Nacido para perder

Autor:

De nueva cuenta las ambiciones del ex alcalde de Reynosa, Francisco García Cabeza de Vaca han chocado con pared. Su deseo de convertirse en uno de los candidatos al Senado de la República por el estado de Tamaulipas se han venido abajo, después de que el Comité Ejecutivo Nacional del PAN determinara que estas posiciones serán seleccionadas de manera directa desde la Ciudad de México.
Los bonos del ex alcalde de Reynosa, Francisco García Cabeza de Vaca se siguen devaluando. Por segunda ocasión, el Comité Ejecutivo Nacional del PAN le ha propinado un devastador golpe a sus intenciones de figurar en la política nacional.
Acorralado por las acusaciones de corrupción en su contra (emitidas, incluso, por importantes figuras del PAN, como el ex dirigente nacional Manuel Espino) y la sospecha de que es el responsable de una violenta campaña de agresión en contra del Comité Directivo Estatal blanquiazul en Tamaulipas, el hoy funcionario federal ha visto diluidas sus posibilidades de acceder a una de las dos candidaturas al Senado de la República en disputa durante las próximas elecciones federales del año 2012.
El pasado 18 de octubre, la Comisión Nacional de Elecciones del PAN aprobó los métodos de selección tanto para el candidato a la Presidencia de la República, como para las diputaciones federales y el Senado.
De acuerdo a un comunicado, la dirigencia nacional panista determinó que su candidato a suceder a Felipe Calderón será seleccionado mediante un proceso que será abierto a los 308 mil 31 militantes panistas activos y al millón 487 mil 902 adherentes.
En el caso de los diputados de mayoría relativa, se determinó el método ordinario de selección en 143 distritos; el extraordinario abierto en 16 y el extraordinario de designación en 141 distritos. De éstos distritos, al menos 57 serán para mujeres.
Sin embargo, la decisión que ha mandado el traste las esperanzas del ex alcalde de Reynosa, es la que se refiere a la selección de los candidatos al Senado de la República.
La determinación de la dirigencia nacional es que sólo en ocho estados (Baja California, Coahuila, Distrito Federal, México, Quintana Roo, Sonora, Veracruz y Yucatán), la selección de los candidatos quedará en manos de la militancia. En el resto de las entidades, los abanderados panistas serán escogidos por la dirigencia nacional.
José Espina Von Roehrich, presidente de la Comisión Nacional de Elecciones, destacó que Acción Nacional tiene propósitos muy claros para este proceso electoral, como postular a las y los mejores candidatos que abanderen los principios de doctrina y de la Plataforma Electoral del instituto político.
“Así como lo logramos en 2009 al ser el partido político que más mujeres postuló al Congreso de la Unión, estamos convencidos de que en este 2012 seguiremos siendo el que más espacios de representación popular abrirá a este sector, y no sólo eso, sino que vamos seguramente a aumentar el número de mujeres que después estarán ejerciendo los cargos de representación legislativa”, expresó.
Agregó que el partido revisará muy bien los perfiles de las personas que están buscando una candidatura para las próximas elecciones federales, en donde se escogerá solamente a las mejores personas, con reconocido prestigio y liderazgo social.
Incluso, dejó abierta la posibilidad de que ciudadanos que no militan dentro de Acción Nacional puedan convertirse en sus abanderados.
“En cada estado y en cada distrito se estarán haciendo las valoraciones correspondientes para definir los perfiles de ciudadanos que hoy no militan, pero que por su trayectoria, su prestigio, su capacidad, su experiencia, es necesario llevarlos al Congreso de la Unión para poder plantear las reformas legales y las políticas públicas que está necesitando nuestro país con esta visión ciudadana”, dijo.  
Espina Von Roehrich explicó que la determinación de seleccionar candidatos por medio de la designación directa (como sucederá en Tamaulipas) se debe a que el CEN desea tener el mayor número de candidaturas para mujeres y ciudadanos de reconocido prestigio y liderazgo social en todas las regiones del país.
Además, se ha observado que hay distritos electorales y entidades federativas donde no hay la suficiente estructura partidaria que permita desarrollar un proceso o existen problemas internos, que podrían impedir una contienda equitativa e imparcial.
