Autor:

La secretaria de Desarrollo Económico del Gobierno del Distrito Federal, Laura Velázquez Alzúa, aspira a la jefatura de gobierno en 2012. La exdelegada de Azcapotzalco, esposa del actual delegado de la demarcación, e integrante de la corriente perredista Izquierda Democrática Nacional, hoy vive el rechazo de los más de 70 mil locatarios de los mercados públicos, y enfrenta el descontento por la falta de empleos en la Ciudad pero, expresa, ha acercado a los empresarios a la administración de Marcelo Ebrard

 

 
Laura Velázquez Alzúa, secretaria de Desarrollo Económico del Gobierno del Distrito Federal, fundadora del Partido de la Revolución Democrática (PRD), exjefa delegacional de Azcapotzalco e integrante de la corriente Izquierda Democrática Nacional, aspira a la jefatura de gobierno.
 
A punto de cumplir un lustro al frente de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco), destaca como “logro” el acercamiento del Gobierno del Distrito Federal con el sector empresarial.
 
A decir de la secretaria, del total de la inversión extranjera que entra al país, el 89 por ciento se queda en la capital. Los motivos, según Velázquez Alzúa son: la “seguridad”, la simplificación administrativa, la calidad de los servicios y la infraestructura, y que los inversionistas se han encontrado con una Sedeco “honesta y que trabaja”.
 
El Sistema Electrónico de Avisos y Permisos de Establecimientos Mercantiles y la Oficina de Apertura Rápida de Negocios, que son calificados por Alzúa como únicos en México, son, indica, uno de los mayores logros de su administración, puesto que han contribuido a atraer la inversión y a generar empleos.
 
“Hemos impulsado a través de la tecnología sistemas electrónicos para abrir un negocio sin necesidad de ver a un servidor público: ahora puedes abrir tu empresa en menos de cinco minutos; todo a través de internet. Llenas un formato y abres al momento tu negocio de bajo impacto.”
 
En seis meses, de acuerdo con información proporcionada por Velázquez Alzúa, a través del sistema electrónico se han abierto más de 6 mil empresas nuevas y formales en el Distrito Federal, y se han atendido aproximadamente más de 15 mil trámites.
 
La Oficina de Apertura Rápida de Negocios “recibe grandes proyectos de inversión” o a empresas que, aunque están asentadas, son irregulares. “Lo que hacemos es regularizarlas para que sigan abiertas, y sigan los empleos que tanto necesitamos”.
 
El Distrito Federal, indica, es la entidad federativa que genera más empleos en todo el país. En lo que va de 2011, de acuerdo con la funcionaria, se crearon 96 mil 800, es decir, “un promedio del 17 por ciento de lo generado” en toda la república.
 
Sin embargo, de acuerdo con Benito Mirón Lince, secretario del Trabajo del Gobierno del Distrito Federal, la tasa de desempleo se duplicó en la metrópoli en la última década (Contralínea, 14 de agosto de 2011).
 
Ante la disparidad de cifras de dos funcionarios de la misma administración, Velázquez conmina a Lince a que revise sus fuentes: “Todas nuestras fuentes son oficiales, son de la Secretaría de Economía, del Instituto Mexicano del Seguro Social, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía”.
 

La iniciativa privada “verifica” al GDF

 
Velázquez Alzúa también forma parte del Comité Evaluador de Programas de Inversión del Distrito Federal. Es la secretaria técnica. Marcelo Ebrard es el presidente. Explica el Comité sesiona todos los lunes para discutir proyectos de la iniciativa privada, sean tortillerías o parques tecnológicos.
 
“Es un Comité muy fuerte, muy importante. Lo integramos casi todos los secretarios. En su momento hemos estado todos sentados: Secretaría de Transportes [y Vialidad]; Finanzas; Desarrollo Urbano [y Vivienda]; Medio Ambiente; Contraloría; Consejería Jurídica [y de Servicios Legales]; y la iniciativa privada. Siempre están los presidentes de las cámaras empresariales, como [la] Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, la Cámara Nacional de Comercio, [la] Confederación Patronal de la República Mexicana, [la] Cámara Nacional de la Industria Panificadora, para verificar la transparencia con la que trabajamos”.
 
