Autor:

Desde hace más de diez años existe la recomendación por parte de Protección Civil del estado de desalojar a los habitantes de los edificios de la Etapa III de la colonia Infonavit, en Chilpancingo, sin que hasta el momento se haya hecho efectiva por ninguna autoridad competente, mientras 130 familias viven con el temor angustiante de presenciar el derrumbe, en cualquier momento, de sus viviendas
 
Juan Carlos G. Alarcón
La Unidad Habitacional del Infonavit Héroes de Guerrero, en Chilpancingo, fue construida en etapas desde 1978, con un total de 46 inmuebles de cinco niveles y diez departamentos cada uno. Cuenta con una población total aproximada de cuatro mil habitantes. Existe el antecedente de que 34 edificaciones han presentado un comportamiento inadecuado, manifestándose en desplomes, asentamientos diferenciales y fisuras en los muros de carga.
La colonia Infonavit se ubica al sureste de Chilpancingo, cimentada sobre terreno de baja rigidez, en lomas de pendiente suave, se clasifica dentro del grupo “B” (según el Reglamento de Construcciones para el municipio de Chilpancingo de los Bravo), zona de terreno tipo II, formado principalmente por arcillas expansivas.
El municipio de Chilpancingo de los Bravo, perteneciente a la región Centro del estado, se encuentra en la zona sísmica “D”, expuesta a un nivel de riesgo sísmico severo donde han ocurrido con frecuencia grandes temblores y las aceleraciones del terreno que se esperan en próximos meses y años pueden ser superiores al 70 por ciento de la aceleración de la gravedad, de acuerdo al Manual de Obras Civiles de la Comisión Federal de Electricidad.
Añeja ALERTA DE RIESGO
El 17 de febrero de 2000, el entonces director general de Protección Civil en el estado, Gustavo Piña Lagunes, en oficio número DGPC/115/2000, envió a los condóminos del Edificio 8 del Conjunto Habitacional Infonavit, un oficio en el que  les informa del resultado de la evaluación de que los técnicos en estructuras: “Existen grietas en los muros de mampostería, ubicados en las esquinas del departamento; el edificio presenta un desplome en la esquina izquierda, generando un desplazamiento hacia el edificio contiguo; la capacidad de resistencia ante una fuerza lateral es menor a la requerida en la normatividad; el inmueble puede clasificarse como de alto riesgo, debiendo ser desalojado”.
El 18 de abril del mismo año,  nuevamente los colonos de Infonavit recibieron respuesta del entonces director de Protección Civil estatal, Gustavo Piña Lagunes, quien les informó del estudio realizado, en esta ocasión, al edificio 7 de la Tercera Etapa: “Existen grietas en las esquinas de los departamentos con espesor máximo de 2 milímetros de piso a techo, así como desprendimiento del recubrimiento a causa de la humedad generada por lluvias y fugas en la tubería de agua potable y drenaje.
“En las losas de cinco departamentos, se aprecia que el acero de refuerzo está oxidado, donde el pequeño recubrimiento existente fue destruido por la humedad. El edificio tiene un desplome por un ligero asentamiento, localizado en su parte derecha, generando un desplazamiento hacia el edificio contiguo, esto ha provocado la presencia de grietas en el sistema de piso de varios departamentos”.
De acuerdo a los resultados obtenidos por el método simplificado en un edificio con dimensiones similares a éste, sentencia el funcionario estatal, la capacidad resistente ante una fuerza lateral es menor a la requerida en la normatividad, por lo cual y de acuerdo a los daños existentes, “el inmueble se clasifica como de alto riesgo, debiendo ser desalojado”.
 

INDIFERENCIA DEL INFONAVIT

 
El 6 de junio de 2000, el entonces director general de Protección Civil estatal, Gustavo Piña Lagunes, en oficio número DSPC/236/00, le advierte al representante del Infonavit-Guerrero, Ricardo Villalpando Ochoa que, “no solamente los condóminos del edificio 8, sino otros del Conjunto Habitacional de referencia han solicitado el apoyo técnico de la dependencia a mi cargo, del Colegio de Ingenieros Civiles del Estado e incluso del Centro Nacional de Prevención de Desastres, con objeto de evaluar la seguridad estructural de los edificios en que viven”.
“El resultado de los dictámenes elaborados es similar, asegura en el documento el funcionario estatal que, “el edificio de referencia representa un riesgo estructural para sus habitantes”.
 

