Autor:

Hace 10 meses, la Auditoría Superior de la Federación informó que en México cerca de 112 mil hectáreas de manglar fueron destruidas. Las observaciones hechas, principalmente, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales no han sido resueltas, evidencian los legisladores María Araceli Vázquez Camacho, del Partido de la Revolución Democrática, y Francisco Agundis Arias, del Partido Verde Ecologista de México. El propósito de fomentar la protección, restauración y conservación de los ecosistemas de manglar fracasó, concuerdan Alejandro Olivera, de Greenpeace, y Rubén Treviño, de la Cooperativa por un Ambiente Biodiverso y Sustentable

  
De 2005 a 2009, en México 111 mil 949 hectáreas de manglar fueron destruidas. En el Informe del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2009, elaboradopor la Auditoría Superior de la Federación, se atribuye el hecho a una falta de estrategia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente y de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas. Legisladores denuncian que, casi tres años después, las dependencias gubernamentales no solventaron las observaciones del organismo coadyuvante de la Cámara de Diputados.
 
En vez de promover el uso y aprovechamiento sustentable de las áreas con mangle, las entidades gubernamentales permitieron el cambio de uso de suelo, con lo que la degradación fue evidente ?auditorías de desempeño 09-0-16100-07-0148, 09-0-16E00-07-1090 y 09-0-16F00-07-1087, “Conservación de los ecosistemas de manglar”?. También, la falta de supervisión técnica de las 42 Unidades de Manejo de la Vida Silvestre con variedad de mangle y el desconocimiento de las Manifestaciones de Impacto Ambiental de 27 obras condujeron a una pérdida promedio de 27 mil 986 hectáreas de manglar al año.
 
La Auditoría informó que aún cuando la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) estableció un valor aproximado de 511 mil 875 pesos por la compensación de la destrucción de mangle, la Secretaría sólo cobra cerca de 47 mil por hectárea. “Los 37 mil 500 dólares por hectárea de manglar sólo hacen referencia a los beneficios proporcionados a las pesquerías. La situación de los recursos naturales no está como para que se siga promoviendo la compensación, sino la conservación y la restauración de los mismos”, comenta Alejandro Olivera, coordinador de la Campaña de Océanos y Costas de Greenpeace.
 
El 18 de febrero pasado, mediante el oficio OASF/0101/2011, el auditor superior de la Federación, Juan Manuel Portal Martínez, entregó el Informe al entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín. El 22 de febrero, por medio del oficio SG/1-0130/2011, el secretario general Guillermo Haro Bélchez envió una copia de las recomendaciones a la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En el anteproyecto, ésta se compromete a promover las reformas a la ley General de Vida Silvestre planteadas por la Auditoría Superior de la Federación.
 
María Araceli Vázquez Camacho, secretaria de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, recuerda la explosión en el hotel Grand Princess Riviera Maya, en Playa del Carmen, Cancún, Quintana Roo, en noviembre de 2010. El saldo: siete muertos y 20 heridos. Se realizaba la XVI Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. “La hipótesis que se manejó fue que el gas metano fue producido por el mangle. ¿Un hotel construido encima de los manglares, los cuales son territorio de la nación? De acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación, se están aprovechando del vacío legal para privatizar este tipo de ecosistemas”.
 
Rubén Treviño Friederichsen, secretario de la Cooperativa por un Ambiente Biodiverso y Sustentable, explica: “A pesar de que se cortan las raíces del mangle, éste se mantiene vivo y genera metano. Este gas es de un efecto invernadero. Investigaciones recientes de James Hansen, climatólogo de la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio, reporta que el metano es 100 veces más poderoso que el bióxido de carbono. No planearon adecuadamente la construcción de los hoteles, los pusieron a la orilla de las playas y encima de los bosques de mangle; en ese caso, se acumuló el gas y explotó”.
 
De las 69 especies de mangle conocidas en el mundo, México conserva cuatro: Rhizophora mangle (mangle rojo), Avicennia Germinans (negro), Laguncularia racemosa (blanco) y Conocarpus erectus (mangle botoncillo). Las 655 mil 667 hectáreas con las que aún se cuenta están distribuidas en las zonas costeras de Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Quintana Roo, Sinaloa, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán. A través de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-Semarnat-2010, los bosques de mangle pasaron de protección especial a amenazada.
 
“A pesar de ser reconocidos como los ecosistemas más productivos del planeta, los manglares presentan en México un deterioro creciente debido a diversas causas, dentro de las que destaca el cambio de uso de suelo para actividades humanas como desarrollos turísticos y de vivienda, así como la apertura de caminos”, se apunta en el documento Restauración de ecosistemas forestales, de la Comisión Nacional Forestal.
 
 
“México tiene un litoral muy grande y ahora se están apropiando de ese recurso. En toda esta maraña está prevaleciendo la óptica mercantil. Quedamos vulnerables ante el cambio climático. La Ley General de Turismo y la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable privilegian el negocio. Vamos a ver en qué leyes el manglar debe ser respetado”, señala la perredista Vázquez Camacho.
 
“La pérdida de manglar se debe a varios escenarios, principalmente, a la contaminación por derrames petroleros y el otorgamiento de uso de suelo. Creo que la falta de autoridad empieza desde que se otorgan usos de suelo de manera irregular; y ése es el gran problema de la degradación de estos ecosistemas. Brasil, Indonesia y México son los países que cuentan con más del 50 por ciento de todo el manglar del planeta. Estos árboles protegen la zona limítrofe en época de huracanes”, explica Francisco Agundis Arias, presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca del Senado de la República.
 
Ambos legisladores advierten que las observaciones de la Auditoría Superior no han sido cubiertas en su totalidad, a pesar de que se trata de la Cuenta Pública 2009. Contralínea solicitó entrevista a la Semarnat. Hasta el cierre de esta edición, no se obtuvo respuesta.
 
María Teresa Rodríguez Zúñiga y Carlos Troche Souza, analistas de la Coordinación de Percepción Remota de la Dirección de Geomática de la Conabio, señalan que el gobierno federal ha desarrollado estrategias nacionales para la atención de humedales costeros y de su biodiversidad marina. Sin embargo, “aún existen muchas tareas pendientes”: la recopilación informativa del monitoreo local de especialistas en manglares, y el impulso de la educación ambiental.
 
 
 
 
 
 
Textos relacionados
 
 
 
 
 
 
 

Comments

comments