Autor:

Aún cuando el salario mínimo en Tamaulipas es de 59 pesos con 82 centavos, los regidores de los siete Ayuntamientos más importantes de la entidad tienen un sueldo promedio de 31 mil 622 pesos mensuales (más de mil pesos diarios), además de compensaciones como el pago de gastos de transporte, teléfono, comidas y aguinaldos, que representan una erogación de 167 millones de pesos

José Manuel Meza / Reynosa, Tamaulipas

Los Cabildos de Tampico, Ciudad Madero, Altamira, Ciudad Victoria, Nuevo Laredo, Matamoros y Reynosa, representan una pesada carga para las tesorerías de sus municipios que, en promedio, destinan más de 31 mil pesos mensuales para el pago de los sueldos de síndicos y regidores, sin contar el pago de otras compensaciones.

Esto les ha permitido a algunos ediles acceder a lujos como casas en Estados Unidos, según comprueban documentos recabados en el Registro Público de la Propiedad del Condado de Hidalgo (Appraisal District, por sus siglas en inglés).

José Alfredo Jiménez Amaya, vicepresidente de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México A.C. (Concaam) en Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, lamentó que las posiciones en los Cabildos de todo el país “son impuestas por los intereses de los alcaldes y partidos políticos”.

Indicó que sería conveniente que se legislara para fijar topes salariales tanto a los integrantes de los Cabildos como el resto de los funcionarios de los Ayuntamientos.

Y es que si se hace un comparativo de los emolumentos que cobra un obrero base, a los ingresos de un funcionario de la categoría de un regidor, la diferencia es aplastante.

Un trabajador con el salario mínimo de 59 pesos con 82 centavos recibe 358 pesos con 92 centavos por semana. En cambio, un regidor

-por citar un ejemplo, de Reynosa- recibe 10 mil 385 pesos por semana, además de otra clase de percepciones económicas.

Esto quiere decir que en todo un año un trabajador gana 30 mil 63 pesos con 84 centavos, mientras que un regidor se embolsa 540 mil pesos en el mismo lapso (más compensaciones, aguinaldos y otros beneficios), cantidad que es 18 veces mayor a la de un jornalero.

Los 21 regidores que tiene Reynosa -uno de los Cabildos más caros de Tamaulipas-, representan un gasto mensual de 11 millones 340 mil pesos que la ciudad que por trienio representan 34 millones 20 mil pesos, solamente en salario base.

“Se debe poner un hasta aquí”

Al comparar la situación que existen en Estados Unidos, se puede ver que, por ejemplo, en Pharr, Texas, solamente existen seis regidores, los cuales poseen un sueldo honorario de 300 dólares por mes (3 mil 600 pesos).

“Y todavía hay que considerar que al salario nuestro se le rebajan las taxas (impuestos). El cheque mío es como de 130 dólares cada dos semanas. Al día mi salario es de 21 dólares aproximadamente, pero nosotros lo hacemos desinteresadamente por la ciudad, para servir a la comunidad”, reveló óscar Elizondo, edil texano.

Este regidor texano reconoció que “es mejor vivir en Reynosa… Yo oí que si allá eres presidente municipal o regidor ya eres millonario”.

Por su parte, el vicepresidente regional calificó de “exagerado el sueldo” de los ediles tamaulipecos.

“Tan sólo en Ciudad Victoria ganan de 30 mil pesos para arriba, un promedio de mil pesos diarios. Aquí en la confederación estamos atentos a eso, en ver cómo anda el asunto y cuando nos dimos cuenta de lo mucho que ganan, dijimos ¡ah caray!, entonces sí les costea.

“Ellos aseguran mil pesos diarios pero por hacer no sé qué, pues les hace falta trabajar en el tema de la seguridad y otros rubros como la pobreza”, añadió.

El entrevistado recordó que muchos de estos funcionarios ni siquiera asisten a las sesiones de Cabildo y mucho menos sacan adelante leyes importantes para sus comunidades.

