunque consuman menos de 15 metros cúbicos.
 
Gloria Tobón, representante de AUAS señala que los aumentos de tarifas de consumo violan el Contrato de Asociación firmado en agosto de 2011, entre Simas-Saltillo e Interagbar de México (empresa Aguas de Barcelona), así como la Escritura Constitutiva de Aguas de Saltillo, que en el punto 2.3 –que habla de política tarifaria– indica que “las partes acuerdan que los incrementos mensuales a las tarifas por los servicios de agua potable y alcantarillado serán iguales al incremento mensual en el índice nacional de precios al consumidor [INPC] publicado por el Banco de México. Por incremento o decremento de éste se entenderá el resultado de dividir el INPC del mes más reciente entre el INPC del mes inmediato anterior menos uno”.
 
La investigadora Tobón denuncia que Aguas de Saltillo tiene una negra historia de aumentos a las tarifas de consumo. En una auditoría realizada por la Contaduría Mayor de Hacienda para el periodo octubre de 2001-diciembre de 2002 (cuyos resultados se dieron a conocer en junio de 2004), se detectaron dos aumentos y un reajuste indebidos de las tarifas de agua y drenaje realizados por dicha empresa.
 
Éstos aumentos (10 por ciento por reajuste del impuesto sobre el valor agregado, 5 por ciento por reposición de medidores y condensación de algunos rangos de tarifas, con aplicación de la tarifa más alta a todos los usuarios dentro del nuevo rango) se revirtieron parcialmente después del acuerdo 154/25/2004 del Cabildo de octubre de 2004, que establecía textualmente: “Disminúyanse las tarifas a la brevedad posible al no estar de acuerdo con los montos cobrados indebidamente por encima de la inflación por parte de la empresa paramunicipal Aguas de Saltillo, SA de CV, y el dinero que se cobró de más indebidamente, reintégrese a los usuarios con el interés correspondiente en un tiempo razonable”.
 
Aguas de Saltillo acató parcialmente la orden del Cabildo, ya que: a) rebajó sólo parcialmente las tarifas para los usuarios domésticos. A los usuarios comerciales, industriales y gubernamentales no se les hizo ninguna rebaja; y b) reintegró sólo 18 millones de pesos, de los aproximadamente 70 cobrados indebidamente, y sin intereses.
 
“En 2007, el ingeniero Rogerio Koehn, en ese entonces gerente de Aguas de Saltillo presentó a los regidores una propuesta de aumento de tarifas de 1 por ciento al mes, hasta completar 12 por ciento en el transcurso de un año. La Asociación de Usuarios del Agua de Saltillo hizo una presentación a los regidores de la Comisión del Agua, en la que se demostraba que dicho aumento no tenía justificación. Finalmente, no se aprobó dicho aumento”, indica Tobón.
 
“En los más de 10 años que tiene  de operar la empresa, el costo de los servicios diversos se ha aumentado cuatro veces aproximadamente, a pesar de que el aumento en el índice de precios al consumidor ha sido del orden de 50 por ciento. Además, se han creado rubros que antes no existían, como el cobro por reconexión”.
 
Esto en el contexto de que Aguas de Saltillo ha violado durante años varios artículos de la Ley de Aguas de Coahuila, que afectan a la economía de los saltillenses y en muchos casos el derecho humano al agua, al impedir su acceso a las personas que no cuentan con recursos económicos suficientes. Entre las violaciones se cuentan cobros excesivos de conexión y reconexión.
 

¿Borrón y cuenta nueva?

 
A cambio de la aprobación del aumento de tarifa de agua, la empresa se compromete a ofrecer ciertos “beneficios” a la comunidad.
 
Gloria Tobón explica que éstos corresponden a violaciones a cinco artículos de la Ley de Aguas del Estado, que la empresa ha estado cometiendo durante varios años; Aguas de Saltillo se comprometió a dejar de violar la ley si el Cabildo le autorizaba los aumentos. “En otras palabras, condicionó al municipio a que cumpliría con la Ley si le otorgaban los aumentos solicitados”, indica la investigadora.
 
