Autor:

De 2008 a 2011, Marcelo Ebrard y Oscar Argüelles visitaron Bonn, Alemania; Davos, Suiza; Nagoya, Japón, y Londres, Inglaterra, entre otras ciudades. Con cargo al erario, comieron y bebieron en prestigiados bares, tabernas y restaurantes, y se hospedaron en hoteles cinco estrellas. Los gastos ascendieron a casi 1 millón de pesos. Del dinero erogado por el jefe de Gobierno del Distrito Federal y aspirante a la Presidencia de la República, y de su exvocero y actual promotor de precampaña, no hay respaldo documental por 335 mil pesos. Vino tinto Bv Latour, whisky y platillos exóticos, como ancas de rana, langosta, conejo y cortes de angus negro, entre lo más socorrido por los funcionarios

 
 
En cuatro años, el jefe de gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, gastó casi 500 mil pesos en 21 giras y viajes tanto nacionales como internacionales, de acuerdo con el portal de transparencia del Gobierno del Distrito Federal.
 
Contralínea solicitó a través de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Distrito Federal los comprobantes y facturas de los viajes que realizó el mandatario desde que asumió el cargo; sin embargo, la dependencia entregó la documentación que respalda únicamente 14 viajes y giras de 2008 a 2011, y alrededor de 343 mil pesos. Se omitió dar acceso a documentación por 157 mil pesos.
 
Oscar Manuel Argüelles Dorantes, director de Comunicación Social del Gobierno del Distrito Federal de 2008 a 2010 –y hoy coordinador operativo de la Fundación Equidad y Progreso, organización que promueve el proyecto de Marcelo Ebrard rumbo a 2012–, acompañó al mandatario en 10 viajes internacionales y cinco nacionales, aunque la dependencia únicamente entregó la documentación que respalda 11 viajes y giras.
 
De acuerdo con información obtenida del portal de transparencia, Argüelles dispuso de 449 mil pesos para los 15 viajes, y se entregaron a este semanario comprobantes y facturas de apenas 271 mil pesos. De ello se desprende que casi 178 mil pesos carecen de documentación que los respalde.
 
Así, en total, la dependencia se abstuvo de entregar comprobantes de gastos por alrededor de 335 mil pesos ejercidos por los funcionarios, que sí constan como gastos del erario en el portal de transparencia.
 
Y aunque Contralínea solicitó los comprobantes y las facturas de los gastos ejercidos desde diciembre de 2006, cuando los funcionarios asumieron los cargos, la dependencia y su portal de transparencia reportan sólo a partir de 2008. El argumento: no se tiene registro alguno de comisiones oficiales autorizadas, “razón por la cual no se tienen gastos efectuados del 1 de diciembre de 2006 al 31 de diciembre de 2007”.
 

El festín

 
Sin justificar el motivo del viaje, el aspirante a la Presidencia de la República y su entonces vocero acudieron en 2008 a la ciudad de Nueva York, Estados Unidos. La estancia de tres días de Ebrard y de seis días de Argüelles significó más de 40 mil pesos tan sólo por concepto de hospedaje.
 
Los funcionarios pasaron tres noches en el New York Palace, un hotel cercano al Museum of  Modern Art y al Times Square. Las cinco estrellas se le han otorgado porque, además de su ubicación, cuenta con servicio de conserje personal, spa y salas de masajes.
 
La cuenta del jefe de gobierno ascendió a 23 mil 504 pesos. Y es que erogó 7 mil 800 pesos por cada noche que pasó en una de las 898 habitaciones de dicho hotel, las cuales disponen de vista al río o a la ciudad y ofrecen entre sus servicios, de acuerdo con su portal de internet, minibar y cajas fuertes. A Oscar Argüelles se le facturaron otros 26 mil 636 pesos por su hospedaje en el establecimiento.
 
El arribo de Argüelles a la comisión en Nueva York tres días antes de la llegada de Ebrard significó al erario un gasto de 10 mil 962 pesos extra. Durante tres días y dos noches, un lobby con cascada recibió al vocero gubernamental en el Grand Hyatt Nueva York, hotel próximo al distrito de teatros de Times Square con 1 mil 311 habitaciones, incluidas 55 suites, todas con caja fuerte y cuarto de baño de mármol, según consta en su portal de internet.
 
Aunque en 2008 Ebrard Casaubón también viajó a Monterrey, Nuevo León, y ejerció más de 6 mil pesos, según el portal de transparencia de su gobierno, únicamente se entregaron a este semanario facturas por 411 pesos bajo el concepto de alimentación.
 
