Autor:

Rara avis in terris escribió Horacio en lo que llamó Sátiras, que significa “un ave rara en la Tierra”. Este proverbio sirve muy bien para referirse al periodismo radiofónico practicado desde hace años por los reporteros que coordina Luis Pantoja Ríos en el programa Al instante. Éste tiene como objetivo principal ser una radiografía de la información y crítica sobre lo que acontece en el Estado de México, sin perder de vista la actividad en el Distrito Federal, donde están más que conurbados totalmente ensamblados Puebla, Morelos, Tlaxcala, Hidalgo, Michoacán, Guerrero y Querétaro.

El programa reúne las obligaciones del periodismo sustentado en el trabajo de reporteros que llevan a la audiencia el diario acontecer mexiquense (de lunes a viernes, de 19 a 20 horas por Radio Capital), al informar el quehacer político, económico, social y cultural de la entidad, y contrastar con entrevistas lo que en sus fuentes directas capturan, y con un derecho de réplica a funcionarios y protagonistas del escenario público. Incisivo en sus comentarios, Luis Pantoja perfecciona lo que hacen sus colaboradores, cuestiona los actos, hechos y omisiones que constituyen el suceder político.

Siempre abren los micrófonos a los ciudadanos para darles voz y un medio para ejercer su derecho a la libertad de expresión, máxime si son víctimas del abuso del poder administrativo, legislativo, judicial o policiaco. Y del autoritarismo político peñanietista, más ahora en vísperas electorales en un estado cuyo mal gobierno será puesto a prueba en las urnas.

Peña Nieto controla la mayoría de los medios de comunicación del Estado de México (y aceita muy bien con publicidad y dinero bajo la mesa a los de la capital del país), de tal manera que es difícil enterarse abiertamente de su mala administración en la entidad. Por eso este programa ha sido, en ese desierto de censura previa, un oasis de información (siempre contrastada al darle voz a las réplicas) y análisis crítico. Luis Pantoja ha logrado que los habitantes del Estado de México tengan otros puntos de vista, para que como opinión pública e individual normen sus criterios. Y, sobre todo, que a través del programa, los ciudadanos den a conocer sus quejas, comentarios y denuncias que el Ministerio Público mexiquense se niega a dar curso ante los tribunales.

Al instante es eso: una ventana a todo lo que hacen público los funcionarios del gobierno municipal, legislativo y gubernamental mexiquense. Y todo lo que suben al escenario, también de lo público, los actores del sector privado. Los reporteros son quienes cubren todas las fuentes de información, buscan entrevistas en el lugar de los hechos, enriquecen el programa que pone al tanto a los radioescuchas del Valle de México. Este noticiero es, pues, una rara ave en la tierra mexiquense y medio de comunicación excepcional, ya que por todo el país priva el imperio de la censura.

Obviamente, la radiodifusora radica en el Distrito Federal y puede escapar a las inquisiciones de Peña Nieto, de tal manera que le ha permitido a los reporteros y a su coordinador, el periodista Luis Pantoja Ríos, mantener un espacio de libertades constitucionales para la información como contrapoder.

*Periodista

Fuente: Contralínea 245 / 07 agosto 2011