 
“Beneficios” prometidos por Aguas de Saltillo
Artículo de la Ley de Aguas de Coahuila  violado (1)
Cambio de tomas domiciliarias gratuitas (por finalización de vida útil)
56
Reducción en costo de contratos populares
62
Elevar del 20 al 50 por ciento el descuento a pensionados y jubilados
75
Descuento del 15 por ciento en contratos domésticos.
61 y 62
Descuento del 50 por ciento en el costo de reconexiones
86
 
 
Con los aumentos otorgados a Aguas de Saltillo, se pretende dar carpetazo a las violaciones mencionadas de la Ley por parte de la empresa, y además aumentar sus ganancias a costa de la economía de los saltillenses, en una época en la que los impuestos estatales también han aumentado. Además, desde diciembre de 2011, el alcalde de Saltillo, Jericó Abramo anunció que se empezarían a aplicar sobrecobros hasta de 35 por ciento a los usuarios de Aguas de Saltillo, por concepto de saneamiento. Aunque el dinero correspondiente no entrará a las arcas de la empresa, sí afectará directamente a los “clientes” de la misma.
 
Tobón observa que en el documento de 57 páginas en el que Aguas de Saltillo propuso a los regidores que le concedieran aumentos de 22 o 44 por ciento, no se menciona que éstos tuviera su justificación en un estudio de costos, como lo estipula el artículo 75 de la Ley: “Las cuotas o tarifas se fijarán de conformidad a lo dispuesto en los artículos 16 y 22 de esta Ley y con base en los estudios económicos que formularán anualmente los organismos operadores, pudiendo apoyarse en su caso en empresas especializadas, en los que deberán considerarse el costo global de las obras e instalaciones necesarias para la prestación de los servicios, su mantenimiento, el mejoramiento y ampliación de los sistemas, las condiciones socioeconómicas de la población, así como el volumen de agua que se consuma, el uso a que se destine y la estimación de los recursos hidráulicos potenciales y disponibles”.
 
 
 
 
 
Nuevos aumentos a las tarifas de consumo de Aguas de Saltillo autorizados por el Cabildo el 30 de enero de 2012.
 
Tarifa
Sector
Bloque de consumo
Adecuación
(1)
Periodo de aplicación
Número de clientes por rango
Doméstica
Popular
0-15
Sin incremento
51,846
 
16 o mayor
1 por ciento
22 meses
11,422
Interés social
Todos
1 por ciento
22 meses
106,797
Residencial
Todos
2 por ciento
22 meses
15,362
No-doméstica
Comercial
0-15
1 por ciento
22 meses
10,830
16 -100
2 por ciento
22 meses
3,995
101 o mayor
1 por ciento
22 meses
323
Industrial y pública
0 -100
2 por ciento
22 meses
748
101 o mayor
1 por ciento
22 meses
287
Aumento mensual por encima del índice nacional de precios al consumidor
 

Ciudadanos en la orfandad

 
Gloria Tobón tuvo acceso a la grabación de la parte de la sesión de Cabildo de Saltillo del 30 de enero pasado, en la que se aprobaron los nuevos aumentos de tarifas. De acuerdo con el análisis que realizó de ese evento –del cual Contralínea posee copia–, la investigadora expresa su preocupación de que los  saltillenses no cuenten con autoridades que defiendan sus derechos.
 
“Al Alcalde parece no importarle que Aguas de Saltillo haya violado la Ley de Aguas del Estado, pues aceptó el aumento de tarifas sin ninguna observación; más aún, lo impulsó, con base en que las tarifas de la empresa son de las más baratas de México. Si los regidores hubieran hecho una mínima investigación se habrían dado cuenta que Aguas de Saltillo en su documento presenta tarifas más caras que las de esta empresa, y que hay muchas otras en que las tarifas son más baratas.
 
“Además, en Saltillo el costo de producir un metro cúbico de agua es más barato que en otras ciudades, entre otras cosas porque el único tratamiento que aplica la empresa al agua de pozo es la cloración”.
 
Aguas de Saltillo indica que la empresa ha llevado una labor formidable de reducción de fugas, lo cual está muy lejos de la realidad. El dato de 23 por ciento que mencionó en la sesión se refiere al agua que no se factura, no a fugas físicas, las cuales –conforme los datos proporcionados por Aguas de Saltillo al Instituto Mexicano de Tecnología del Agua fluctuaron entre 36 y 38 por ciento de 2005 a 2009 (no hay datos más recientes). Además, el hecho de que Aguas de Saltillo no reporta toda el agua que extrae, implica que el porcentaje de fugas sea aún menor.
 
