IMSS, agotado en 2012

Autor:

El último informe presentado por el director general del IMSS, Daniel Karam, evidencia un panorama “complejo” para jubilados y pensionados. Las reservas y fondos del Instituto podrían agotarse para 2012. El entorno demográfico y epidemiológico son factores de presión para las finanzas del organismo fundado en 1943. Autoridades culpan de la situación financiera al Contrato Colectivo de Trabajo y al Régimen de Jubilaciones y Pensiones. Valdemar Gutiérrez, secretario del Sindicato de Trabajadores señala a la evasión de cuotas de los patrones y a la irresponsabilidad del gobierno

 
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no será capaz, en 2012, de cumplir con todas sus tareas. En específico, con el pago de pensiones y jubilaciones. Se estima que para el próximo año la Subcuenta 1 del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual se agote debido “al crecimiento acelerado del número de jubilados y pensionados del propio Instituto”, señala el Informe al Ejecutivo federal y al Congreso de la Unión sobre la situación financiera y los riesgos del Instituto Mexicano del Seguro Social 2010-2011.
 
Los fondos y reservas del IMSS se agotarán en el siguiente año con el pago de nómina del Régimen de Jubilaciones y Pensiones: 13 mil 121 millones de pesos para la Subcuenta 1 del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual; 4 mil 645 millones de pesos para la Reserva de Operación para Contingencias y Financiamiento, y 9 mil 958 millones de pesos para la Reserva Financiera y Actuarial del Seguro de Enfermedades y Maternidad.
 
Además, se deben destinar a la Reserva Financiera y Actuarial 30 mil 674 millones de pesos durante 2013 y 28 mil 952 millones de pesos para 2014. Asimismo, 8 mil 441 millones de pesos de la Reserva de Operación para Contingencias y Financiamiento en 2013. Para 2015, el déficit estimado en la institución es de 43 mil 325 millones de pesos.
 
Uno de los supuestos es que los asegurados permanentes se incrementarían en 1.7 por ciento, pero el crecimiento real de los salarios de cotización permanecerá en 1.4 por ciento y la inflación estimada en 3.7 por ciento. Por ello, las reservas y fondos del IMSS exclusivamente ayudarían a financiar los faltantes de forma temporal.
 
El artículo 277 de la Ley del Seguro Social establece que el Consejo Técnico tiene la facultad de ajustar los excedentes para el gasto en rubros necesarios. El IMSS no está obligado a concentrar en la Tesorería de la Federación sus ingresos, con excepción de los remanentes de subsidios y transferencias de programas sociales y otros financiamientos del gobierno federal. Si al terminar el ejercicio fiscal hubiera un excedente, se debe transferir a la Reserva de Operación para Contingencias y Financiamiento.
 
En 2010 el IMSS tuvo ingresos totales por 366 mil 900 millones de pesos, incluidos los 509 millones de intereses generados en la Subcuenta 2 del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual. Sin embargo, los egresos fueron de 340 mil 7 millones de pesos, por lo que el IMSS tuvo que hacer uso de las reservas y fondos. Las proyecciones financieras del modelo a corto plazo muestran cómo se agudiza esta situación.
 
El diagnóstico de este informe fue presentado por Daniel Karam Toumeh, director general del IMSS, en la comparecencia ante el Senado de la República, el pasado 2 de marzo. El documento fue enviado en julio pasado a las comisiones de Hacienda y Crédito Público, Seguridad Social, Trabajo y Previsión Social, Estudios Legislativos y Prácticas Parlamentarias, y a las secretarías de Gobernación y Hacienda y Crédito Público.
 
A decir de Valdemar Gutiérrez Fragoso, secretario de la Comisión de Seguridad Social de la Cámara de Diputados y secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social, el documento presentado por Karam Toumeh es similar al de los últimos cuatro años. En todos se destaca el problema financiero del IMSS. Asegura que la solución es que el gobierno federal financie al Instituto y que se legisle en la materia.
 
El gasto del IMSS con cargo a reservas enumeradas en el artículo 280 de la Ley del Seguro Social ?Operativas, de Operación para Contingencias y Financiamiento, Financieras y Actuariales, y General Financiera y Actuarial? y a la Subcuenta 1 del Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual es registrado en un balance de ingresos y egresos. El IMSS también está facultado para transferir la Reserva Financiera y Actuarial del Seguro de Enfermedades y Maternidad, y el excedente de los seguros de Invalidez y Vida y de Riesgos de Trabajo, conforme a la Ley de Ingresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal de 2011.
 
La presidenta de la Comisión de Seguridad Social del Senado de la República, Minerva Hernández Ramos señala: “De acuerdo con el informe enviado por el Instituto, se advierte un escenario complicado a corto plazo. Se estima que el crecimiento de los ingresos, por el número de asegurados y salarios a cubrir, será menor al pasivo laboral y al gasto en servicios de personal”. En 2009 y 2010 los ingresos ordinarios fueron insuficientes para cubrir los egresos, por lo que el IMSS dispuso de sus reservas y fondos.
 