 

Derechos humanos, uno de los pretextos

 
Del 17 al 21 de marzo de 2009, el perredista –acompañado de Argüelles– presentó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en Washington, el Diagnóstico y Programa de Derechos Humanos del distrito Federal.
 
La presencia de ambos servidores públicos en la capital estadunidense, para la presentación del programa que tiene por objeto garantizar los derechos de los habitantes de la Ciudad de México, significó una erogación por 68 mil 297 pesos.
 
En dicho viaje, de acuerdo con la información entregada por la dependencia, Argüelles pagó 17 mil 524 pesos por tres días de alojamiento y servicios en el Willard Intercontinental Washington, conocido desde su apertura en 1818, a decir de su página de internet, como el centro de la vida social y política en Washington, Distrito de Columbia: “La joya de la corona de Pennsylvania Avenue”.
 
Situado en el corazón de la capital del país, a una cuadra de la Casa Blanca, del Museo Smithsonian y del Teatro Nacional, el Willard “es una mezcla única de lujo contemporáneo, encanto histórico y hospitalidad”, reza su anuncio publicitario.
 
Además del pago de hospedaje, Argüelles consumió más de 1 mil 916 pesos en alimentación (de acuerdo con el portal transparencia); sin embargo, únicamente se estregaron los documentos que respaldan 745.29 pesos.
 
Pese a que Ebrard no pagó hospedaje en su paso por Washington –como se señala en el portal de transparencia–, bajo el concepto de “gastos de alimentación” el servidor público consumió 36 mil 254 pesos, sólo el 19 de marzo, en la Taberna del Alabardero.
 
Ahí, pidió jamón ibérico; vinos tintos Muga (selección especial 2004) y Atrium 2006; gambas (mariscos), pulpo y el menú especial, como se lee en la factura de la que Contralínea posee copia.
 
Al respecto, el formato que elabora la dependencia de dicho gasto únicamente toma en cuenta 27 mil 268 pesos, sin especificar si el funcionario cubrió los casi 9 mil pesos restantes y, en tal caso, sin mostrar los documentos que respalden la operación.
 
Y aunque su visita se “justificó” como la presentación de su programa de derechos humanos, su administración no se ha destacado por el respeto de los mismos. Tal es la conclusión de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, que ha señalado al gobierno capitalino por el incumplimiento de las recomendaciones emitidas.
 
Ello, incluso, está documentado en un informe especial realizado por el órgano y entregado a la Asamblea Legislativa local. En éste, se asegura que de los 13 instrumentos dirigidos a dependencias del Gobierno del Distrito Federal entre 2010 y 2011, nueve fueron admitidos parcialmente, lo que representa el 70 por ciento de los casos.
 
Entre los incumplimientos se encuentra la suspensión de la construcción de la Supervía Poniente; el restablecimiento de los derechos humanos de los comerciantes del Centro Histórico; la instauración de la figura de prisión domiciliaria; la aplicación del principio de no discriminación por razones de salud; el restablecimiento de derechos por detención arbitraria; el combate a la  inseguridad en el paradero Pantitlán, y la reparación del daño en el caso de negligencias médicas.
 
De acuerdo con el reporte de la Comisión, el gobierno capitalino aceptó totalmente cuatro recomendaciones: sobre el trato hacia internas de la Cárcel de Mujeres de Santa Martha Acatitla; por la explotación y trata de internas en el mismo penal; por el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, y una más sobre usuarios de agua potable.
 
También en Washington, el 18 de marzo de 2009, casi a la media noche, Ebrard ingresó al Ristorante Tosca, declarado por la revista Washingtoniancomo uno de los 100 mejores restaurantes de 2008. Pidió, entre otros alimentos, ancas de rana, raviolis de ternera, mariscos linguini, risotto de langosta y conejo. Bebió Martini Beefeaters. La cuenta, pagada con las finanzas de la llamada “Ciudad de Vanguardia”, ascendió a 7 mil 518 pesos.
 
El restaurante de comida italiana –también frecuentado por el presidente Barack Obama– está a cargo del chef Massimo Fabbri, considerado por la misma publicación como un “virtuoso de la pasta”, y nominado a mejor chef del año en 2009 por la Asociación de Restaurantes del área metropolitana de Washignton.
 
De acuerdo con el formato elaborado por la dependencia y firmado por Ebrard, a propósito del Tosca, únicamente se toman en cuenta 2 mil 743 pesos, sin que se informe si el funcionario asumió los restantes 4 mil 775 pesos que gastó en dicho restaurante.
 