A decir de la aspirante, la Supervía Poniente, la Ciudad del Conocimiento Campus Biometrópolis, la Arena Ciudad de México o el Foro Estadio Azcapotzalco son obras públicas que no discute el Comité y que se diseñan a través de la jefatura de gobierno y otras secretarías.
 
El descontento de la ciudadanía frente a la obra pública, afirma, es producto de la falta de comunicación. “Aquí lo que va un poco suelto es la participación ciudadana”.
 
Pese a ello, se muestra confiada en que la inconformidad social no traerá costos políticos al partido en el que milita y del que es integrante fundadora. “Te lo digo con objetividad; no va a afectar en un futuro y no va a afectar en las elecciones de 2012: vamos a volver a ganar la Ciudad.
 
“Se decidió dar marcha atrás al Foro Estadio porque el proyecto no era lo suficientemente sólido para impulsarlo. Hubo una discusión seria, oportuna, entre la iniciativa privada, el gobierno y la ciudadanía y se tomó la decisión correcta. Nos vemos entonces como un gobierno sensible que entiende. Hemos sido un gobierno de izquierda muy cercano a la gente, apegado a las necesidades, al proyecto de vida de cada uno de los que vivimos aquí”.
 
—Los granaderos han arribado a la delegación Magdalena Contreras para imponer la Supervía; ¿cómo podemos explicarnos esto de un gobierno sensible?
 
—Desconozco que hubiera granaderos, creo que no es lo adecuado; pero es una obra que tiene que avanzar.
 
Para Laura Velázquez en el caso de la Supervía Poniente se han detectado algunos “grupos de adversarios” y de gente que quiere “desestabilizar” al gobierno. “Evidentemente no nos podemos quedar de brazos cruzados y dejar que la gente que no ve bien lo que hacemos en el GDF [Gobierno del Distrito Federal] nos quiera aplastar sin más ni más; sin argumentos”.
 
Señala que si hay proyectos que continúan en el Distrito Federal, pese a la oposición, es porque habrán de traer beneficios directos a la ciudadanía.
 
Frente a los megaproyectos, promete darles prioridad a los proyectos delegacionales y comunitarios de beneficio e impacto para los habitantes del Distrito Federal. “Las grandes obras tendrán que pasar por una consulta ciudadana obligada; deberán de prever cualquier obstáculo, cualquier problema para garantizar alternativas. Jamás sería una imposición”.
 

Mercados públicos, en riesgo

 
Velázquez Alzúa destaca también el “fortalecimiento” de los mercados públicos. Desde la Secretaría de Desarrollo Económico, asegura, se ha trabajado para dar certeza jurídica a los locatarios de los 321 mercados públicos a través de la Norma 29 y la cédula de empadronamiento.
 
No obstante, ésta ha causado el descontento entre los más de 70 mil locatarios, quienes temen perder su estatus de usufructuarios de los espacios comerciales, por el concepto de concesionarios.
 
Cuestionada sobre el tema, Velázquez asegura que los inconformes son un grupo muy pequeño: “No son ni 100 personas; veo ahí otras intenciones. Si hay un grupo de adversarios con títulos de partido político que se vayan a otro lugar porque no son de mi interés”.
 
Describe a la Norma 29 como un blindaje a la economía de la Ciudad de México, y para la micro y pequeña empresa, la papelería, la panadería, la tienda de abarrotes y, también, los mercados. De acuerdo con datos de la secretaria, este sector representa el 99 por ciento de las unidades económicas asentadas en el Distrito Federal, lo que las coloca como el soporte de su economía.
 
En materia de mercados públicos reconoce que “faltó mucho por hacer”, puesto que aún no hay un presupuesto asignado y “adecuado” para la modernización del mercado. La exdelegada le atribuye las negligencias a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), la cual señala, no ha trabajado en la Ley de Mercados Públicos, que data de la década de 1950, y también a que pese a sus facultades no ha otorgado recursos.
 