Detalló que este análisis se hizo distrito por distrito, con toda la información recabada en diversas reuniones con Comisiones Electorales Estatales, dirigencias estatales y liderazgos locales.
Por su parte el presidente nacional del PAN, Gustavo Madero Muñoz, aseguró que con esta determinación, el partido contará con “candidatos fuertes y con una alta calidad y nivel moral para pedirle el voto a los mexicanos”.
 

SU HISTORIA LO PERSIGUE

Fuentes al interior del PAN confirmaron que en el caso de Tamaulipas, la decisión de la dirigencia nacional de seleccionar de manera directa a los candidatos al Senado de la República se debe a los antecedentes de García Cabeza de Vaca y la forma en la que su grupo político se han manejado en meses recientes.
Explicaron que tras perder la candidatura al gobierno del Estado, el ex alcalde de Reynosa fijó su mira en el Senado de la República y en repetidas ocasiones ha manifestado su deseo de convertirse en candidato a este cargo.
Sin embargo las acusaciones de corrupción que pesa sobre García Cabeza de Vaca han minado sus posibilidades de obtener esta nominación.
De hecho, estas acusaciones fueron conocidas por el CEN panista desde hace varios años, tal y como lo confirmó el ex dirigente nacional, Manuel Espino.
“Cuando yo era presidente del PAN llegaban documentos al Comité Nacional y Felipe Calderón era integrante del Comité Nacional por lo que estaba enterado. En campaña andando en Tamaulipas se lo decían, es obvio que estaba enterado”, expresó.
Reveló que las evidencias de los actos indebidos cometidos por García Cabeza de Vaca mientras fue alcalde de Reynosa, fueron conocidos por el gobierno federal y el PAN nacional desde el año 2007, sin embargo el presidente de la República Felipe Calderón no quiso hacer nada por la complicidad que tiene con el ex edil.
“Esa relación se alimentó porque (García Cabeza de Vaca) le daba dinero a Felipe Calderón para su campaña presidencial, ahí lo que ha sucedido es que se tejió una red de complicidades que ha servido para tapar actos de corrupción como los que aquí se acreditaron en contra de (García) Cabeza de Vaca”, aseguró.
Otro de los factores que orilló a la dirigencia nacional del PAN a “sacar de la jugada” a García Cabeza de Vaca, fue la campaña de desprestigio que su grupo ejecutó en contra del Comité Directivo Estatal del partido, encabezado por Francisco Garza de Coss.
De acuerdo a los estatutos del partido, la dirigencia estatal tenía que renovarse y Garza de Coss está en su derecho a buscar la reelección en el cargo. Sin embargo el grupo afín al ex alcalde de Reynosa comenzó a hacer todo lo que estaba en sus manos para, primero, impedir que el dirigente estatal obtuviera un segundo término en el puesto y, después, colocar a un ‘cabecista’ en esta posición.
Con ello, pensaban, asegurarían las principales candidaturas a las diputaciones locales y el Senado de la República en juego durante el próximo proceso electoral federal.
Este plan, fue denunciado por el mismo Garza de Coss quien acusó a García Cabeza de Vaca de desviar recursos públicos para atacar al PAN.
“El problema es que lo que hicieron ya rebasó todo y no estamos dispuestos a ceder más, el hecho de que haya utilizado personal de Corett, la mayoría de Reynosa y algunos de Díaz Ordaz además de personal de Sedesol, es muy grave”, apuntó.
El presidente del PAN en Tamaulipas, lamentó que las acciones de este grupo hayan sumido al partido en uno de los más grandes desprestigios que ha tenido en su historia.
“Es una pena, es muy vergonzoso lo que ha estado ocurriendo, de hecho no es grato platicar de este tema, pero desde hace un mes y medio se ha estado golpeteando mucho a mi persona y la forma en la que se ha estado manejando al partido, de hecho todavía estamos aclarando algunas cuestiones”, expresó.
Y es que aprovechando la red de complicidad que tejió con algunos portales de internet utilizando recursos públicos, el grupo del ex edil realizó una campaña de desprestigio en contra de la dirigencia estatal del PAN.
Al no tener éxito con esta campaña, García Cabeza de Vaca decidió utilizar a la estructura que mantiene en la delegación estatal de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra (Corett) y algunos militantes panistas de diversos puntos de la entidad, para atacar las instalaciones del partido en Ciudad Victoria.