Tobón precisa que el alcalde proporcionó información incorrecta en la sesión del Cabildo; por ejemplo: que los usuarios más pobres (de colonias populares), que no pagarán aumento de tarifa, son el 52, 56 o 58 por ciento del total; cuando de acuerdo con los datos de la empresa no pasan del 26 por ciento;  que en 10 años se ahorrarían (con el cambio de tomas y tuberías) del orden de 20 millones de metros cúbicos, lo que equivale a lo que se gasta en un año. La extracción anual de la empresa es del orden de 50 millones de metros cúbicos.
 
Es preocupante también que los regidores del Partido Revolucionario Institucional acataron totalmente lo que dijo el alcalde, y no hicieron ninguna observación sobre el aumento de tarifas. Las regidoras del PAN, aunque hicieron algunas observaciones atinadas, no defendieron su punto de vista con argumentos ni se mantuvieron firmes en su postura de exigir que la empresa cumpla con la ley.
 
Respecto a los medidores, en la sesión una regidora del PAN indicó que el cobro de seguro correspondientes es indebido, ya que éstos son propiedad de la empresa, a lo que el alcalde indicó que también son propiedad del usuario, lo cual no es cierto, ya que la Ley le da la razón a la regidora. Lo cierto es que hay muchos más argumentos contra el cobro del seguro, como el hecho de que todos los usuarios de Aguas de Saltillo pagan, desde diciembre de 2002, un aumento del 5 por ciento en la tarifa de agua para reposición de medidores.
 
“Los saltillenses no tenemos autoridades municipales que nos defiendan contra los abusos de Aguas de Saltillo. Ante esta situación sólo nos queda apelar al amparo”, afirma Tobón. A pesar de todos los estudios presentados, en la exposición a nivel internacional de la situación de desamparo de los saltillenses, el edil no ha querido recibir a los representantes de AUAS. “Queremos señalar que le hemos pedido dos audiencias públicas al alcalde, pero no recibimos respuesta de su parte. A pesar de esto, declaró a un periódico local que ya nos había recibido”.
 
Tarifas (populares) comparativas con otros municipios de Coahuila (base julio 2011)
10 metros cúbicos (m3) 15 m3
 
 
Saltillo 40.67          86.55
Monclova 43.87       74.87
Acuña 69.32           86.10
Torreón 83.68         141.00
Monterrey  81.64  145.56
Torreón  83.68  141.00
 
 

Fuente: Internet

 
En la presentación que se hizo en la reunión del 30 de enero de 2012, del Cabildo de Saltillo, sobre el nuevo aumento de tarifas de Aguas de Saltillo, el ingeniero Ramón Verduzco leyó el Dictamen de las Comisiones Unidas de Agua y Saneamiento y Hacienda sobre la propuesta integral de Aguas de Saltillo, para proporcionar diversos beneficios a usuarios y adecuar las tarifas de agua, presentada por el Consejo de Aguas de Saltillo, en el que se indica:
 
Que fue aprobada por el Consejo de la empresa en su reunión del 19 de julio de 2011, que presentada por el Consejo de Administración al pleno del Cabildo el 12 de octubre de 2011, por el gerente de la empresa y que luego hubo una reunión del Cabildo con los consejeros de Aguas de Saltillo en las oficinas de la empresa el 23 de octubre. El 25 de noviembre las comisiones unidas de Agua y Saneamiento y Hacienda revisaron la propuesta integral de Aguas de Saltillo y la aprobaron por mayoría en todos sus términos. Acordaron que la tarifa popular se aplicaría a un listado de colonias que deberá elaborar que los excedentes de los aumentos se aplicarían en su totalidad a obras ambientales y sociales. El dictamen de dichas comisiones tiene fecha del 27 de noviembre de 2011.
 
Sin embargo, la AUAS señaló al respecto que en el acta de la reunión del Consejo de Aguas de Saltillo que se efectuó el 19 de julio de 2011 (página web de la empresa) este punto no aparece y que posiblemente es parte de lo que se presenta como información reservada. Y denunciaron que los integrantes del Consejo de Aguas de Saltillo nunca han demostrado la más mínima sensibilidad social, puesto que siempre se ha manifestado que están del lado de la empresa y no de los usuarios.
 
La regidora del PAN Aurora del Bosque indicó que el aumento de las tarifas no se debe basar en comparativos con otros organismos operadores, sino hacerse de acuerdo a lo que indica el artículo 75 de la ley de Coahuila. Lo que Aguas de Saltillo presenta como beneficios en realidad es cumplir con la Ley. No hubo respuesta a estas observaciones.
 
