Autor:

Vinculada a la ultraderecha y al sector empresarial, Josefina Vázquez Mota llegó al primer plano de la política en la época del expresidente Vicente Fox Quesada. Y en su paso por las secretarías de Desarrollo Social (Sedesol) y de Educación Pública (SEP) ha sido fiel a las tendencias confesionales y reaccionarias del Partido Acción Nacional (PAN).
 
Participó en la guerra sucia y el fraude electoral de 2006, y actualmente disputa con Ernesto Cordero y Santiago Creel la candidatura presidencial.
 

Una trayectoria breve

 
Vázquez Mota nació en 1961. Estudió el bachillerato en la Vocacional 9 del Instituto Politécnico Nacional y después ingresó a la licenciatura en economía en la Universidad Iberoamericana. Cursó estudios en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas, del Opus Dei.
 
Fue asesora de la Confederación Nacional de Cámaras Nacionales de Comercio y de la Confederación Patronal de la República Mexicana, y fue titular de la Secretaría de la Mujer en la ultraderechista asociación Coordinadora Ciudadana, que se considera un membrete del Yunque.
 
Fue diputada por el PAN en la LVIII Legislatura. Y en 2000, Fox la nombró secretaria de Desarrollo Social, cargo en el que se mantuvo hasta el 6 de enero de 2006, cuando renunció para unirse a la campaña del presidente Felipe Calderón, quien el 24 de noviembre de 2006 la puso al frente de la SEP, donde fue reemplazada por Alonso Lujambio, en abril de 2009.
 
A partir de julio de ese año, es diputada plurinominal por el PAN, cargo del que ha pedido licencia para ser precandidata a la Presidencia.
 

Hazme viuda

 
Antes de llegar a la escena política (de la mano de Fox), Vázquez Mota se había dado a conocer como autora de un libro de autoayuda titulado Dios mío, hazme viuda por favor (Panorama, México, 1999, 128 páginas), una breve y contradictoria colección de aforismos y lugares comunes acerca de los problemas de las mujeres.
 
Al lado de un supuesto apego a la autodeterminación, en ese folleto proclama sus creencias religiosas, de tal suerte que exhorta a las mujeres a ser “viudas del olvido de Dios […] Porque es reconfortante y prometedor saber que gracias a tu infinito amor, haga lo que haga y esté donde esté siempre puedo volver a ti” (página 11).
 
A lo largo de su libro cita una y otra vez a autores del Opus Dei, a obras publicadas por su editorial Minos, así como diversos artículos de la revista Istmo (también del Opus Dei).
 

Vínculos ultraderechistas

 
Una vez ya en la Sedesol, Vázquez Mota no tardó en manifestar sus afinidades con la extrema derecha, por ejemplo al nombrar como titular de Comunicación Social a José de Jesús Castellanos, quien, al igual que ella, ha militado en la Coordinadora Ciudadana (http://www.ife.org.mx/docs/IFE-v2/UF/UF-APNs/UF-APNs-IA/UF-APNs-IA-DictyResCG/IA-dictamenes/IA-dictamenes-docs/2007/34-COCI.pdf) y fue director de la publicación Nuevo criterio, del Arzobispado.
 
Durante la gestión de Vázquez Mota en la SEP, se manifestó el apoyo de esa dependencia al clero católico y a la ultraderecha. Por ejemplo, en agosto de 2008, la Secretaría se opuso a la distribución del libro Tu futuro en libertad, destinado a las escuelas del Distrito Federal, editado por el gobierno capitalino, en el que se abordan temas como el aborto y las preferencias sexuales.
 
La dependencia advirtió que cualquier docente o directivo que usara el contenido de ese texto sería sancionado con una “nota administrativa”.
 
En contraste, la SEP permitió, sin restricción alguna, la difusión de textos de religión católica destinados a los diferentes grados escolares, desde preprimaria hasta bachillerato, en planteles privados (La Jornada, 11 de agosto de 2008). En su campaña se ha seguido evidenciando la relación que mantiene con la ultraderecha católica.
 
El 14 de diciembre de 2011, el periódico Reforma publicó que, de acuerdo con una encuesta, los integrantes activos y adherentes del PAN la prefieren para encabezar ese partido en las elecciones presidenciales de 2012, por encima de Cordero y de Creel.
 
Conforme dichos datos, cuenta con la aceptación del 66 por ciento de los integrantes activos y con el 58 por ciento entre los adherentes, pues los panistas consideran que Vázquez Mota se identifica más con los “valores y principios tradicionales” del PAN, es decir, con la mojigatería y el apego al clero que caracteriza históricamente al blanquiazul.
 
En ese sentido, es significativo que tiene el apoyo de personajes conocidos de la ultraderecha panista, como Carlos Medina Plascencia (predecesor de Fox en el gobierno de Guanajuato) y quien, en la década de 1990 se dio a conocer como uno de los gobernadores más mochos del PAN. Cabe recordar que en 1991, Medina asumió la gubernatura de manera interina, gracias al apoyo del expresidente Carlos Salinas de Gortari, quien anuló las elecciones estatales para beneficiar al PAN.
 
A fines de 2011, al presentar su documentación para registrarse como precandidata presidencial del blanquiazul, Vázquez Mota recordó que su militancia panista la inició “por invitación de Carlos Medina Plascencia”, quien en esa ocasión reiteró su apoyo a su candidatura “porque México requiere vivir con principios” y señaló que la conoce desde hace 20 años (http://www.radioformula.com.mx/notas.asp?Idn=213830).
 

Fraude y acarreo

 
En 2006, fungió como coordinadora de la campaña presidencial de Calderón y participó en el fraude electoral y en la guerra sucia en contra de Andrés Manuel López Obrador.
 
En 2011, su conocimiento del fraude de 2006 se evidenció cuando ella misma habló de ciertas conversaciones telefónicas que tuvo con el entonces titular del Instituto Federal Electoral, Luis Carlos Ugalde, además de que el propio López Obrador señaló: “… La señora Josefina también manipuló el padrón de los beneficiarios activos [Secretaría de Desarrollo Social] para ayudar al PAN, en 2006” (La Jornada, 24 de septiembre de 2011, página 13).
 
Como precandidata a la presidencia, ha recurrido al acarreo y a la entrega de recursos para nutrir sus actos de campaña.
 
El 11 de enero pasado, Reforma informó que durante su estancia en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, los panistas llevaron a las actividades proselitistas a gente de escasos recursos con la promesa de brindarles ayuda y servicios: “…Venimos con la gente del diputado para que después nos den medicinas”, indicó uno de los asistentes.
 
*Filósofo; especialista en estudios acerca de la derecha política en México