Victoria, una ciudad armada

Autor:

Al concluir la campaña de canje de armas organizada por la Secretaría de la Defensa Nacional y el Gobierno del Estado, quedó comprobado que en la capital tamaulipeca existe todo tipo de armamento, incluyendo alguno que se convierte en un verdadero riesgo para la seguridad cuidadana
Liliana Torres
Ciudad Victoria, Tamaulipas
 
 
Lanzagranadas, rifles automáticos y hasta granadas de fragmentación fueron canjeadas dentro de la campaña que llevaron a cabo en la capital de Tamaulipas el Ejército Mexicano y el gobierno estatal.
Sin embargo, los artículos que enciendieron las “luces de alerta” de las autoridades fueron los cartuchos de plástico indetectables por arcos de seguridad, lo que a decir del director de Fomento Cívico de la Secretaría General de Gobierno, Ezequiel Reynoso Ochoa, pone a trabajar a los expertos de seguridad ante lo que se enfrentan.
Tan sólo en Ciudad Victoria, durante los 17 días que duró la campaña, se recogieron 77 armas y 3 mil 956 cartuchos de diferentes calibres, mismos que fueron canjeadas por 211 electrodomésticos como refrigeradores, boilers, lavadoras, laptops, pantallas, bicicletas deportivas, despensas, ollas, vaporeras y 64 vales de despensa por 400 pesos.
Al mismo tiempo, cinco personas aprovecharon para registrar el arma que poseen.
Reynoso Ochoa refirió que mientras en años anteriores la población cambiaba armas antiguas y de calibres pequeños por despensas, este año sobresalió la cantidad de armas de uso exclusivo del Ejército Mexicano.
“Hubo de todo, armas largas prohibidas, R-15, ‘cuerno de chivo’, M1, RPG, pistolas 3.57, granadas, cartuchos de grueso calibre, incluso de antiblindajes”, indicó.
Dichas armas fueron canjeadas por diversos artículos para el hogar por lo que, aseguró el funcionario, “la gente venía como que buscando regalitos para esta temporada navideña”.
 
LOS NIÑOS, LAS VíCTIMAS
 
Por su parte el capitán segundo de Infantería, Jesús Cruz Azare, explicó que el canje de armas es un programa permanente a nivel nacional que se aplicó en Tamaulipas de manera coordinada entre la Sedena y los diferentes órdenes de gobierno, con el objetivo de que la ciudadanía tenga conciencia de que el uso de armas de fuego trae consecuencias a veces fatales.
Dijo que el 50 por ciento de las muertes accidentales de niños relacionadas con las armas de fuego ocurren dentro o alrededor del hogar de la víctima.
Agregó que el propósito fundamental de este programa es aumentar la seguridad pública por medio de la reducción de armas ilegales en el territorio nacional, disminuir el índice delictivo con armas de fuego y la violencia que con ellos ejerce, además de disminuir la violencia juvenil.
El secretario general de Gobierno, Morelos Canseco Gómez, manifestó que la respuesta a este programa es una muestra de confianza que existe entre la ciudadanía hacia las autoridades.
“Hay material que analizar, hay tareas que efectuar porque por un lado se acredita la confianza de la población en las instituciones al acudir  a entregar voluntariamente y librar a la sociedad y así mismo de ese peligro”, indicó.