Por su parte, Deyanira Samperio recalcó que Aguas de Saltillo ha incumplido con los artículos 56, 62 y 86 y que el cobro de seguro por medidores es indebido, ya que éstos son propiedad de la empresa y ésta no tiene facultades para cobrar el seguro de un artículo que es de su propiedad. “Se debe exigir a la empresa a que cumpla con la Ley antes de solicitar un aumento de tarifas. El cabildo debe ser solidario con los usuarios del agua, así como lo es con los del transporte”.
 
Dora Marrufo indicó que amerita un estudio comparativo más profundo de los aumentos solicitados; simas-Saltillo cobraba 1 mil pesos por la conexión de agua y alcantarillado y Aguas de Saltillo está cobrando más de 7 mil. ¿Se va a reintegrar la cantidad que se cobró de más a los usuarios?, con lo qros de AUAS estuvieron de acuerdo.
 
El secretario indicó que a partir de esta propuesta se harán permanentes los descuentos en las conexiones y reconexiones y las nuevas tarifas para los contratos en las colonias populares (cobrarán sólo 1 mil pesos) y mencionó que a los usuarios residenciales se les hará un incremento de 2 por ciento al mes (igual a 44 por ciento en 22 meses), al tiempo que el aumento de tarifas permitirá que se cambien 25 kilómetros/año de tuberías en lugar de los 10 que se cambiaban antes. Pero todavía no se publican estos descuentos en la página web de Aguas de Saltillo.
               
Esto es muy poco (del orden de 1 por ciento) para una red de más de 2 mil 300 kilómetros de tuberías, que además, están en malas condiciones en gran parte.
 
El alcalde de Saltillo, Jericó Abramo defendió los aumentos propuestos por la empresa, bajo el argumento de que las tarifas de la entidad son las terceras  más baratas del país y las comparó las tarifas para 10 y 15 metros cúbicos/mes con las de Torreón, Acuña, León, Monterrey, Aguascalientes.
 
Aguas de Saltillo, dijo,  ha tenido logros muy importantes: reducir las fugas de 56 a 23 por ciento; aumentar el número de usuarios que reciben agua todos los días de 10 a más de 90 por ciento; y todo esto sin aumentar mucho las tarifas, ya que la tarifa de agua más barata era de 2.50 pesos/metros cúbicos (m3) cuando empezó a operar la empresa y ahora es de 4pesos/m3. A los más pobres que son casi el 60 por ciento de los usuarios no se les aumentará la tarifa y que a pesar de la sequía el sistema sigue dando un buen servicio.
 
Las tarifas han aumentado más de lo que lo ha hecho el índice nacional de precios al consumidor, lo cual contraviene el Contrato de Asociación. Si el aumento no es mayor se debe a que tuvieron que bajar las tarifas a finales de 2004, de acuerdo a lo requerido por un acuerdo del Cabildo.
Las tarifas dependen, en gran medida, del costo del agua para el organismo operador. En Saltillo éste es relativamente barato, ya que el agua no se extrae a grandes profundidades y el único tratamiento que se aplica al agua es cloración.
Según datos proporcionados por Aguas de Saltillo al el Instituto Mexicano de Tecnología del Agua, las fugas no son de 23 por ciento en la actualidad, sino del 37 por ciento. Además, Aguas de Saltillo no reporta todos los metros cúbicos que extrae, lo cual da lugar a un por ciento de fugas menor.
 
En realidad los usuarios populares que consumen menos de 15 m3 son 51 mil 846, conforme el documento de Aguas de Saltillo; es decir alrededor del 26 por ciento del número total de usuarios. ¿Se equivocó adrede el alcalde, o hizo mal sus cálculos?, preguntan los miembros de AUAS.
 
Aguas de Saltillo no publica los análisis de agua que abastece a los usuarios, como lo requiere el artículo 3 de la Ley de Aguas de Coahuila que establece: “…Los organismos operadores informarán a sus usuarios, mensualmente de los resultados que sobre calidad del agua realicen en su sistema, a través de su página de internet y/o en el tablero de avisos de sus oficinas al público…” Por lo tanto, no ha demostrado que el agua que entrega es potable
 
El aumento para un buen número de usuarios será de 44 por ciento.
Sólo si es usuario popular. La empresa todavía no publica esta tarifa en su página web. ¿Este precio comprende el precio para los contratos de agua y drenaje? Esto no es cierto. Son de la empresa. Lo serán para los que no puedan pagar. Los que sí puedan seguirán gastando el agua que según ellos necesitan, y engordando los bolsillos de la empresa.
 