“Los 321 mercados de la Ciudad trabajan con 52 millones de pesos, cuando la solicitud para la ALDF fue de más de 500 millones”.
 
La exdelegada agrega que la Secretaría de Protección Civil del gobierno capitalino inspeccionó los mercados del Distrito Federal y determinó que 70 están en riesgo. “No existe la sensibilidad legislativa para otorgar esos recursos. Falta un compromiso real de la Comisión de Abasto y Distribución de la Asamblea”.
 
Con la Norma 29 “las tiendas de autoservicio se pueden asentar, pero les decimos en donde sí y en donde no. Los sacamos de los centros de barrio para que no dañen la economía”.
 
De acuerdo con una investigación de este semanario, a pesar de que las tiendas de autoservicio y de conveniencia asentadas en la Ciudad de México sólo cuentan con 458 permisos vigentes, las trasnacionales han abierto 925 sucursales (Contralínea, 17 de octubre de 2010).
 
Al respecto, se limita a responder que la Sedeco tiene un programa de regularización. “La ley no es retroactiva: lo que ya está, está; pero lo que a nosotros nos interesa y a mí en lo particular es que esa micro, mediana o gran empresa se quede y siga generando empleos”.
 

“Ebrard, un hombre muy astuto”

 
De la gestión del actual jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard Casaubón, Velázquez se expresa positivamente. “Muy buena. Estoy convencida de que Marcelo es muy buen jefe de gobierno. Es un hombre muy astuto; no creo que haya nadie como él que conozca la Ciudad de México; además, conoce muy bien la administración pública. Ha sido un gobierno muy estable, con finanzas sanas, que ha sobresalido en materia económica y de seguridad pública y procuración de justicia”.
 
—¿Cómo va a dirimir el PRD la pugna interna para elegir candidato al Distrito Federal?
 
—No lo sé. Creo que debe ser a través de una elección. No estaría de acuerdo por ningún motivo con la encuesta; eso no te garantiza nada. Si no, pues tráete a Luis Miguel,y seguro gana.
 
—¿Marcelo tendrá a algún preferido?
 
—Se ve –responde Velázquez, quien cuenta con más de 30 años en la política–. Es muy obvio que su preferencia es por Mario Delgado.
 
Frente a la pregunta de si el secretario de Educación Pública del Distrito Federal, Mario Delgado, tiene posibilidades de ganar, responde: “Es un hombre educado pero con poca experiencia política”.
 
— ¿Y Laura Velázquez tiene posibilidades?
 
—Sí, sí las tengo porque tengo una trayectoria, un trabajo que me respalda. No soy perfecta, pero creo que puedo ser la mejor opción. Soy una mujer honesta que ama su Ciudad. Ya tuve la experiencia de gobernar una delegación, lo hicimos bien: hicimos crecer mucho a Azcapotzalco; además, la Ciudad de México quiere a una mujer para gobernar.
 
—Beatriz Paredes es también una mujer que quiere gobernar el Distrito Federal.
 
—Beatriz Paredes es una política que tiene mucho prestigio dentro de su partido, con mucha experiencia, con muchos años haciendo política. Es una persona que sabe del quehacer, de las entrañas de la política; pero representa al PRI [Partido Revolucionario Institucional]; ella es del PRI, no es como el exgobernador del Estado de México que lo hicieron, lo vistieron y lo peinaron para que juegue un papel, no, pero ella representa todo lo que no queremos en México.
 
La aspirante a la jefatura de gobierno y esposa del delegado de Azcapotzalco, Enrique Vargas Anaya, de ser la próxima jefa de gobierno promete trabajar en un programa para dar empleo a los jóvenes. “Ya está muy avanzado, le voy a presentar en breve a la Asamblea [Legislativa del Distrito Federal] para que se aplique desde ya: no me puedo esperar hasta llegar a la jefatura de gobierno”.
 
 
 
 

Comments

comments