Autor:

Aproximadamente 200 policías, adscritos a la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, impiden el paso de la caravana de desplazados triquis que pretenden regresar a la cabecera cultural y ceremonial de San Juan Copala. Los efectivos policiacos se han apostado en el kilómetro 7, del municipio de Tlaxiaco, para impedir que los niños, mujeres y hombres lleguen a la región triqui.

En el grupo viajan 71 mujeres, 24 niños y 26 hombres triquis. Además, 47 integrantes de Organizaciones No Gubernamentales, observadores internacionales, defensores de derechos humanos e integrantes de un medio de comunicación alternativo.

Integrantes de la caravana aseguran que fue dinamitado un tramo de la carretera, a la altura de la población de  Santa Catarina, para impedir el paso.

Dicen que el operativo policiaco es encabezado por Víctor Raúl Martínez, coordinador de asesores del gobernador Gabino Cué Monteagudo.

Los hechos se dan a 24 horas de que el grupo de desplazados firmara un acuerdo de paz, en presencia del gobernador oaxaqueno. Sin embargo, en reuniones sostenidas hasta la mañana del jueves, integrantes de la Unidad de Bienestar Social de la Región Triqui (Ubisort) y del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT) mostraron su desacuerdo en que los desplazados regresaran a Copala en esta semana. Ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo, el gobernador Gabino Cué habría dicho que no se comprometía a garantizar la seguridad de los desplazados.