Autor:

Al revisar los textos-ensayos de siete analistas contra el abuso derechista con ribetes de fascismo (de la contrarreforma energética, la extinción de Luz y Fuerza del Centro y la política ultraderechista de generar desempleo al dejar sin su fuente de trabajo a más de 26 mil electricistas), en la obra de dos volúmenes, con casi 600 páginas, Reforma energética: anticonstitucional, privatizadora y desnacionalizante, vino a mi memoria un libro magnífico que recopiló textos incendiarios de Jean Jacques Rousseau: Escritos de combate.
 
Así, los ensayos de John Saxe-Fernández, Sarahí Ángeles Cornejo, Manuel Bartlett Díaz, Jaime Cárdenas Gracia, Alfonso Hickman Sandoval, Raúl Jiménez Vázquez, Víctor Rodríguez y Rocío Suárez son escritos de combate a la contrarreforma energética, que tiene en la mira para su total desmantelamiento como empresa pública a Petróleos Mexicanos (Pemex) a la que los neoconservadores (que al fin son mexicanos, aunque proestadunidenses), sobre todo el Partido Acción Nacional (PAN), la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Felipe Calderón y su cártel militaroide, con los contratos integrales para exploración y producción de campos maduros en el Sur del país (Israel Rodríguez, La Jornada, 19 de agosto de 2011), le han dado el tiro de gracia para revertir la Expropiación Petrolera de 1938. Y han ejecutado la contraexpropiación que fijaron como meta en su fundación anticardenista.
 
Con calidad en la investigación y verazmente fundados, los textos participaron en la discusión de hace más de tres años, cuando el Senado convocó al debate que Calderón no escuchó. Su finalidad es enriquecer la información sobre lo que el título del libro –peccata minuta– pasó por alto: no es una reforma, sino una contrarreforma energética, económica, política y social, que ofrece soluciones consecuentes con la Constitución y para combatir el empeño privatizador y desnacionalizador de un gobierno que, además de estar servilmente con Washington, hizo arreglos con el capitalismo salvaje para entregar a Pemex (Oriol Malló Vilaplana, El cártel español, historia crítica de la reconquista económica de México y América Latina: 1898-2008), que sigue teniendo presente el fantasma de Juan Camilo (alias Iván) Mouriño, quintacolumna para privatizarlo y a quien Calderón da la contrarreforma energética como ofrenda en su tumba.
 
Los ensayos son un alegato en defensa de la nación, de su patrimonio. Un combate de propuestas, reflexiones y crítica que exhibe los objetivos del foxismo-calderonismo, que lleva al neoliberalismo económico hasta las entrañas del petróleo y su empresa, Pemex, sitiado por los hombres de presa de 25 compañías, seleccionadas –ya dos en lo oscurito (la británica Petrofac Facilities Management Limited y Administradora de Proyectos de Campo)–, por Juan José Suárez Coppel para iniciar la privatización. Estos “escritos de combate” que denuncian el abuso anticonstitucional del PAN y Calderón, merecen difundirse en amplios sectores sociales. Son alegatos para que los panistas sean a juicio político.
 
Ficha bibliográfica:
Autores:          Saxe-Fernández, Bartlett Díaz, Hickman Sandoval, Rodríguez Padilla,
                        Vargas Suárez, Jiménez Vázquez, Cárdenas Gracia y Ángeles Cornejo
Título:             Reforma energética: anticonstitucional, privatizadora y desnacionalizante
Editorial:         Cosmos editorial.-2011
 
*Periodista