Aurora del Bosque mencionó que se está incentivando el consumo alto de los usuarios que consuman más de 100 m3/mes, al aumentarles sólo 1 por ciento.
El alcalde contestó que esto se debe a que las pipas cobran más barato. Pero para él esto no es un problema, ya que se está atendiendo a los usuarios más pobres.
 
 
 
 

Violaciones de Aguas de Saltillo a la Ley de Aguas de Coahuila que afectan la economía de los saltillenses

 
Artículo de la Ley de Aguas de Coahuila
Forma en que Aguas de Saltillo viola dicha Ley
Artículo 56. La instalación de ramales desde la tubería de distribución hasta la llave de retención se hará por el personal del organismo operador. Su costo será a cargo de los propietarios o poseedores de los predios, giros o establecimientos, pero una vez hecha la instalación, pasará a ser propiedad del organismo operador y por lo tanto el mantenimiento correrá a cargo del mismo.
Aguas de Saltillo cobra a los usuarios cuando es necesario hacer el cambio de toma, lo cual ocurre en la mayor parte de los casos por razones atribuibles a la empresa, por ejemplo por incrustación de la tubería con sarro (depósitos de carbonato de calcio –por lo general– que contiene el agua de abasto)
Articulo 61. Los proyectos para abastecer de agua potable y de drenaje para el desalojo de las aguas residuales en los fraccionamientos, deberán someterse por los interesados a la aprobación del organismo operador.
Si las posibilidades del abastecimiento y desalojo solicitado por el fraccionador al organismo operador fueren suficientes, éste aprobará los proyectos y autorizará, en su caso, el correspondiente abastecimiento y desalojo, mediante la carta de factibilidad que expedirá a solicitud y costa del interesado, sobre el predio específico, estableciéndose en ésta su vigencia y demás condiciones técnicas y legales, consecuentes con los criterios de la Comisión Nacional del Agua y normas oficiales mexicanas.
Ver comentario en el renglón de abajo.
Artículo 62. El organismo operador sólo podrá cobrar por derechos de interconexión y desalojo de aguas residuales, en fraccionamientos de nueva creación, los siguientes conceptos: carta de factibilidad; derechos por suministro de agua, que podrá ser por gasto o por área vendible; y estudios y proyectos, cuando el organismo operador lo realice.
Tratándose de lotes y fraccionamientos cuyo destino sea la construcción de vivienda hasta por un valor de 150 veces el salario mínimo mensual vigente en el estado, los derechos que por interconexión de servicios de agua potable y alcantarillado y la carta de factibilidad que los organismos operadores cobren, no podrá exceder por ninguna circunstancia el equivalente a 30 veces el salario mínimo diario vigente en el estado por lote.
 
Aguas de Saltillo cobra a los usuarios domésticos (no fraccionadores), cuyo terreno tiene una extensión mayor de 800 metros cuadrados, los siguientes conceptos: carta de factibilidad, derechos por suministro de agua, que podrá ser por gasto y por área vendible (150 salarios mínimos mensuales equivalen a 245 mil y 30 salarios mínimos diarios a 1 mil 634)
Hemos detectado muchos casos en que la empresa ha cobrado hasta ocho veces más que los 30 salarios mínimos diarios establecidos en el artículo 62 a usuarios cuya vivienda tiene un costo muy inferior a los 150 salarios mínimos mensuales.
Existe una tarifa popular del ayuntamiento (equivalente a 30 salarios mínimos diarios), que Aguas de Saltillo no ha respetado.
Artículo 75. “Se otorgará un 50 por ciento de descuento a las personas pensionadas y a las mayores de 60 años, en su recibo de agua potable del servicio doméstico, en el domicilio donde legalmente residan.”
Aguas de Saltillo otorga sólo el 20 por ciento.
Artículo 86. El cargo por reconexión, tratándose de servicio doméstico, no podrá exceder de cinco veces el salario mínimo diario vigente en el estado y sólo podrá aplicarse si en el domicilio se ha cortado físicamente el servicio.
Aguas de Saltillo cobra hasta ocho salarios mínimos por este concepto.