Con datos del costo neto del periodo del Régimen de Jubilaciones y Pensiones, en 2010 el IMSS obtuvo 251 mil 521 millones de pesos y realizó gastos totales de 905 mil 649 millones de pesos; el déficit del año fue de 654 mil 128 millones de pesos. El efectivo generado fue de 11 mil 533 millones de pesos que sirvieron para refinanciar la Reserva de Operación para Contingencias y Financiamiento, la Reserva Financiera y Actuarial, la Reserva General Financiera y Actuarial y el Fondo para el Cumplimiento de Obligaciones Laborales de Carácter Legal o Contractual.
 
En los últimos 11 años, el pasivo laboral a cargo del IMSS –estimado en términos de las obligaciones por beneficios definidos– ha crecido a una tasa real de 13.5 por ciento en promedio anual, de 331 mil millones de pesos en 1999 a 1 mil 337 millones de pesos en 2010. Se concluye que ese último fue un “año de recuperación económica”. Para 2011 se espera cerrar con 110 mil 860 millones de pesos de dichas reservas. Sin embargo, habrá un déficit en la Reserva Operativa del Seguro de Enfermedades y Maternidad, por lo que es necesario transferir recursos del Seguro de Riesgos de Trabajo y del de Invalidez y Vida por 61 millones 222 mil pesos. El envejecimiento de la población derechohabiente, más la creciente prevalencia de padecimientos crónico-degenerativos de alto costo generan un aumento significativo en los gastos.
 
Gutiérrez Fragoso afirma que el Contrato Colectivo de Trabajo y el Régimen de Jubilaciones y Pensiones es el pretexto de varios directores en turno para justificar la situación económica del IMSS. “Tenemos también problemas en el jurídico, con la evasión de cuotas obrero-patronales. No se les cobra adecuadamente a los patrones o no dan lo que deben aportar para sus trabajadores. Son temas de relevancia en los que hemos insistido”.
 
La Ley del Seguro Social establece que “la seguridad social tiene por finalidad garantizar el derecho a la salud, la asistencia médica, la protección de los medios de subsistencia y los servicios sociales necesarios para el bienestar individual y colectivo, así como el otorgamiento de una pensión que, en su caso y previo cumplimiento de los requisitos legales, será garantizada por el Estado”.
 
Para la panista Hernández Ramos, el IMSS es una institución que fue formada para lograr el bienestar individual y colectivo de la sociedad mexicana, una herramienta potencial en el combate a la pobreza. Su misión es ser un servicio público de carácter nacional para todos los trabajadores y sus familias.
 
Por su parte, Valdemar Gutiérrez declara: “Creo que tenemos que sentarnos a platicar y buscar soluciones de fondo que permitan fortalecer al Seguro Social. No se va acabar, es una institución que fue creada para darle salud a la mayoría de los mexicanos y jamás la debemos de poner en riesgo. Todos debemos hacer la parte que nos corresponde: gobierno, empresarios, trabajadores y el propio Instituto para darle una solución definitiva”.
 
Entre las soluciones propuestas por el IMSS están el rebalanceo de primas entre el Seguro de Invalidez y Vida y la cobertura de Gastos Médicos de Pensionados del Seguro de Enfermedades y Maternidad; ajuste de las cuotas del Seguro de Salud para la Familia; aportación del gobierno federal para estudiantes, al otorgar 7.485 por ciento de un salario mínimo general vigente en el Distrito Federal para cada alumno; fortalecimiento del financiamiento de Gastos Médicos de Pensionados del Seguro de Enfermedades y Maternidad, con una aportación gubernamental de 13.9 por ciento del salario mínimo general vigente en el Distrito Federal de julio de 1997, actualizado trimestralmente conforme al Índice Nacional de Precios al Consumidor; y aportación del Gobierno de 50 por ciento de costo estimado para cubrir seis padecimientos de alto impacto financiero.
  
 
De ser aprobadas estas reformas sus beneficios equivaldrían al 15.9 por ciento del Producto Interno Bruto de 2011, con lo que se eliminaría el déficit global del IMSS, que asciende a 13.3 por ciento.
 
Minerva Hernández agrega: “Uno de los retos es el contraste entre la demanda y la disponibilidad de infraestructura institucional, así como el crecimiento de la nómina asociada al Régimen de Jubilaciones y Pensiones”.
 
Contralínea solicitó entrevista con el director general del IMSS, Daniel Karam Toumeh, a través de Ernesto Alvarado, de Comunicación Social de la dependencia. Al cierre de esta edición no hubo respuesta.
 
 
 

 

Fuente: Revista Contralínea 251 / 18 de septiembre de 2011