LA LEY EN EL OLVIDO

 
Los funcionarios en turno, desde el año 2000, ignoraron la Ley del Sistema Estatal de Protección Civil, que reza: “…Garantizar la mejor prevención, planeación, seguridad de la población y su entorno ante situaciones de desastre, incorporando la participación de la sociedad y los interesados ( ); disminuir la incidencia de desastres, evitar, controlar los daños que provoquen los desastres, cuidando la vida y la salud de los ciudadanos, así como su patrimonio (); y Proteger a la sociedad ante posibles desastres provocados por agentes naturales o humanos a través de programas y acciones que reduzcan los riesgos a las personas, la pérdida de vidas humanas, la destrucción de bienes y el daño a la naturaleza…”.
ESTUDIOS RECIENTES
El 10 de junio de 2009 vecinos de la Tercera Etapa de la Unidad Habitacional Infonavit solicitaron la intervención de las autoridades de Protección Civil Estatal. El 26 de agosto de ese año, la subsecretaria de Protección Civil, Nubia Rommy Sáyago, en oficio número SPC/TI/328/09, les informó: “De la inspección realizada el día 16 y 18 de julio del año en curso a las instalaciones ubicadas en la colonia Héroes de Guerrero-Infonavit, se obtuvo que el momento resistente de la mayoría de los muros es menor que el actuante, siendo los muros centrales en ambos sentidos los más críticos”.
“Considerando un espesor de cinco centímetros de las piezas de block hueco que compone los muros del inmueble, la fuerza cortante resistida por el acero de refuerzo horizontal es menor que la actuante. Se revisaron los estados límites de falla y de servicio determinándose que éstos ponen en peligro la estabilidad de la construcción, las condiciones estructurales actuales que presentan los inmuebles ponen en riesgo la integridad física de sus habitantes”.
La entonces subsecretaria de Protección Civil del gobierno de Guerrero, Nubia Sáyago, concluyó que, “las características estructurales y el grado de deterioro que presentan los edificios de la etapa III del fraccionamiento Infonavit, los hace vulnerables ante la presencia de un sismo de mayor magnitud en la zona, poniendo en riesgo la integridad física de sus habitantes, por lo que es urgente realizar un programa de mantenimiento correctivo, así como un proyecto de reforzamiento para cumplir con los estados límites de falla y de servicio”.
Nubia Sáyago recomienda: “Implementar un sistema de señalización sobre Protección Civil, de acuerdo a la NOM-003-SEGOB/2002, y a las características de sus riesgos, vulnerabilidad y concentración de personas, así como formar una Unidad Interna de Protección Civil en cada edificio mediante un acta constitutiva, la cual estará conformada por cuatro brigadas básicas: primeros auxilios, prevención y control de incendios, búsqueda y rescate, y evacuación, debiendo existir un brigadista por cada diez personas y realizar simulacros de sismos e incendios al menos cada tres meses en los que participen todos los habitantes; y mantener libres de obstáculos pasillo y circulaciones; retirar los recipientes de almacenamiento de agua, macetas y objetos que obstruyan la circulación en la escalera; reparar sus barandales”.
Dicha información fue turnada a los entonces secretario de Seguridad Pública y Protección Civil, Juan Salinas Altés, secretaria Particular del gobernador Zeferino Torreblanca Galindo, Magaly Salinas Serna, secretario de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del gobierno del estado, Guillermo Torres Madrid, presidente municipal de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, encargado del Infonavit-Guerrero, Rogelio Mejía Valadez, director general de Invisur, David Elbjror Trani, director de Protección Civil municipal, César Mayares Salvador, subdirector de Normatividad de la subsecretaría de Protección Civil, Leocadio Nieto Apreza.
 

