Autor:

Para Alejandro Capdevielle Flores
 
De entre los Ex Libris de Miguel Ángel Granados Chapa, están los 20 tomos de las Obras completas de Francisco Zarco Mateos (1829-1869). De este periodista hay que leer la biografía de Raymond C Wheat: Francisco Zarco, el portavoz  liberal de la Reforma, de la editorial Porrúa. Ignoro qué fue lo que hizo o pensaba hacer Granados Chapa al obtener la obra, editada por el Centro de Investigación Científica Jorge L Tamayo, AC; y compilada y revisada por el mexicanísimo ucraniano Boris Rosen Jélomer (1917-2005), a quien debemos la compilación y publicación de las Obras completas de Guillermo Prieto e Ignacio Ramírez. Su biografía está en el diccionario Milenios, de Humberto Musacchio López, quien hizo llegar a Miguel Ángel Granados Chapa la obra de Francisco Zarco.
 
Si hay un padre fundador del periodismo mexicano es Zarco. Digo, del periodismo democrático, republicano, de amplísima cultura, de conocimiento jurídico-constitucional (como que fue un constituyente y su relator en dos magnas obras: Historia del Congreso Constituyente y Crónica del Congreso Extraordinario Constituyente de 1856-1857). Cuando se editen los textos de Granados, completará a las obras de Zarco y tendremos los cimientos del periodismo moderno y contemporáneo que va de 1829-1869 a 1942-2011. Hay que volver una y otra vez a las páginas de Zarco para obtener perspectiva histórica, como plantea Fernand Braudel: “El defecto de los ensayos de periodistas, economistas, sociólogos (abogados y políticos) suele consistir en no tener en cuenta las dimensiones y perspectivas históricas” (La dinámica del capitalismo; Breviarios del Fondo de Cultura Económica).
 
La obra de Zarco recrea la época de la Gloriosa Revolución de Ayutla (1854) y su proceso a través de la República Restaurada, la Reforma, la Constitución de 1857, que culminan con la muerte biológica de Benito Juárez (1872). Casi dos décadas en las que Zarco participó en decisiones nacionales como actor, creador y ejemplo; y, periodista, historiador y político (de filiación democrática-republicana como colaborador, asesor y crítico de la generación de Juárez y de aquellos hombres que “parecían gigantes”), nos legó su reflexión de ese viraje innovador de nuestra historia que se incrusta en la historia universal.
 
No hay mejor testimonio de la Segunda Revolución, que inicia con el estallido de Ayutla contra los 22 años de ascensos y descensos efímeros de Santa Anna, el aventurero del poder presidencial, y quien en sus tres últimos años en el cargo (Carmen Vázquez Mantecón: Santa Anna y la encrucijada del Estado. La dictadura: 1853-1855; FCE) endurece su autocracia y hereda la tradición de un hombre que parece indispensable (Enrique González Pedrero, País de un solo hombre: el México de Santa Anna; FCE), y que es el gran problema político actual (repetido con Peña y su pandilla, para la sucesión presidencial), culminando con la Constitución de 1857 y los 20 años de republicanismo.
 
Ficha bibliográfica
Autor: Francisco Zarco
Título: Obras completas
Editorial: Centro de Investigación Científica Jorge L. Tamayo
 
*Periodista