Encabezados por Héctor Pérez Ibarra (ex titular de Sedesol en Reynosa), Jesús María Moreno (ex candidato a la alcaldía reynosense), Silvano Flores, Ricardo Villarreal Mendoza (regidor en Madero) y Ruth Vázquez Ruiz (regidora en el Cabildo de Ciudad Victoria), alrededor de 200 personas atacaron las instalaciones del partido, donde rompieron puertas y ventanas.
Tras el ataque, Garza de Coss acusó al ex alcalde de Reynosa de ser el responsable del operativo de movilización de estas personas.
“Fue un ordenamiento desde México del coordinador nacional de Corett, Francisco García Cabeza de Vaca. Por medio de la dependencia comenzaron a pedirles a sus coordinadores en los municipios que acudieran a las instalaciones (del partido)”, acusó.
Garza de Coss expresó que el ex alcalde de Reynosa es el responsable de ésta y otras agresiones que ha sufrido Acción Nacional en meses recientes.
“Ya no estamos dispuestos a tolerar que este sujeto siga haciendo lo que quiera con los panistas. ¿Quieren nombre y apellido? Ahí está, es Francisco (García) Cabeza de Vaca el responsable de todo esto”, indicó.
En conferencia de prensa, el dirigente panista indicó que para esta movilización es casi seguro que García Cabeza de Vaca desvió dineros públicos.
“Rentaron autobuses que es algo que cuesta muchos recursos. Héctor Pérez Ibarra era el encargado de decirle a las personas en qué autobús les tocaba viajar, él es coordinador regional de Corett, entonces ¿qué estaba haciendo en esta manifestación en lo que se supone son horarios de oficina?”, se preguntó el dirigente estatal panista.
Tras los hechos se interpuso una denuncia penal en contra de los líderes de esta turba, lo que generó varias ordenes de aprehensión que no han podido ser complementadas por los responsables del ataque están amaparados.
Cabe recordar que esta no es la primera vez que Francisco García Cabeza de Vaca utiliza grupos de choque para atacar edificios ocupados por personas con las que tiene conflictos.
Cuando fue alcalde de Reynosa, el ex edil utilizó residentes de colonias populares para ingresar con violencia a las instalaciones de la Comisión Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (Comapa) y los estudios de Corpo Radio Gape, una difusora que se había caracterizado por sus duras críticas a la administración municipal.
Incluso el ex edil intentó ingresar con violencia a las instalaciones del periódico Hora Cero en Reynosa, sin embargo gracias a una alerta el plan se frustró después de que personal de este medio colocó una barricada en los accesos del inmueble para impedir el ataque.
Curiosamente, tras los señalamientos del dirigente estatal del PAN, Francisco García Cabeza de Vaca intentó deslindarse de su responsabilidad por el ataque a las instalaciones del partido.
Para ello utilizó al titular de la Dirección Jurídica de la Comisión Reguladora de la Tenencia de la Tierra (Corett), Jesús S. Mijangos, quien en un comunicado de apenas un par de párrafos aseguró que la dependencia: “se deslinda categóricamente de cualquier acción distinta a la que por ley y vocación nos compete”.
Y aunque Javier Garza de Coss señaló directamente a García Cabeza de Vaca como el organizador de las agresiones en contra del partido, el boletín asegura que fueron los medios quienes “insinuaron” la participación directa o indirecta de la entidad gubernamental.
Incluso el regidor maderense Ricardo Villarreal Mendoza intentó inmolarse a favor de su jefe político al asegurar que él y sólo él es el responsable de tanto la movilización como la violencia que se registró en las instalaciones del PAN estatal.
“El que convocó fue tu servidor. Desde el viernes a través de las redes sociales como Facebook y Messenger estuve convocando a la movilización”, dijo.
El edil aseguró que esta revuelta está conformada por un grupo de regidores panistas de varios puntos de la entidad, quienes demandaron la presencia del dirigente nacional del partido para que vea las condiciones en las que se encuentra el instituto político.
“Le hacemos la invitación al señor Gustavo Madero que venga a ver en qué condiciones Garza de Coss tiene al PAN de Tamaulipas, que venga a ver a su verdugo porque Garza de Coss dice que él coordinó la campaña de Gustavo Madero, que venga a ver lo que le ha hecho al PAN, Garza de Coss era bueno hasta que se volvió malo, hasta que vio el dinero y enloqueció”, sentenció.