Vino Latour, langosta, ancas de rana…

 
En atención a la invitación del alcalde Tadatoshi Akiba, Ebrard pagó, con cargo al Gobierno del Distrito Federal, 55 mil 620 pesos por cinco noches de hospedaje en Nagoya, Japón, donde se realizó el Festival de Ciudades Hermanas, Nagoya, Science and Technology and The Future.
 
Argüelles, que lo acompañó a Japón, gastó 67 mil 864 pesos por 13 días de hospedaje. Contralínea no recibió copia documental de los más de 24 mil pesos erogados por cada funcionario por concepto de pasajes y gastos de camino.
 
En viaje realizado a Nueva York en noviembre de 2009, Ebrard gastó, de acuerdo con las facturas 3931 y 3932 de la empresa Promotora y Operadora de Viajes, por cuatro noches, 55 mil 825 pesos, mientras que Argüelles 50 mil 370 pesos. En el formato de comprobación, únicamente se toman en cuenta alrededor de 48 mil pesos de cada uno, sin especificar si el resto corrió por su cuenta.
 
El jefe de gobierno acudió en noviembre de 2009 a la ceremonia de Hermanamiento y Cooperación entre Sinaloa y el Distrito Federal, en Culiacán, Sinaloa. Para alimentarse visitó Viking Pig, donde pagó 1 mil 600 pesos por alitas de pollo y cerveza. No obstante, el formato de comprobación de gastos, hecho por la dependencia, únicamente considera 1 mil 6 pesos. El documento señala que “la diferencia en los comprobantes fue cubierta por cuenta del funcionario”.
 
En diciembre, Ebrard participó en The Comenhagen Climate Summit for Mayors en Copenhagen, Dinamarca. Se hospedó en el First Skt Petri, hotel en el que erogó 41 mil 751 pesos. Cada noche que el mandatario pasó en alguna de las 268 habitaciones, decoradas con maderas oscuras y bronce del hotel situado en el barrio latino, significó al erario un gasto por más de 10 mil pesos.
 
Argüelles se hospedó en el Radisson Blu Scandinavia. Por cuatro noches pagó 37 mil pesos, alrededor de 9 mil pesos por noche, por disfrutar de los atractivos del establecimiento: una piscina cubierta climatizada, hidromasaje, sauna, gimnasio, spa y praderas para caminar.
 
De la visita del mandatario y su acompañante por la ciudad europea no se entregaron las facturas que respalden más de 40 mil pesos de cada uno por concepto de pasajes y gastos de camino.
 
Durante la estancia de tres días de Ebrard y Argüelles en Washington, Distrito de Columbia, a propósito de The United States Conference of Mayors, 78th Winter Meeting, en enero de 2010, el Gobierno del Distrito Federal volvió a ser cliente del Willard Inter Continental Washington DC, hotel en el que un año antes se habría hospedado Argüelles.
 
Por cada una de las dos noches que Ebrard pasó en la habitación del Willard se pagaron alrededor de 13 mil pesos. En total, la cuenta ascendió a 2 mil 354 dólares, es decir, alrededor de 31 mil 791 pesos. Hospedado en el mismo hotel, Argüelles sufragó una cuenta de 10 mil pesos, cada noche costó 4 mil 469 pesos. De acuerdo con el formato de la dependencia, con dinero público Ebrard pagó sólo 13 mil 390 pesos: “La diferencia fue cubierta por cuenta del funcionario”. Sin embargo, no se entregaron documentos que acreditaran que, en efecto, Marcelo Ebrard hubiera retribuido los 18 mil 700 pesos restantes.
 
En 2010 viajó a Chicago para participar en el Foro Global de Ciudades Richard Daley y en la Reunión del Buró Ejecutivo y Asamblea General de la Organización Internacional de Gobiernos y Ciudades Unidos.
 
Con cargo al erario, el 26 de abril Ebrard se alimentó en el Bar Gibsons Steakhouse, el cual ofrece, de acuerdo con su página de internet, carne de res de la raza angus negro, criado en granjas y alimentado con maíz.
 
En el lugar, el mandatario pidió un corte WR Chicago Cut, por el que pagó alrededor de 1 mil pesos. Ordenó vino tinto Bv Georges de Latour (de más de 4 mil pesos); platillos, y Whisky Chivas Regal. Aunque la cuenta, tal como consta en la factura, fue por 10 mil 567 pesos, el formato elaborado por la dependencia únicamente registra 9 mil pesos.
 
 
También en dicho bar, un día antes, Ebrard desayunó café, omelet y jugo de arándano por 200 pesos. Según la información de la página de transparencia del gobierno capitalino, gastó 10 mil 500 pesos por concepto de alimentación en dicho viaje, no obstante, se entregaron facturas a este semanario por casi 12 mil pesos en gastos de “alimentación”.
 