DICTAMEN de PROTECCIÓN CIVIL

 
CONTRALÍNEA GUERRERO logró tener acceso al Dictamen Técnico de la subsecretaría de Protección Civil del gobierno del estado, SPC/TI/257/09, de fecha 17 de julio de 2009, en el que se presentan los “resultados del análisis estructural considerando las características geométricas de la planta tipo de los edificios de la Etapa III, mediante un modelo matemático empleando el programa de análisis estructural sap2000”.
Dicho estudio había sido ocultado desde 2009 a los colonos de Infonavit por la expresidenta de la Unidad Habitacional, Hilda Ocampo.
El dictamen especifica que, “en los muros se presentan grietas que varían de 2 a 4 milímetros de espesor, los cuales reducen su resistencia, ya que atraviesan ambas caras de los muros en forma diagonal ocasionados por tensión y asentamientos irregulares del terreno, este daño se observa en la mayoría de los departamentos.
“Existen grietas de 1 a 3mm en los marcos de las puertas y ventanas; en la losa de entrepiso se observan grietas de 1 a 3mm de espesor que recorren parte de la superficie misma; existen algunos departamentos donde la losa presenta flechamiento en el centro de los cuartos y se presentan vibraciones al caminar en ellas en departamentos superiores, la losa de azotea presenta fuerte agrietamiento en su superficie y en la unión con los muros, existe exposición del acero de refuerzo en las losas de azotea y en las de entrepiso en el área de sanitario y cuarto de servicio. 
“Los edificios presentan asentamientos diferenciales, el cubo de las escaleras presenta asentamiento, manifestándose en los escalones, los cuales están desnivelados con respecto a la losa en los diferentes niveles de los edificios, las trabes del cubo de escaleras presentan corrosión y desconchamiento de concreto.
“Existe humedad en la losa del área de sanitarios y cuartos de servicio de los departamentos de todos los edificios, provocando que el desprendimiento del tirol y la pintura, así como desconchamiento del concreto de la losa debilitando su resistencia. La loseta presenta grietas y piezas levantadas debido a la humedad y asentamientos del edificio.
“Los muros perimetrales presentan humedad y levantamiento de recubrimiento, el recubrimiento de mortero de adorno en la unión de la losa con la trabe presenta desprendimiento y algunas partes ya han colapsado poniendo en riesgo a las personas que transitan por los pasillos y banquetas que están pegadas a la pared.
“Las banquetas perimetrales a los edificios presentan agrietamientos y emersiones, existe una barda de retención de talud con fuertes agrietamientos, los tubos de bajadas de aguas negras ya están fracturados y rotos, lo cual provoca que se humedezca la pared del área de sanitarios y cuartos de servicio, y existen plantas que han crecido cerca de los tubos de drenaje pegados a los muros debido a la humedad existente en ellos”.
 

INDIFERENCIA DE AUTORIDADES

 
La señora Matilde Hernández Gómez, en entrevista dijo que el pasado 20 de agosto los colonos de la Etapa III del Infonavit se reunieron en el Área del Estacionamiento de los Edificios 12 y 13, para dar a conocer la protocolización del Acta número 50,450 Vol. 79, celebrada ante el Notario Público número uno, Juan Pablo Leyva y Córdova el día 17 de agosto del año en curso, donde queda registrado el Comité Pro-construcción de la Tercera Etapa de la Colonia Infonavit, del que ella es secretaria.
A la reunión fue invitado el investigador Roberto Arroyo Matus, premio nacional de Protección Civil, a quien le solicitaron realizar estudios estructurales de los edificios para presentárselos al gobernador, Ángel Aguirre Rivero, con quien se reunirían, comenta Matilde Hernández Gómez, el lunes 29 de agosto.
La secretaria del Comité Pro-reconstrucción de la Tercera Etapa del Infonavit, Matilde Hernández, cuenta que Arroyo Matus dijo que “un estudio completo tarda aproximadamente un mes por cada edificio, sin embargo aquí se llevará acabo una técnica neozelandesa de evaluación rápida de estructuras, misma que ha sido aplicada en la capital del país, después de los sismos de 1985, para ver la capacidad de respuesta remanente de los edificios y determinar si pueden o no ser habitados”.
Manifestó que el investigador Roberto Arroyo Matus pidió “tener mucha fe en Dios ya que los trabajos de investigación que fueron realizados en el área de la Colonia Infonavit por parte del profesor Román Isidro Alvarado de la Universidad Autónoma de Guerrero, datan del año de 1992, en donde fueron detectados problemas tanto en el suelo como en las estructuras de las edificaciones”.
 