A todo esto, hay que agregar el “auto destape” disfrazado de celebración del Día de la Independencia Mexicana que García Cabeza de Vaca armó en su natal Reynosa donde, incluso, llegó a dar el “grito”.
Nada de esto pasó desapercibido por el CEN panista, que elegirá de manera directa los candidatos que presentará en Tamaulipas.
 

LAS ‘PATADAS DE AHOGADO’

Tras el anuncio del comité nacional de que será esta instancia quien seleccione a los candidatos al Senado y las diputaciones federales la aspirante presidencial Josefina Vázquez Mota mostró su descontento por esta determinación.
La panista envió una carta al presidente del partido blanquiazul, Gustavo Madero, solicitando recapacitar el método de elección ya que "se puede prestar a cuotas o concesiones". 
Y aunque Vázquez Mota aceptó la validez y la efectividad de una selección interna, consideró que la dirigencia nacional "no justificó suficientemente el método de designación para gran parte de los distritos electorales".
Alentado por la acción de la aspirante presidencia, el grupo de “cabecistas” en la entidad intentó presionar al partido para que diera marcha atrás a la decisión.
Entre las acciones que llevaron a cabo, se encuentra un desplegado firmado, en su mayoría, por personajes afines al ex alcalde de Reynosa, quienes demandaron al partido reconsiderar su decisión de la designación directa, misma que calificaron como un “dedazo”.
“Que sean los panistas miembros activos y adherentes quienes elija a sus candidatos y nos sea una designación a nivel nacional de las candidatura para senadores y diputado como se vio anteriormente y eso lo único que provocaron fue una situación de que los panista no teníamos el consenso favorable para realizar estas elección”, cita el documento.
Uno de los firmantes de esta carta abierta es el regidor panista en Nuevo Laredo, Juan Manuel Ramos Ortega quien aseguró que la dirigencia nacional del partido no conoce las condiciones que prevalecen en Tamaulipas y por ello no podrá hacer una buena selección de candidatos.
Otro de los firmantes de este documento fue el diputado local Leonel Cantú Robles, quien ocupó un cargo en la administración reynosense cuando García Cabeza de Vaca fue alcalde y en la actualidad enfrenta un proceso de expulsión del partido.
Cantú Robles, aseguró que la designación directa de candidatos por parte del CEN sólo le ha traído derrotas al PAN, por lo que consideró que se tiene que reconsiderar la decisión.
“Creemos que no es el mejor método, ya hemos visto los resultados en varios procesos electorales, en varios estados, por eso hacemos el llamado a la reflexión y buscar otros métodos”, expresó.
Hasta Gustavo Cárdenas Gutiérrez, quien fue dirigente estatal del PAN, candidato a la gubernatura (en dos ocasiones) y posteriormente inhabilitado para ocupar un cargo público por supuestas irregularidades en el gobierno Federal, mostró su descontento por la decisión de su partido.
Recordó la experiencia de la elección del año 2009, cuando todos los candidatos fueron seleccionados por designación directa y el partido obtuvo una de sus peores derrotas.
“No hubo negociaciones, a mucha gente le dijeron que no participara y que le darían algún cargo en otro lugar y que al final de cuentas no cumplieron y las facturas se pagaron muy caras”, indicó.
Añadió que esta decisión puede incrementar la división que existe al interior del PAN en estos momentos.
 “Yo no puedo decir si va a fracasar o no en el 2012 si el CEN de mi partido escoge a los candidatos, pero si podría recordarle todo lo que hemos perdido y todo lo que provocó ese asunto como renuncias y sobre todo derrotas muy dolorosas”, apuntó.
Sin embargo y no obstante las protestas, al final el Comité Ejecutivo Nacional del Partido Acción Nacional se mantuvo en su decisión, misma que el pasado 21 de octubre le fue notificada de manera oficial al Instituto Federal Electoral (IFE).
De esta forma, las posibilidades de un regreso a la política de García Cabeza de Vaca y su grupo político se reducen considerablemente, lo que ha sido provocado por la fama que este personaje se ha ganado al interior de su partido con apenas unos años de militancia activa.