Autor:

Los partidos de cara al 2012
Finalmente, llegó el mítico  año 2012, el de los los comicios en todo el país. Se elegirá al Presidente de la República, 128 senadores y 500 diputados federales, y desde luego que en Durango el ambiente electoral también se empieza a caldear.
La mayoría de los partidos políticos en Durango tiene una situación similar: nuevas dirigencias estatales o a punto de hacerlo.
El PAN la renovó en el 2011, y tras la llegada de Víctor Hugo Castañeda no ha habido unidad al interior, los grupos políticos siguen disgregados.
El PRD en las mismas, sin orden, perdidos, con problemas internos graves, y tras la pérdida de su dirigente José Posada no ha habido integración.
 En el PRI desde hace tiempo se espera el relevo de Esteban Villegas, se han manejado nombres como Héctor Vela Valenzuela (quien se autodescartó) y de Jaime Fernández Saracho. El reto para el nuevo dirigente no es fácil: mantener una unidad tensa e incierta, con ex gobernadores que hacen declaraciones fuertes que aumentan la presión.
 
Viejos amigos en lucha política
 
Finalmente, José Rosas Aispuro se decide por buscar la senaduría con el PAN, luego de poner él mismo las condiciones. Fue el blanquiazul quien tuvo que adaptarse al candidato para no perderlo. El de Tamazula va en primera posición, tiene ya prácticamente ganado un lugar en la Cámara Alta, en la fórmula lo acompañará la lerdense Salomé Katsicas, pero es difícil que ella genere votos en la región lagunera; se le extrañará a Rosario Castro quien seguramente podría aportar mucho más, pero… “donde manda Aispuro, no gobierna el partido”.
Para buscar los espacios en la senaduría en el PRI son dos nombres que se manejan: Jorge Herrera Delgado y el ex gobernador Ismael Hernández Deras. Finalmente, podrá ser el nativo del Mezquital quien contienda directamente con Aispuro Torres, el “morbo” político estará presente en ese escenario, las disputas vividas en la contienda del 2010 le ponen un sabor diferente, pero los candidatos no deberán perderse y retomar aquella batalla verbal.
Si Ismael Hernández encabeza la fórmula acompañado de Leticia Herrera para atraer el famoso “voto lagunero” suena a un trabuco, sobre todo que en este año no existirá el fenómeno “Fox” ni “Calderón”, que le dé a los panistas un impulso y ganar las dos senadurías. Sin embargo, el PRI debe estar unido, algo que en los últimos meses no se ha visto.
 
Perciben fuertes batallas
 
En cuanto a las diputaciones federales, se vislumbran aún varios sucesos que se ven ya con muchas posibilidades:
En el Distrito 01 por el PAN el delegado del IMSS, Rogelio Alonso Vizcarra, quien lo peleará muy probablemente con el priista Esteban Villegas.
El 02 lo pueden llegar a disputar la tricolor Rocío Rebollo, quien dejaría la alcaldía de Gómez Palacio, para disputar ese distrito con el regidor panista por ese mismo municipio, Víctor Chaúl García. Una contienda que también tendrá una dosis fuerte de batalla, sobre todo por las disputas tan fuertes que se vivieron en ese Cabildo el año pasado.
En el Distrito 03 puede ser el candidato por el PAN, José Rocha, el alcalde por el municipio de Pánuco de Coronado; por el PRI, Pedro Silerio García, ahora diputado local.
Finalmente, el Distrito 04, el que “da y quita”, aquel que abre las puertas para el ganador, lo disputará por el PAN Gina Campuzano y no Jorge Salum, él se reserva para buscar la Presidencia Municipal de la capital. La diputada local peleará muy probablemente con Jorge Herrera Delgado. Veremos una contienda muy cerrada, por una parte una mujer de mucha fuerza que venció ya al hijo de un ex gobernador, un viejo lobo de mar.
 
Paz y civilidad, retos a cumplir
 
Los retos principales para los partidos políticos y sus candidatos van más allá de las propias urnas electorales y del mismo domingo 1 de julio. Ese reto se llama paz y civilidad.
No se debe llamar a un juego sucio, donde se involucre a la sociedad, se deben evitar escenas de “urnas robadas”, alejar el temor, el llamado debe ser a votar y a dar la seguridad para que la gente acuda con tranquilidad a sufragar.
Durango debe estar por encima de la llamada “guerra sucia”, es ahora cuando lo políticos deben asumir su responsabilidad y no hablar sin pruebas y sin honradez.
Ahora, en el 2012, cobrarán mayor importancia las redes sociales, su expansión es enorme desde las últimas elecciones en Durango; en ellas se llevará una contienda análoga y sin control de las autoridades electorales. A esas redes sociales, Barack Obama le debe su llegada a la Presidencia de Estados Unidos. Además, Facebook y Twitter ayudaron a los cambios en Medio Oriente en el 2011.
Los políticos y partidos que haga buen uso de las redes sociales en las elecciones del 2012 pueden agenciarse adeptos y simpatizantes, es ahí donde tendrán un terreno basto para trabajar.
El 2012 es sinónimo de elecciones. Será responsabilidad de los protagonistas que esos comicios sean sinónimo también de civilidad.