Por el apersonamiento de Ebrard y Argüelles a la Septuagésima Tercera Conferencia de la Federación Canadiense contra el Cambio Climático y Economía Verde, en Toronto, Canadá, en mayo de 2010, se le facturaron a cada funcionario, más de 3 mil pesos por la noche en el hotel Sheraton.
 
En el caso de Ebrard, la dependencia entregó dos facturas a su nombre por la misma noche en dicho hotel. Como lo confirma el portal de transparencia, el cargo por hospedaje fue de 6 mil 188 pesos.
 
Argüelles comió en The Keg Steakhouse, un bar en Toronto que ofrece dentro de su menú carnes tiernas, costillas asadas, mariscos, ensaladas, postres y una amplia carta de vinos. Ordenó costillas, langosta, ensalada y un sándwich. El gasto: 1 mil 263 pesos.
 
En su asistencia al lanzamiento del Pacto de Gobiernos Locales y Cambio Climático, realizado en mayo en Bonn, Alemania, la empresa Promotora y Operadora de Viajes le facturó al mandatario tres noches de hospedaje en el Hotel Maritim, por más de 17 mil 291 pesos; mientras que a Argüelles se le facturaron dos noches en dicho hotel por 5 mil 247 pesos.
 
En la ciudad alemana, Argüelles se detuvo en el bar Brauhaus Bonnsch, donde consumió 2 mil 867 pesos bajo el concepto de “alimentación”. Sin embargo, el exvocero gastó 8 mil 400 pesos en alimentos, de acuerdo con el portal de transparencia. La dependencia únicamente entregó comprobantes por 4 mil pesos.
 
Tan sólo en taxis, el exfuncionario gastó casi 2 mil 500 pesos, y más de 2 mil pesos por un boleto para desplazarse en tren por Alemania.
 
En 2010, ambos viajaron a Londres, Reino Unido. Del 30 de mayo al 5 de junio de ese año. Se hospedaron en The Royal Horseguards, un hotel de cinco estrellas montado en la que fuera la sede del servicio secreto durante la Primera Guerra Mundial y galardonado con el título “hotel del año de Londres 2010-2011”.
 
Con vistas al río Támesis, está situado en el centro histórico de Londres. Construido en 1884 al estilo de un castillo francés, el sitio cuenta con 281 habitaciones y suites. La facturación de Ebrard, que además del hospedaje costea servicios a la habitación, alimentos y gastos en el bar por 2 mil libras esterlinas, asciende a más de 37 mil pesos, esto es, 11 mil por concepto de alimentación y 25 mil 800 por hospedaje.
 
Argüelles, quien entonces realizaba el último de sus viajes al frente de la Dirección General de Comunicación Social, pagó por concepto de hospedaje dos facturas, la primera por 7 mil 663 pesos, y la segunda por 5 mil 684 pesos, esta última, correspondiente a una noche de estancia y al uso del bar.
 
En el formato de la dependencia se especifica que únicamente se toman en cuenta 3 mil 376 pesos, “ya que la diferencia fue pagada con recursos propios del comisionado”. Aunque el gasto por alimentación, según consta en la página de internet es por más de 4 mil pesos, únicamente se entregan los documentos que respaldan 800 pesos. En Londres, Argüelles gastó en taxis 3 mil 500 pesos.
 
Del viaje realizado a Madrid, España, en 2010 por Ebrard, la dependencia no entregó las facturas de más de 34 mil pesos por concepto de pasajes y gastos de camino.
 
Para asistir a las reuniones de trabajo con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardo, y hacer acto de presencia en la inauguración de la exposición El exilio español en la Ciudad de México, en octubre de 2010 Ebrard viajó a Madrid, España. El importe por tres noches en el Hotel Meliá Madrid ascendió a 26 mil 780 pesos. Es decir, casi 9 mil pesos por noche.
 
En 2011, participó en la Tercera Sesión de la Plataforma Global para la Reducción del Riesgo de Desastres y Conferencia Mundial sobre Reconstrucción en Ginebra, Suiza, del 8 al 12 de mayo. Sin especificar el hotel en el que se hospedó, se entregaron facturas por 9 mil 214 pesos por concepto de alimentación.
 
Para la realización de este trabajo se solicitó la versión del jefe de gobierno y del actual director General de Comunicación Social del Gobierno del Distrito Federal, Alfonso Brito. Se habló con Araceli Sánchez, secretaria particular del vocero desde el 27 de octubre pasado. Al cierre de edición, la solicitud –a decir de Sánchez– continuaba en calidad de “pendiente”.
 
 
 
 
 
 

 

Comments

comments