“No están ahí por convicción ni porque realmente quieran hacer cumplir todas las promesas de campaña, porque ahí los ponen de un partido político u de otro; sin embargo, hay cosas en las que se comprometió el alcalde y tienen que buscar que las haga cumplir”, insistió.

Acerca de la regidora de Nuevo Laredo, Perla Karina López, quien recientemente anunció que renunciaría a su puesto para darle el cargo a su propio padre, este jurista dijo que es muy común que eso suceda.

“Dejan al marido, al padre o al primo, que estaban de suplentes. Y ahí se la pasan… Y dicen, ahorita no puedo, pero pon a mi hija y ya para cuando yo termine este jale ya que renuncie mi hija o mi esposa o mi primo o mi cuñado, quien sea, yo voy de suplente y luego puedo entrar como titular, una vez que ya pueda hacerlo legalmente”, ilustró.

Opacidad en partidos

El también abogado por la Universidad Autónoma de Tamaulipas (UAT), lamentó que no exista voluntad de los partidos políticos para regular el número de integrantes de un Cabildo o sus percepciones económicas.

–¿Por qué no se hace un tope salarial en las regidurías?

“¿Ustedes creen que les convenga?”, respondió Jiménez Amaya.

Agregó que si realmente quieren servir al pueblo y demostrarlo, deben donar su sueldo para obras públicas.

“Para mí todos esos que ocupan puestos públicos ya tienen su futuro económico asegurado, no necesitan del dinero ni del puesto para servir, pero no es un secreto que con el buen puesto que ocupan, aparte del buen salario que perciben, hacen negocios por las relaciones que ahí crean.

“Yo he visto que los de Ciudad Madero han andado en alrededor de 40 mil pesos mensuales y aquí en Victoria en alrededor de 30 mil”, fustigó.

El vicepresidente del Conaam advirtió que mientras no exista un techo salarial en las comunas de Tamaulipas, se seguirán fugando grandes cantidades de dinero que proceden del los impuestos.

“Yo nada más quisiera saber qué hacen y a quién le rinden cuentas; para empezar ahí estamos mal”, sentenció.

Además están los que prefieren vivir incluso en otras ciudades a las que se supone están representando.

“Ahí en la frontera eso es muy socorrido porque ellos ganan mucho dinero y allá en el otro lado quien gane un promedio de 400 a 500 dólares a la semana ya la hizo; con la mano en la cintura se van al otro lado”, lamentó Jiménez Amaya.

A inicios del año 2011, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declararon inconstitucional el decreto del Congreso de Tamaulipas que establecía rangos de salarios para síndicos y regidores de los 43 Ayuntamientos de la entidad, por argumentar que “se violenta la autonomía de los municipios”.

La única condición que fija el Artículo 127 de la Constitución establece que ningún funcionario puede ganar más que el presidente ni que su superior jerárquico.

Sin transparencia ni rendición de cuentas

José Alfredo Castro Olguín, quien fue regidor entre 2002 y 2004, opinó que este tipo de empleados municipales “deben de ganar una cantidad que sea suficiente para poder llevar a cabo sus obligaciones y sus responsabilidades; sin embargo, los sueldos tienen que ser acordes a la economía del Estado”.

El también presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Reynosa, dijo que no se sabe a ciencia cierta cuánto gana un regidor, dado que esos datos no están transparentados por completo.

“La Ley Estatal de Transparencia y de Acceso a la Información Pública establece que los Ayuntamientos deben de informar a la ciudadanía a través de su portal de Internet los sueldos completos, pero en la página del Ayuntamiento de Reynosa sólo se establece el salario, pero no las compensaciones que sabemos que éstas son extra al salario”, dijo.

Castro Olguín reveló que el asunto de las compensaciones obedece a una estrategia para no pagar impuestos, contraviniendo la ley el mismo gobierno.