Habla EL DELEGADO DEL INFONAVIT

 
La dirigente de los colonos, Matilde Hernández Gómez, reveló que el delegado del Infonavit-Guerrero, Guillermo Silva Domínguez los visitó en compañía del alcalde de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, el 6 de julio pasado. Entonces, el delegado aceptó –según consta en un video en poder de CONTRALÍNEA GUERRERO-  que “hay al menos tres edificios que se aprecian con daños y deterioros” y anticipó que “en quince días a más tardar” estarían los resultados del estudio para dar una solución definitiva.
Matilde Hernández recuerda que Silva Domínguez les dijo a los colonos que, “nosotros somos una empresa responsable, socialmente humanitaria”, por lo que se comprometió que vendrían a hacer un estudio y que nos tendría la respuesta a la mayor brevedad.  Pero a más de un mes de asumir aquel compromiso es la hora en que no ha cumplido, acota la líder Matilde Hernández. 
En espera del gobernador
Ante esa situación, solicitaron audiencia con el gobernador, explica la señora Matilde Hernández y el subsecretario de Desarrollo Político del gobierno del estado, Víctor Aguirre Alcaide, nos dijo sería el 10 de agosto, pero dieron nueva fecha el 29 de agosto, que no estaba confirmada.
 Advirtió que antes de emprender acciones de protesta, esperarán la audiencia con el gobernador, tenemos mucha confianza en Ángel Aguirre Rivero, porque sabemos que es una persona muy humana, que ayuda a todo mundo.
 

EL SENTIR DE los COLONOS

 
La señora Lourdes García Gutiérrez, habitante del edificio ocho expresa que cuando estuvo el delegado del Infonavit y el presidente municipal de Chilpancingo, Héctor Astudillo Flores, éste le preguntó al delegado, que en qué consistía el apoyo que solicitaba por parte del Ayuntamiento, y el delegado le manifestó que en caso de desalojo apoyaran a los colonos con camionetas para la mudanza y que querían un terreno para reubicarnos, entonces el alcalde le dijo que no había ningún problema, que contara con ese apoyo cuando lo requirieran.
“Y recuerdo perfectamente, relata la vocal del Comité del Infonavit, Lourdes García, que el delegado le dijo al alcalde que el Infonavit contaba con suficientes recursos para este tipo de problemas, y ahora ya no dicen nada de eso, primero dijeron que sí había dinero y ahora dicen que no, ellos mismos se contradicen”.
El profesor Ulises Camacho Serna, del edificio 8 de la Tercera Etapa del Infonavit, confiesa que “los vecinos estamos decididos a tomar medidas drásticas si no nos hacen caso, si continúan las autoridades con sus evasivas, pues lo único que nos dicen es espérense, se van a hacer estudios, pero no nos dan solución, y la verdad ya nos estamos cansando”.
Carlos Basilio Acosta, del edificio 7, comenta que “estamos desesperados, porque hemos hecho gestiones ante las autoridades competentes, y hasta la fecha no hemos recibido ninguna respuesta satisfactoria, únicamente dan largas al asunto. Han venido autoridades del Infonavit, del municipio y del gobierno del estado, puntualiza, y sólo dicen que esperemos el dictamen del estudio a los edificios”.
“El gobernador ha declarado que va a dar el apoyo a la colonia. Y estamos confiados en que lo haga. Habito aquí desde hace quince años. Y el problema se agudizó hace más de diez. El estudio que tenemos de Protección Civil del Estado, desde el año 2000, firmado por el entonces director de esa dependencia, Gustavo Piña Lagunas, especifica que los edificios son inhabitables y deben ser desalojados.
 

MINUTA DE ACUERDO 

 
El 9 de agosto se instaló una mesa de trabajo en la sala de juntas de la Secretaría General de Gobierno, entre Infonavit-Guerrero, subsecretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas del gobierno del estado, subsecretaría de Protección Civil, Ayuntamiento de Chilpancingo y colonos de Infonavit, en la que se acordó: “Desalojar y reubicar de los habitantes de la Etapa III, para los cuales los tres niveles de gobierno valorarán las aportaciones correspondientes para el pago de la renta mediante una justipreciación que determine el pago a los 68 propietarios que actualmente habitan los departamentos.
“El gobierno del estado, a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Obras Públicas firmará un convenio con la Universidad Autónoma de Guerrero para que sea ésta la que realice los estudios de mecánica de suelos en coordinación con los especialista del Infonavit para que sean avalados, en los edificios de unidad habitacional Héroes de Guerrero Etapa III”.
Firmaron la Minuta el subsecretario de Obras Públicas, Carlos Arcos Catalán, el subsecretario de Protección Civil, Eutimio Rodríguez Maganda, por el INFONAVIT-Guerrero, el delegado regional del Infonavit-Guerrero, Guillermo Silva Domínguez, el gerente jurídico, Juan Antonio Viveros Rosas, el gerente técnico, Gildardo Ramos Acevedo, el secretario del presidente municipal, Marco César Armenta Adame y el director de Obras municipales, Jorge García González, y por los colonos del Infonavit, María del Carmen Ocampo Bravo, Margarita Salinas Terrazas y Lorena Niño Ignacio.

 

Comments

comments