Autor:

Para muestra basta un botón. Y en el ejercicio del Presupuesto de Egresos del Año Fiscal 2008, el peñanietismo (y su secretario de Finanzas, Luis Videgaray Caso) destinó “recursos ilegalmente y se malversaron los fondos que integran el erario […] De ellas se desprenden responsabilidades penales que pueden acreditarse”. El libro de José Guadalupe Luna Hernández, Información programática y rendición de cuentas. Claves para entender el uso indebido de los recursos públicos en el gobierno de Enrique Peña Nieto, en sus casi 500 páginas desglosa más desvíos. Es un trabajo excepcional que precisa cómo el Grupo Atlacomulco abusó de esos recursos para promover la imagen política del entonces desgobernador y ahora candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que intentará lo que después de Adolfo López Mateos no lograron Carlos Hank González (el del “un político pobre, es un pobre político”); los dos Alfredo del Mazo; Emilio Chuayffet; y la cínica tentativa de Arturo Montiel.
 
El “manejo indebido de fondos y recursos federales” (artículo 110 constitucional) y de los estados, es una forma de corrupción; como en Coahuila donde se involucra a uno de los Moreira (hermanos que se turnaron el poder Ejecutivo) en el presunto desvío de más de 30 mil millones de pesos, que la Comisión Bancaria autorizó “reestructurar”, y datos de que “aumentó sustancialmente” el patrimonio de la elite gobernante coahuilense. El autor investigó el ejercicio del presupuesto de 2008, en el contexto de los feminicidios, pobreza, desempleo, represiones violentas (Atenco, ya en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, de la Organización de los Estados Americanos) y la millonaria promoción de la imagen de Enrique Peña Nieto en Televisa, TVAzteca, Televisión Mexiquense, radiodifusoras, periódicos y revistas.
 
Es un documento legal, contable y un alegato político que exhibe el manejo a modo del capital de los mexiquenses y las partidas federales que tuvieron fines contrarios a los asignados para su uso. Puede que Peña Nieto, candidato único del priísmo más dinosáurico, integrado por los sobrevivientes más corruptos y autoritarios (Carlos Salinas de Gortari, Montiel, Chuayffet, Francisco Paco Rojas Gutiérrez, los Gamboa Patrón y Gamboa-Confederación de Trabajadores de México, Elba Esther Gordillo-Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación-Partido Nueva Alianza) no tenga a su nombre parte de ese enriquecimiento ilícito, pero sí sus cómplices; con depósitos en el extranjero y lo que se gastó en medios de comunicación para que Peña sea otra “estrella” del Canal de las Estrellas, casado con la Gaviota, Angélica Rivero.
Dividido en dos partes y seis capítulos con un prólogo de Víctor Manuel Bautosts, documenta la falta de justificación financiera de más de 14 mil millones de pesos, (sólo en 2008). Los directamente responsables son Peña Nieto y su secretario de Finanzas, Videgaray Caso, quien presume será el próximo secretario de Hacienda y Crédito Público. Contra ellos el autor del libro presentará una denuncia penal en la Procuraduría General de la República, como “responsables de un golpe de Estado técnico, pacífico, por lo menos hasta ahora, pero agravado”.
 
Ficha bibliográfica:
 
Autor:  José Guadalupe Luna Hernández
Título:   Información programática y rendición de cuentas. Claves para entender el uso indebido de los recursos públicos en el gobierno de Enrique Peña Nieto
Editorial:          Libermex, 2011
 
*Periodista
 
 

Comments

comments