“En los Ayuntamientos de Tamaulipas lo que se hace malamente es otorgarles una compensación para que no se les descuente el ISR (Impuesto Sobre la Renta), que ese dinero no sea sujeto de impuestos y eso es una evasión fiscal.

“Creo que debe establecerse un monto total de salarios y que ahí se les descuente lo que establece la ley, pero que sea transparente, que sea una cantidad a la vista de todos y que no se usen para manipular las cosas.

“Otros exalcaldes, como Francisco García Cabeza de Vaca, utilizaban esas compensaciones para presionar a los regidores para que votaran a favor de él, para que fueran de su grupo; a algunos de ellos les quitaron las compensaciones. Es decir, lo de las compensaciones es una figura que se utiliza a la discreción de los alcaldes, se evade el fisco y aparte se engaña a la población. Dice una cosa la página de Internet y en realidad ganan más los integrantes del Cabildo”, denunció.

El dirigente perredista recordó que cuando fue regidor entró percibiendo 30 mil pesos mensuales y terminó su gestión en los 37 mil, ya con las citadas compensaciones.

El balance

Lo regidores de Tamaulipas no tienen un horario fijo ni tampoco hay amonestaciones para los faltistas, además de que no evalúa la productividad en el cargo que desempeñan.

En el caso de Tampico, el Cabildo está integrado por 14 regidores panistas, cuatro priistas y el resto corresponden al Partido Verde, PRD y Nueva Alianza. Son 21 en total que cobran hasta 36 mil pesos mensuales y ninguno ha logrado hasta el momento la aprobación de un reglamento.

Mientras tanto en Ciudad Madero, el Cabildo se ha caracterizado por ausentismos y controversias, más que por propuestas en beneficio de la ciudadanía.

Luego de reconocer que los regidores gozan de “permiso especial” para no asistir a sus labores, la Dirección de Finanzas de esa ciudad anunció que realizaría una investigación que no ha dado resultados.

Incluso el alcalde maderense, Jaime Turrubiates, señaló que “no tiene caso” dar a conocer los sueldos de los regidores.

En el sitio de Internet del citado Ayuntamiento se informa que los 21 ediles reciben mensualmente 20 mil 700 pesos.

En Altamira los integrantes del Cabildo ganan 36 mil pesos mensuales. El tesorero municipal, Mauro Rivera, reveló que la mayor erogación del Ayuntamiento porteño tiene que ver con el pago a los funcionarios del Cabildo, gastos que están muy por encima de los servicios de luz, agua y gasolina.

Por su lado, Gorgonio Carreón, dirigente municipal del PRI Altamira, calificó de “indolentes y caprichosos” a los regidores de su partido, pues “no han aportado la cuota” del cinco por ciento de su salario como lo marca el reglamento interno.

Se buscó hablar con el secretario del Ayuntamiento altamirense, Sergio Castillo Padilla, para preguntarle cuánto ganan los funcionarios de ese nivel, pero al cierre de esta edición no se ha obtenido ninguna respuesta.

Palabras mayores

En el caso de Ciudad Victoria, Raúl Yépez López, militante del Partido del Trabajo (PT), propuso instalar un reloj checador que registre la asistencia diaria de los 21 regidores del Ayuntamiento, al final la idea se quedó sólo en palabras.

En cuanto al municipio de Matamoros, el Ayuntamiento no publica en su sitio oficial ningún dato sobre los salarios de sus trabajadores.

En el portal de Internet de Nuevo Laredo se informa que los integrantes del Cabildo perciben 27 mil pesos; sin embargo, por otras compensaciones esta cantidad se eleva a 34 mil pesos.

Considerando los datos proporcionados por los mismos Ayuntamientos en sus portales de Internet, se puede ver que los 147 regidores de las siete ciudades con más habitantes de Tamaulipas representan un gasto de 4 millones 648 mil 518 pesos mensuales que por trienio, se convierten en 167 millones 346 mil 648 pesos sin contemplar otras percepciones.